Archivos para marzo 2017

La esperanza es el peor de los males, pues prolonga el tormento del hombre. Friedrich Nietzsche

La esperanza, ya demasiado lejos, giró su mirada un momento, y continuó su marcha hacia el horizonte #variaciones

La esperanza, recién maquillada, marchó para siempre buscando nuevas víctimas de la ilusión @variaciones

La esperanza, empapada por la lluvia, intentaba encontrar un refugio en medio de una enorme llanura vacía #variaciones

La esperanza ya no volvió su mirada. Resuelta, continuó su camino hasta perderse en el horizonte #variaciones

La esperanza, despavorida, había llegado al final del camino #variaciones

La esperanza, malherida, parecía que ya no podría seguir su huida #variaciones

La esperanza, en el dintel marmóreo del precipicio, ya no podía volver la mirada #variaciones

La esperanza, cegada por la luz del infinito, caminó hacia el acantilado #variaciones

La esperanza, resuelta, pidió que retiraran la red bajo el trapecio #variaciones

La esperanza ya viajaba a ninguna parte cuando salió a buscarla desesperado #variaciones

La esperanza, en su huida desesperada, llegó al borde del precipicio #variaciones

La esperanza, en el dintel del horizonte, avanzaba ya hacia el infinito #variaciones

La esperanza, en su huida, fue atropellada por un camión cargado de realidad #variaciones

La esperanza, cansada de esperar, siguió su camino sin volver ya la mirada #variaciones

La esperanza, derrotada, buscó su hatillo, lo echó al hombro y caminó hacia el horizonte #variaciones

La esperanza ya estaba imposible de poder alcanzarla, la había perdido irremediablemente #variaciones

La esperanza ya no respondía a sus llamadas, estaba demasiado lejos #variaciones

La esperanza, aterida de frío, colocó sus cartones, se sentó, acurrucada y agachó la cabeza para no ver nada alrededor #variaciones

Cuando despertó, la esperanza ya viajaba lejos, lejos #variaciones

La esperanza, vieja, desdentada y desharrapada, se tapa con cartones a la puerta del cajero del banco #variaciones

La esperanza dobló la esquina y continuó su camino sin mirar atrás #variaciones

La esperanza, en el rincón de la habitación acolchada, miraba huidiza hacia la puerta siempre cerrada #variaciones

La esperanza, a lo lejos, vuelve su mirada por última vez #variaciones

La esperanza, en pie, erguida, sin vendas en los ojos, esperaba firme la descarga del pelotón de fusilamiento #variaciones

La esperanza, vieja y cansada, se recostó en un rincón, entre cartones #variaciones

La esperanza camina desorientada, sin brújula, cuando se aleja definitivamente #variaciones

La esperanza, exhausta, sigue hacia adelante, sin volver la mirada #variaciones

La esperanza, agazapada, espera el momento de saltar y emprender la huida #variaciones

La esperanza, huye arrastrando las pesadas cadenas de la esclavitud #variaciones

Cuando la esperanza se ha ido, solamente queda el desierto #variaciones

La esperanza se aleja a la velocidad de la luz; luego, llega la oscuridad #variaciones

La esperanza, sigilosa, camina hacia la nada, y sigues sus pasos, ignorante del futuro #variaciones

La esperanza siempre huye de puntillas, para que no te des cuenta de que la has perdido #variaciones

La esperanza se desactiva y abandona tus circuitos emocionales #variaciones

#santoraldemañana Mañana se celebra el patrón de los beneficiarios del tamayazo, incluida Esperanza Aguirre: Santo Mauro #vienenelsantoral

La esperanza se acerca, te mira, te ve y huye despavorida #variaciones

La esperanza pasó de largo, venía escapando de la indiferencia #variaciones

La esperanza se marcha en silencio, paso firme y sin mirar atrás #variaciones

La esperanza se aleja siempre, sin volver la mirada #variaciones

La esperanza siempre huye silenciosa #variaciones

La esperanza se aleja con pasos cortos, pero sin mirar para atrás #variaciones

La esperanza no se pierde, se aleja con pasos silenciosos #variaciones

La esperanza camina sola, a oscuras y desorientada #variaciones

La esperanza últimamente camina muy desorientada #variaciones

La esperanza se ha perdido camino del precipicio #variaciones

La esperanza se pierde sola, porque no lleva instalado el GPS #variaciones

La esperanza es lo último que necesita quien no tiene ni un mendrugo que llevarse a la boca #variaciones

La esperanza es el lugar donde habitan los deseos inalcanzables de los que la han perdido #variaