Archivos para José Antonio Monago

El retorno

cercadelasretamas —  agosto 24, 2014 — Deja un comentario

Tras casi un mes sin actualizar mi sitio en la red, y esperando los acontecimientos que nos acechan, unas pequeñas sobre algunas cuestiones.

Reforma de la ley electoral. El Partido Popular pretende reformar la ley electoral para que sean alcaldes los números 1 de las listas más votadas. Tal como está vendiendo el PP y su coro mediático (todos los “medios convencionales”, no se olvide), no se trata de una reforma. Se trata, pura y simplemente, de un golpe de estado. Así, sin más. Y así debería denunciarlo por dignidad política el principal partido de la oposición… de momento.

Ley de la Guardia Civil. Con unas mínimas, escasísimas referencias en los medios (otra vez “los medios”), son las redes sociales, especialmente twitter, las que están poniendo de manifiesto las denuncias de muchos oficiales que se sienten vejados y maltratados. Me parece inaudito que sea el Partido Popular, la derecha, la que esté provocando la indignación (el malestar ya lo dejaron atrás) de tantos miembros de la Guardia Civil, hasta el punto de que cada vez sean más los que pidan abiertamente su desmilitarización.

Fuerzas Armadas. La publicación de la novela “Un paso al frente”, del Teniente Gonzalo Segura, actualmente en arresto y con previsiones de condena que le llevaría a ser expulsado del Ejército, y el caso de la Capitán Zaida Cantera, han sido los catalizadores de una situación en los Ejércitos impensable, hasta el punto de que se ha constituido un círculo de Podemos en el que, al parecer, son ya más de 4.000 los militares que apoyan reivindicaciones de limpieza de casta, de reconocimiento de derechos (ciudadanos de uniforme). Que sea la derecha la que esté haciendo visibles estas cuestiones no deja de ser sintomático.

Salida de la crisis. Dice Mariano Rajoy y repiten sus loros que estamos en la salida de la crisis. En realidad, debería decir que están. Porque los datos, los datos reales, los que van desde el INE a Eurostat dicen lo contrario. Vender como éxito la bajada, mìnima, de los índices de paro, cuando en los dos últimos años la emigración ha exiliados a más de un millón de españoles no es sino el reflejo de la maldad intrínseca del Partido Popular, de su sociopatía.

Extremadura. No sé si en algún momento en el último año el capataz de Iván Redondo, José Antonio Monago, dijo que en 2014 no se concederían medallas de Extremadura. El caso es que a esta fecha no encuentro en la red referencias a quiénes, personas o entidades, se haya acordado entregar la medalla de Extremadura 2014. Eso sí, este año, otra vez, se celebrará una gala que cuesta 100.000.000 pesetas para mayor gloria del capataz de Iván, un capricho propagandístico que resultaría cómico si no fuera, directamente, vergonzoso. Ah, y los tres palmeros de Izquierda Unida aplaudiendo a rabiar a Monago, y, sobre todo, a Ivancito.

Cáceres. En pocas fechas darán comienzo dos obras públicas (la alcalsenadora Elena Nevado está ansiosa porque se crean los cacereños que ha hecho algo durante su ¿mandato?) que pueden colapsar el centro de la ciudad. Es más que probable que los cálculos de tener las obras a punto de caramelo de las elecciones sufran algún retraso no se cumplan, y, sobre todo, que no hayan calculado, ni por asomo, las molestias que unas obras, especialmente las del parking del Múltiples, pueden causar. Es de esperar que la oposición sepa gestionar estas molestias.

Vale.

Cada año, cuando el Gobierno de la Nación presenta al Congreso el proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado para el ejercicio económico siguiente, los partidos políticos, los agentes sociales y, a veces, los medios de comunicación regionales analizan el proyecto y determinan si beneficia o perjudica los intereses de un territorio o de un colectivo social o económico.

En el proyecto para 2014 de los PGE se incluye la previsión de que a 31 de diciembre del año próximo el número máximo de efectivos de tropa y marinería de las Fuerzas Armadas será de 79.000. Es decir, disminuye en 1.000 respecto al presupuesto de 2013. O como dirían desde el gobierno, con el cínico e hipócrita neolenguaje que utilizan, el Estado se ahorrará pagar a 1.000 soldados. Un ahorro no, un recorte.

¿Qué sucede si analizamos el dato desde la perspectiva regionalizada? ¿Qué sucede si lo analizamos desde Extremadura, desde Cáceres? Sin duda, es una muy mala noticia.

Cuando en estos momentos el Ejército de Tierra se halla inmerso en la planificación de profundos cambios (Brigadas Polivalentes, estructura de la enseñanza militar), la pervivencia del Acuartelamiento de Santa Ana sigue en la misma incertidumbre (esquirla más, esquirla menos) que tenía en marzo de 2012. Que en octubre de 2013 se incorpore un ciclo de nuevos soldados no es más que una esquirla, un pequeño diente en la incertidumbre. Positivo, pero en ningún caso definitivo.

El proyecto de PGE 2014 parece ser que incluye la previsión de reposición de un máximo del 10% para cubrir bajas en las plantillas de funcionarios. Este máximo del 10% de reposición no afecta, no es de aplicación a nuevas convocatorias de soldados profesionales, que se realizarán, si se hacen a lo largo de 2014, en función del número máximo de efectivos que fija la Disposición Adicional correspondiente. Y siempre que el Ministerio de Hacienda autorice al de Defensa.

Por ello, la incertidumbre que se cierne desde que gobierna el Partido Popular sobre el futuro del CEFOT 1, del Acuartelamiento de Santa Ana, de Cáceres, sigue siendo la misma. Esfuerzos y gestiones (muy acertadas, por otra parte) en el seno del Ejército, dependen de decisiones políticas y económicas.

Las económicas ya las conocemos: un recorte de 1.000 efectivos de tropa y marinería que merma considerablemente las perspectivas de nuevas plazas de alumnos para los Centros de Formación. Además de otros recortes que los diversos capítulos del presupuesto, como pueden ser los de mantenimiento de la infraestructura y gastos corrientes.

Las políticas, desde Cáceres, desde Extremadura, también las conocemos ya.

Mientras que la Academia General Básica de Suboficiales, en Talarn, que cayó en el mismo saco de la incertidumbre que el CEFOT 1, en el mismo marzo de 2012, ya se sabe que continuará, por la decisión política tomada por el Ministro de Defensa a comienzos de julio de 2013, en Cáceres seguimos igual.

Mientras que en Talarn (Lleida, Catalunya), además de la continuidad del uso militar de la AGBS está garantizada y existe un proyecto civil, www.ecosed.es, que se plantea para dar contenido durante todo el año a las instalaciones militares y gestiona la formalización de un consorcio con los ayuntamientos de la zona, con la Generalitat y con el propio Ministerio de Defensa, en Cáceres una pancarta, vergonzante, cuelga del balcón del Ayuntamiento. Vergonzante porque detrás de la pancarta está el despacho de la alcasenadora Elena Nevado, que ha demostrado en este asunto que no está capacitada para defender los intereses de la ciudad, ni desde ese despacho ni desde el escaño de senadora en Madrid.

La incompetencia en este asunto del Acuartelamiento de Santa Ana de la alcasenadora Nevado se ve muy bien acompañada por el silencio, el mutismo, de Carlos Floriano, portavoz del Partido Popular para toda suerte de chascarrillos y justificaciones diferidas, pero mudo en la defensa de los intereses de la circunscripción electoral que le dio el escaño en el Congreso.

Claro, que la incompetencia de la alcasenadora Nevado y el mutismo vergonzante de Carlos Floriano tienen un acompañamiento fundamental, sin el cual no estarían tan tranquilos abandonando a su suerte a la instalación militar. El silencio de José Antonio Monago, que, como se trata de un asunto de la provincia de Cáceres, de la capital cacereña, a él ni le va ni le viene. Si el asunto afectara a Badajoz, a Mérida, otra gallo cantaría, pero como es un asunto local el otras veces gallo (gallito) Monago, permanece afónico. También pudiera ocurrir que su Jefe de Prensa y Propaganda no encuentre el punto redondo en el marketing falseador para el asunto.

Ahora comienza el debate presupuestario, ahora es cuando al Partido Popular le corresponde garantizar, presupuestariamente, la continuidad del Acuartelamiento de Santa Ana. Pero puede suceder como en diciembre de 2012, cuando los senadores por la provincia de Cáceres, Elena Nevado, Diego Sánchez Duque y Alberto Casero (el ínclito alcalde de Trujillo) votaron en contra de la continuidad de Santa Ana. Y se quedaron tan frescos, porque nadie les pidió cuenta.

De la servil y seguidista Plataforma que al parecer existe, mejor no decir nada, porque para nada sirve.

Ya veremos en qué queda la reestructuración de la enseñanza militar, en qué quedan las infraestructuras destinadas a la enseñanza militar y cómo se desarrolla, en este asunto, la tramitación parlamentaria de los PGE 2014.

De momento, ya sabemos que cuando se tramitaron los de 2013 se produjeron flagrantes traiciones. Sería deseable que no se repitieran.

Vale.

En los años del “Ejpaña va bien”, se emitía anualmente la gala “Murcia, qué hermosa eres”, a mayor gloria de los dirigentes del Partido Popular, que pagaban cantidades astronómicas por un espectáculo hortera y cutre.

Ahora, cuando no hay ni un duro, ni capacidad de los dirigentes del Partido Popular para generarlo, en la Comunidad Autónoma de Extremadura, con 180.000 parados sin expectativas, el gobierno de los mejores se gasta 100 millones de las antiguas pesetas en una gala cuya única finalidad es la ensalzar la figura de Monago. La gala de los premios Pentación es un invento para que un político cuya capacidad de políglota es conocida universalmente, y que como todo el mundo sabe sería al único al que el excalde de Badajoz, Miguel Celdrán, le compraría una burra, pueda aparecer como un tipo culto, versado y cosmopolita.

La gala de 2013 de los PAC, Premios a los Amigos de Cimarro, se emitió en diferido por el UHF de TVE, y su audiencia ha sido de 167.000 espectadores, un éxito extraordinario. Vamos, que cada impacto publicitario ha costado a los extremeños, que no al docto y erudito José Antonio Monago, casi 4 euros, que en términos de marketing y publicidad haría que el autor de la campaña fuera fulminantemente despedido.

Gastarse un dinero que no hay para hacer creernos la vena cultural de un partido que no la tiene, cuando hay más parados en Extremadura que espectadores de toda España vieron (o tuvieron la tele encendida en el UHF, porque verla… a lo mejor no. Y oírla, quizá tampoco) la gala enlatada de los PCP, Premios a los Colegas de Pentación, es, sin duda, un despilfarro propio de dirigentes cuya única ideología es el postureo, y su única estrategia es el marketing, la publicidad y la propaganda aprendida en los años del Ministerio de Información y Turismo.

La estrategia del marketing se declara por sí misma cuanto más altisonantes son las declaraciones, cuando las palabras son más grandes, mucho más que las ideas, si es que hubiera alguna. La estrategia del marketing, seguida sin atisbo crítico por los mal llamados medios de comunicación, que son meros transmisores de los deseos del bwana Monago, lleva al punto de ensalzar la utilización, que no es novedosa en el Teatro Romano de Mérida, del mapping, y a ocultar una imagen que es la demostración palpable de la falta de respeto a la historia y a la cultura: la proyección sobre las columnas del monumento de la leyenda “Gobierno de Extremadura”. Eso es, sin duda, un atentado cultural, propio de incompetentes a los que la cultura, la historia y el respeto por ellas les trae sin cuidado.

La gala de la entrega de los Premios Ceres, a mayor gloria de José Antonio Monago, emitida enlatada por el UHF de la Televisión del régimen es un despilfarro económico, una bofetada a los parados de Extremadura y una demostración de que en épocas de crisis, a la derecha lo único que le importa y le guía en sus gobiernos es la publicidad y la propaganda. Que pretendan decir que eso es una inversión, además, es un insulto a la inteligencia.

Vale.

Cuando en el año 2012, durante el primer trimestre, se conoció la situación de cierre provisional de determinadas instalaciones militares (entre ellas, la Academia General Básica de Suboficiales, con sede en le pueblo ilerdense de Talarn, y el Centro de Formación de Tropa nº 1, de Cáceres), los movimientos políticos para evitar que aquellos cierres provisionales se convirtieran en cierres definitivos, han sido muy diferentes en las localidades afectadas. Mientras la comarca del Pallars y la Diputación leridana lideraron la reivindicación por el mantenimiento de la instalación militar, e implicaron en esas reivindicaciones, más o menos de buen grado, a la propia Generalitat de Catalunya, en Cáceres, los cargos públicos del Partido Popular, que copan todas las instituciones, se limitaron a un tímido suspiro. La alcasenadora de Cáceres, Elena Nevado promovió una desaparecida Plataforma para utilizarla de barricada. Y le ha dado resultados, aunque los buenos oficios de sus mandados en dicha plataforma se han visto neutralizados por la propia torpeza de la la alcasenadora. Lo del presidente del PP de Extremadura y de la Junta de Extremadura, José Antonio Monago, y lo del número 3 del PP nacional, Carlos Floriano, mejor no comentarlo. Están desaparecidos del asunto.

Los últimos datos y las últimas informaciones que conocemos dejan muy a las claras la nula capacidad política de los miembros del Partido Popular de Extremadura. Desde Elena Nevado a José Antonio Monago (Carlos J. Floriano bastante tiene con sus monólogos del club de la comedia).

El pasado 27 de junio, el Secretario de Estado de Defensa presentaba en la Comisión correspondiente del Senado el Informe PREPIDEF, el Plan de Racionalización y Ahorro de la Infraestructura de Defensa. En su comparecencia, recuérdese, el 27 de junio de 2013, y refiriéndose a la Academia de Suboficiales de Talarn (por la que se interesó un Senador) dijo:

“Lo que sí puedo decirle es que todas las preocupaciones que tiene usted en torno a la decisión que se pueda llegar a tomar algún día en el Talarn son preocupaciones que el Gobierno y el ministerio comparten. La comarca de Pallars es relevante para todos, como lo es para sus habitantes, pero crea que también lo es para el Ministerio de Defensa, que lleva muchos años allí instalado. Hoy, lamentablemente, no puedo darle una respuesta que le ayude a despejar en uno u otro sentido la duda. Este capítulo, que está contemplado en el Prepidef, tiene que ver con una reestructuración del marco de la enseñanza dentro del Ejército de Tierra. Es un marco muy complejo que no solo afecta al Talarn sino a otros muchos sitios, y está todavía en estos momentos en fase de elaboración. Por lo tanto, no habrá una decisión definitiva sobre él hasta que se informe o hasta que las magnitudes, desde el punto de vista económico y operativo del Prepidef se crucen con el diseño que, desde la perspectiva de la funcionalidad, haga el Ejército de Tierra sobre cómo estructurar su red de enseñanza.”

El jueves, 11 de julio, el ministro de Defensa, Pedro Morenés, anunció públicamente en la propia AGBS, adonde había acudido para la entrega de despachos a los nuevos sargentos, que la Academia continuará y a tiempo completo, no como unos meses por año, como ha venido sucediendo.

¿Quiere esto decir que ya está concluida la estructura de la red de enseñanza en el Ejército de Tierra y el ministro la conoce y no la hace pública para todos los demás centros implicados?

Claro que, antes, el viernes, 28 de junio (curiosamente, un día después de la Comisión de Defensa) el diario Segre (www.segre.com) publicaba que el ministro estaría presente el 11 de julio en la entrega de despachos citada, y también se afirmaba en la publicación que todo hacía pensar en la continuidad de la AGBS. ¿Cómo es posible que el SEDEF dijera no saber nada el viernes y el sábado un medio de comunicación ya se refería a la continuidad y a la fecha del anuncio de esa continuidad?

Por otra parte, el hilo conductor de toda la acción (?) política de la alcasenadora Nevado se basa en un postureo de enfrentamiento con el ministerio, que la ha llevado a plantear la reversión de lo que queda del Cuartel Infanta Isabel, con el aplauso rendido de unos medios de comunicación, más bien hojas parroquiales, afines ideológicamente a la derecha rancia y antigua del Partido Popular. Y la “retirada” del anuncio de venta de la página web del Invied ha sido tomado como una primera victoria. Pero el abandono del antiguo Cuartel es algo decidido, que figura, con presupuesto incluido y con previsión anual de ahorro también incluida en la web del Ministerio de Defensa http://www.defensa.gob.es/Galerias/gabinete/ficheros_docs/2013/13.06.27_Fichas_PREPIDEF_1.pdf

Mientras en el Pirineo ilerdense han conseguido lo que querían, el mantenimiento de la AGBS, en Cáceres, en Extremadura, seguimos todavía con el tic creado por Monago de amagar, lo que no deja de ser una pose, un postureo, sin resultados.

Mientras el ministro, sin que se conozca si el Ejército de Tierra ha terminado de diseñar la estructura de su red de enseñanza, donde están el Cefot de Cáceres y la AGBS de Talarn, anuncia la continuidad de la segunda, la alcasenadora, ignorante de las decisiones políticas que se toman en Castellana 109, se limita a ganar titulares de medios de ninguna trascendencia. Pero es lo que le interesa.

Otra cosa es que su política de aparante enfrentamiento con el ministerio dé algún resultado.

Vale.

Publica la prensa local de Cáceres hoy una información que, si no fuera cierta, parecería que se trata de una puñalada. Puñalada trapera. Y siendo, como parece, información cierta, sí, sí es una puñalada trapaera.

Se trata de la recurrente ubicación de la estación de ferrocarril de Cáceres, en otro tiempo, futura estación del AVE y ahora, parece, apeadero de un deshecho diesel que no quiere nadie. Y todo ello con la connivencia, la complicidad, el consentimiento del baladrón Monago. Y sus lacayos. Y lacayas.

Ante todo, debemos partir de algo que normalmente no se tiene en cuenta: Cáceres no puede tener AVE ni velocidad alta por ferrocarril… porque somos pocos. O lo que es lo mismo, solamente a un muy escaso número de cacereños les puede interesar la alta velocidad ferroviaria. Porque la población es la que es y la capacidad adquisitiva, también.

Pero Cáceres necesita la alta velocidad ferroviaria, ese medio de transporte que cuando se proyectó y ejecutó a Sevilla la derecha reaccionaria descalificó, torpedeó y criticó con todas sus fuerzas. Hoy, conversos de la alta velocidad, se esfuerzan en llevarla a donde les interesa, a ellos y a las grandes empresas que, sedientas, esperan la privatización, cuando estén terminadas las líneas y se las puedan quedar por cuatro céntimos.

Cáceres necesita que la alta velocidad llegue a la ciudad para que su atractivo turístico, indudable pero abandonado por el Partido Popular, se convierta en fin de trayecto para miles de visitantes. Y por ello, la ubicación de la estación es muy importante.

En el caso más desfavorable, la estación del AVE de Cáceres se planteó en la CN 521, antes de llegar a la Autovía de la Plata, en terrenos de doña Tatiana. Y con ser desfavorable, no lo sería tanto como la estación de Segovia, a la que se llega y desde ella no se ve nada. Sólo páramos castellanos. O no lo sería tanto como la de Guadalajara, ubicada en unos terrenos, qué casualidad, de la familia de Esperanza Aguirre. Para llegar a la ciudad hay que atravesar campos lejanos y verdes praderas. Y luego está Guadalajara. O la estación de Tarragona, que queda lejos, lejos, lejos.

Otra ubicación sería en la curva de Cabeza Rubia, al otro lado de la variante de la CN 630, a espaldas de los Centros Comerciales Carrefour y Ruta de la Plata. Fácilmente accesible, aunque distanciada para el peatón, el desembarco de los viajeros sería “en la misma ciudad”. Adif no quiere saber nada de esto.

La tercera solución que se planteó a lo largo del tiempo era mantener la ubicación actual, pero integrando el ferrocarril en la ciudad, esto es, soterrando las vías de entrada desde Madrid y salida hacia Mérida-Badajoz, para que Aldea Moret se convirtiera, por fin, en una parte de la ciudad de Cáceres.

Hoy, en la prensa local, leemos que a Adif (al Partido Popular, vamos) Aldea Moret se la suda. Ni integración del ferrocarril ni leches. Si los vecinos de Aldea Moret sólo pueden salir por el puente actual, que sigan saliendo por ahí, o que den la vuelta hasta salir a la carretera de Badajoz, por donde el quinto coño a la derecha.

En las últimas elecciones locales y autonómicas el Partido Popular también ganó en Aldea Moret. Hoy sabemos que, en venganza, condena a sus vecinos a permanecer, para siempre aislados, segregados. O, lo que es lo mismo, al Partido Popular, la cuenta de gastos para pagar los votos de los vecinos de Aldea Moret le sale a devolver.

En los próximos días asistiremos al recital de lugares comunes, de frases huecas, de la alcasenadora Nevado desmintiendo a los técnicos de Adif y diciendo que desde su trabajo en el Senado hace una gestión soterrada para beneficio de la ciudad.

¿Soterrada? Así tendría que ir toda la línea de ferrocarril, desde Macondo hasta casi el Cerro de los Romanos. Pero para gestionar ese soterramiento hace falta algo más que unas palabras huecas de la alcasenadora Elena Nevado o unas baladronadas de Jose Antonio Monago.

Lo que sí está claro es que los vecinos de Aldea Moret sólo tienen dos opciones: o seguir aguantando al partido que han votado y que ahora les devuelve el favor, o pedir la autodeterminación.

Vale.

Migajas

cercadelasretamas —  junio 5, 2013 — Deja un comentario

En el día de la fecha, El Periódico Extremadura daba cuenta de una Fundación, la creada por Tatiana Pérez de Guzman el Bueno y Seebacher, con alguna fotografía en la que aparece el presidente de la Junta de Extremadura, José Antonio Monago.

Leyendo la información, parece que a Cáceres, en cuyo término municipal la familia del Marquesado de Torre Arias y otros títulos de la nobleza del rango abolengo tiene importantes latifundios y propiedades, le ha tocado el gordo. Pero en realidad son sólo migajas.

La Marquesa de Torre Arias, fallecida en 2012, dejó un legado multimillonario, calculado, según algunas fuentes, en torno a los 500 millones de euros. Y conociendo los resultados del legado, vemos que Cáceres ha recibido grandes beneficios. O eso quieren dar a entender. Pero nada más lejos de la realidad.

El marquesado de Torre Arias, ahora Fundación Tatiana Pérez de Guzmán, tiene algunas pequeñas propiedades en Cáceres, ninguna de las cuales forman parte del legado. Esa Fundación es titular del Palacio de Los Golfines de Abajo, en el que, al parecer, existen bienes de importancia cultural importante que los cacereños nunca han conocido. Y, seguramente, no conocerán. Pero algunos hablan del legado de la marquesa como si fueran herederos. O se hacen fotos con el patronato de la fundación como si fueran herederos.

golfinesabajo

Palacio de Los Golfines de Abajo

El marquesado de Torre Arias, ahora la Fundación, es propietaria de la Casa de las Corchuelas, junto al nuevo barrio en leeenta construcción de Río Tinto. En el Plan General Municipal, esa casa y la parcela que la rodea ha recibidio un buen tratamiento, para convertirla en hotel. Seguramente de lujo. Fuera del alcance de los cacereños.

CORCHUELA

 

Ficha urbanística de la Casa de las Corchuelas

 

El marquesado de Torre Arias, ahora la Fundación, es propietaria del Caserío de los Arenales, que rehabílitó para convertirlo en hotel de lujo, y en cuyo proceso se olvidó que ese caserío fue un Campo de Prisioneros durante la guerra civil que siguió al golpe de estado del general bajito (https://cercadelasretamas.com/2007/02/10/de-campo-de-prisioneros-a-hotel-de-lujo/).

El marquesado de Torre Arias, ahora la Fundación, es propietaria de todos los terrenos, a derecha e izquierda de la Carretera Nacional 521, entre Cáceres y Malpartida de Cáceres, desde el final de Los Castellanos hasta el Caserío de los Arenales.

tatiana

C.N. 521 Cáceres-Malpartida de Cáceres.

Con todos estos bienes de la Fundación, el legado de Tatiana, con fotografía incluida de Monago, que llega a la ciudad de Cáceres es inmenso.

Igual que el que ha recibido Madrid, la alcaldesa Botella, que se ha encontrado con un regalo de una pequeña finca, localizable en cualquier mapa, con el número 551 de la Calle de Alcalá. Se trata de la Quinta de Torre Arias, un palacete rodeado de 13,5 Has, en el Parque del mismo nombre. Un regalo, una herencia socialista a la que la alcaldesa Ana Botella no ha hecho ascos ni se ha quejado. Ya sabemos que las herencias socialistas que recibe el Partido Popular son tan nefastas como esta que gestionó Enrique Tierno Galván.

Print - Maps

Quinta Torre Arias. C/ Alcalá, 551. Madrid

Mientras que la ciudad de Madrid recibe una fabulosa herencia, un fabuloso legado, a Cáceres no llega nada, porque viendo los estatutos y los fines de la Fundación, nada parece que vaya a llegar. Alguna beca, para, seguramente, algún ingeniero agrónomo de buena familia. Y poco más.

Vale.

Supongo que alguien se acordará lo bien que manejaba el franquismo la táctica de desviar la atención sacando a relucir cuando lo necesitaba el tema de Gibraltar, o lo bien que utiliza la dictadura marroquí Ceuta y Melilla cuando les vienen mal dadas en el interior.

En estos días, venimos asistiendo a una presunta batalla política sobre el déficit asimétrico o sobre aquello que José Antonio Monago, el capataz que la derecha tiene en la finca extremeña, quiere hacer valer sacando pecho con una reducción del déficit que ha conseguido no gastando en lo necesario (sanidad, educación) y poniendo la mano para recoger la cosecha que habían sembrado otros (el impuesto bancario) para reclamar no trato de favor si no que se castigue y mucho a Catalunya.

Porque Catalunya es el gran enemigo de Monago, que no de Extremadura, y lo enarbola como una bandera en la que se envuelve para hacer propaganda. Catalunya es para Monago lo mismo que Gibraltar para Franco.

Porque la realidad es que el Presidente de la Junta de Extremadura tiene un propagandista a sueldo para su uso personal, a sueldo que le pagamos los extremeños a los que pretende engañarnos. Porque mientras se dedica a soltar improperios haciéndose el machote, jaleado por la caverna mediática madrileña y las gacetillas locales, contra Catalunya, calla, cobarde, cuando sus correligionarios en el gobierno de la nación asesinan el ferrocarril en esta tierra, calla cuando paralizan, para siempre, los proyectos del AVE, calla cuando sus conmilitones ordenan el cierre del Cefot 1.

Lo de Monago con la nación catalana es pura distracción, propaganda que recuerda y mucho al Gibraltar franquista, porque seguramente su afán de salir en los “periódicos de Madrid” le esté distrayendo de algo que cada vez se nota más: este ex bombero está demostrando el comportamiento de los cobardes. Ese comportamiento que le hace aparecer fuerte con los débiles y débile con los fuertes.

Hoy se ha conocido la pretensión del Ministerio de Fomento de recortar más el ferrocarril. Pero Monago no dirá nada, o dirá lo que su propagandista de cabecera le diga, un eslógan que le deje bien ante sus superiores y deje, una vez más, a Extremadura y a los extremeños en la vergüenza de que se semejante personaje consiga portadas en La Razón o La Gaceta.

Vale.

Un año más, los sindicatos han convocado manifestaciones el 1º de Mayo. Pro primera vez en veinte años, en Extremadura, se han desagregado las ciudades y se han celebrado estas manifestaciones en Badajoz, Mérida, Cáceres y Plasencia simultáneamente. Durante los 20 años anteriores se celebraba un acto central único en Mérida.

En este 2013 el 1º de Mayo no era, no es, un día más. La crisis económica está siendo aprovechada por la derecha que se dice neoliberal para realizar un ajuste de cuentas con el estado del bienestar. La derecha en el poder aprovecha para seguir los dictados del gran capital, de las patronales que reclaman permanente flexibilizaciones en el mercado laboral, y que ya han conseguido la desregulación prácticamente total del mejor arma que teníamos los trabajadores: los convenios colectivos. A partir del 7 de julio esa desregulación será prácticamente total.

Los duros recortes sociales, la cercenación de derechos conquistados, están siendo el objetivo central y único de la derecha jaleada por los imperios mediáticos que dirigen sus pasos.

En Extremadura también gobierna la derecha… con alguna particularidad vergonzosa. Gobierna la derecha con un desparpajo propio de los nuevos ricos. Una derecha inculta, analfabeta, porque a quienes conforman la cúpula del gobierno (ellos dicen) de los mejores y la cúpula del partido al que pertenecen nunca les hizo falta generar cultura política ni aprender comportamientos y modos de acción de gobierno. Esta gente de la derecha no sabe gobernar, porque responden al modelo tradicional del fascista que gana las elecciones: sólo saben mandar.

En Extremadura esta derecha neofascista gobierna con el apoyo (florituras verbales o neolenguajes hipócritas aparte) de los comunistas. De talibanes que, con el único argumento de agravios antiguos infligidos por los socialistas, están manteniendo en el poder a José Antonio Monago.

Con total desvergüenza consienten (en el sentido quevedesco del verbo) las tropelías de un sujeto que se vanagloria de ser cumplidor con el defícit, aunque sea a costa de dejar de pagar sus propios compromisos. Y amenaza con seguir haciéndolo. Esta gentes, estos comunistas de salón y vivienda social, consienten que se cierren las urgencias en los pueblos porque a su amo así le parece bien para ahorrar incluso poniendo en peligro la salud de los ciudadanos.

En Extremadura, en este 1º de Mayo de 2013, cuando gobierna la derecha más reaccionaria, antigua y déspota, un grupo de comunistas (dicen ellos que comunistas) la mantiene con su voto florido. El argumento que decía antes de los antiguos agravios no debería ser suficiente para con él llevar la miseria a los ciudadanos. Porque no se conoce ningún otro argumento.

Hoy, 1º de Mayo de 2013, estos comunistas de salón que enrojecerían de vergüenza ajena al filósofo Perich o el padre de Carvalho, se atreven a asistir a las manifestaciones contra las políticas que ellos mismos apoyan. Y emiten comunicados avisando a los medios de comunicación para que los saquen en las fotos. Los sindicatos convocantes, CCOO y UGT deberían, hoy, haber adoptado la decisión de expulsarlos de las manifestaciones. Por cómplices.

IMG_0013

El diputado de IU Extremadura, Víctor M. Casco (con sombrero borsalino) en la manifestación de Cáceres

En realidad, no estamos asistiendo a una actitud cómplice de estos dizque comunistas Pedro Escobar (el profeta de la izquierda verdadera), Víctor Casco (el varilarguelo de la cuadrilla) y Alejandro Nogales (lo que diga la rubia) con un gobierno de derechas. Estamos asistiendo a un claro caso de colaboracionismo al más puro estilo del gobierno de Vichy con el invasor alemán de la segunda guerra mundial.

Estos presuntos comunistas que con su actitud están recortando los derechos de los trabajadores, hoy, enfundados en sus mejores galas “casual style”, con un libro bajo el brazo (toque intelectual) se han manifestado contra ellos mismos. Pero, sobre todo, se han burlado, una vez más, de los trabajadores.

Y todo lo demás, son juegos florales, rosas de pitiminí del salón en el ángulo oscuro donde un día conspiraba contra el portero electrónico del bloque de viviendas sociales…

Vale.

El próximo jueves, 18 de abril de 2013, la Comisión de Defensa del Congreso debatirá una Proposición No de Ley, presentada el 25 de abril de 2012 por el Grupo Parlamentario Socialista, por Leire Iglesias y Pilar Lucio, instando al Gobierno a mantener plenamente operativo el Centro de Formación de Tropa nº 1, en Cáceres. Un año, menos 7 días ha tardado el Partido Popular en querer debatir esta cuestión. Y eso que el número 3 de ese partido es Carlos Floriano, diputado por la provincia de Cáceres y cacereño de nacimiento.

Hasta ese día todavía pueden ocurrir algunas cuestiones que mediaticen el debate. Pero en todo caso, haber dejado pasar un año para este asunto demuestra que la política de Defensa del PP es de todo menos fluida y transparente y que Floriano manda menos en el PP que un policía local en el Rocío. Ahora queda por ver si tendrá agallas para defender la postura de su partido en este asunto, algo que sin duda debería hacer.

De momento, el pasado 22 de marzo, el Consejo de Ministros aprobó la oferta de empleo público para 2013, y, según la propia referencia oficial de La Moncloa, dejó para futuras reuniones la OEP 2013 de las FCSE y las FAS. En la primera reunión posterior al 22 de marzo, no hubo esa aprobación y los macutazos de que mañana, viernes 12 de abril, sí se podría aprobar. De no ser así, el PP no llevará a la Comisión de Defensa ningún argumento para mantener una situación de incertidumbre que afecta al Cefot 1, pero, sobre todo, afecta al personal que trabaja en dicha Unidad, tanto militares como civiles. Y, en lo que se refiere a la incertidumbre, a quien más afecta sin dudarlo es a los militares.

Casi catorce meses después de que la alcasenadora Elena Nevado tuviera, el 5 de marzo, una reunión “de cortesía” con la Subsecretaria de Defensa, Irene Dominguez-Alcahud, de quien depende el reclutamiento de efectivos para las FAS, no ha habido ninguna buena noticia. Y, claro, aquella reunión de cortesía tuvo poco: la alcasenadora de Cáceres recibió de primera mano la información que luego apareció publicada.

Que en marzo de 2012 el Cefot 1 estuviera medio cerrado y que meses después estuviera medio abierto, no es más que un juego de palabras: sobre el futuro de esta Unidad se ciernen tantas incertidumbres como veces algunos “responsables” del PP han dicho lo contrario. Pero, sobre todo, se ciernen el silencio y la inacción, por miedo a enfrentarse a su partido en el caso de Carlos Floriano y Elena Nevado, o porque es “una cosa de Cáceres”, en el caso del presidente regional del PP y de la Junta de Extremadura, José Antonio Monago, al que ni le va ni le viene que este Centro de Formación esté abierto.

Sería una gran noticia que, por ejemplo, el Consejo de Ministros de mañana, viernes 12 de abril, aprobara una Oferta de Empleo Público para las FCSE y FAS que incluyera un número significativo de plazas de nuevos soldados (a compartir su formación entre el Cefot 1, de Cáceres, y el Cefot 2, de San Fernando). Y sería una gran noticia a pesar de que el sábado viéramos en los periódicos cómo eso se lo atribuyen quienes están contribuyendo con su inanidad a que a cada paso estemos más cerca del final.

Y, volviendo a la Comisión de Defensa del próximo 18 de abril, sería digno de ver si Carlos Floriano se atreve a fijar la posición de su partido. Si mañana el Consejo de Ministros aprueba la OEP 2013 para las FAS, seguro que va a la Comisión a sacar pecho. Si no, dirá que está en Magistratura haciendo algún despido diferido o fijando alguna indemnización para algún ex tesorero.

Vale.

El Consejo de Ministros, en su reunión de hoy, 22 de marzo, ha aprobado la oferta de empleo público para 2013, que incluye en total 1.221 plazas sumando las de nuevo ingreso y las de promoción interna. Según la referencia oficial del Consejo, en próximas fechas, el Consejo de Ministros aprobará los correspondientes Reales Decretos de Oferta Pública de Empleo para el Cuerpo de la Guardia Civil, Cuerpo Nacional de Policía y Fuerzas Armadas.

Durante el pasado año 2012 y desde que en marzo se conociera la situación práctica de ERE militar en que quedaba el Centro de Formación de Tropa nº 1, muchos dirigentes del Partido Popular de Extremadura, especialmente la alcasenadora de Cáceres, Elena Nevado, y el Presidente de la Asamblea de Extremadura, Fernando Manzano, han hecho diversas declaraciones públicas fiando el futuro del Centro a las futuras ofertas de empleo público.

La de Presupuestos Generales para 2012 fijó en 81.000 el número máximo de efectivos de tropa y marinería de las FAS (Tierra, Mar y Aire), y la vigente Ley de Presupuestos para 2013 rebajó esa cifra a 80.000. En 2012 no hubo oferta de empleo de tropa en las Fuerzas Armadas. ¿La habrá en 2013? Sin duda, habrá oferta de empleo, para mandos y para algunos cuerpos concretos (Sanidad, Jurídico… los denominados Cuerpos Comunes), así como plazas de turno libre para oficiales y suboficiales, y plazas de promoción interna, para el ascenso (de tropa a suboficiales, por ejemplo). También deben convocarse plazas, obligatorias por ley, para facilitar el ascenso dentro de la Escala de Tropa, de Soldado a Cabo, de Cabo a Cabo 1º y de cabo 1º a Cabo Mayor. 

Lo que no está claro es que vaya a realizarse al menos una convocatoria de ingreso de nuevos soldados, de nuevos efectivos de tropa y marinería. De que haya convocatoria de este tipo, y en un número apreciable, dependerá el futuro, la continuidad del CEFOT 1 de Cáceres en gran medida.

El Gobierno, en la referencia del Consejo de Ministros de hoy, lo deja meridianamente claro: en próximas reuniones se aprobará la oferta de empleo para las FCSE y las FAS. Y ahora es cuando le toca a los dirigentes del Partido Popular de Extremadura (me resisto a llamarlos líderes) les toca demostrar que tienen capacidad e influencia dentro de su partido.

Estas cosas hay que decirlas y decirlas claramente. Decir quiénes y por qué, ejerciendo de dirigentes del PP de Extremadura pueden y, sobre todo, deben, hacer valer su influencia… si la tuvieran, que es muy dudoso que la tengan.

José Antonio Monago, Presidente del PP de Extremadura y de la Junta de Extremadura, el de los collons según con quién y para qué. Ahora, para garantizar el futuro del CEFOT 1 de Cáceres debería exigir al Ministro de Defensa que plantee una amplia oferta de plazas de tropa y exigir al Ministro de Hacienda que la dote económicamente. Aviso: no lo hará… y si hubiera oferta, se la apuntará. Pero no moverá un dedo, como no lo ha movido hasta ahora.

Carlos Floriano, Diputado por Cáceres, número 3 del PP a nivel nacional y asiduo colaborador de El Intermedio, programa de humor de La Sexta, también debería demostrar su mando en plaza. Pero mucho me temo que esa plaza se queda en Plaza Marrón. Tampoco moverá un dedo por el CEFOT 1 como no lo ha hecho hasta ahora.

Fernando Manzano. Bueno, mejor no decir nada. Es el Presidente de la Asamblea de Extremadura y Secretario General Regional del PP. A nivel nacional pinta menos que la Pantoja en la RAE.

Este… sí, este… uno que es alcalde de Trujillo y que en noviembre de 2012 organizó una Jura de Bandera junto a Paco Pizarro. Sí, que es senador, vaya, no me acuerdo como se llama. Bueno, tampoco se puede esperar mucho de él. 

Elena Nevado, alcasenadora de Cáceres y Senadora del Reino de España, que se envalentona y atiende al interés general para dejar sin transporte público al Campamento de Santa Ana, donde está el CEFOT 1 y que va al Ministerio junto con un miembro del gobierno de los mejores de Extremadura en visita oficial y tiene que atender a los medios de comunicación (al medio, Canal Extremadura) en la calle y a punto está de ser atropellada por un lumpen que corría perseguido por la pasma. Bueno, pues poco puede esperarse. Eso sí, palabras y más palabras de apoyo, pero hechos, ya se conocen.

Ahora, cuando el propio Consejo de Ministros anuncia que en próximas reuniones se aprobará la oferta de empleo público de 2013 paras las FCSE y las FAS, estos altos dirigentes del Partido Popular de Extremadura debería demostrar con hechos lo que dicen con palabras que se termina llevando el viento o manchadas con la tinta de prensa. Es ahora cuando deben demostrarlo.

Vale.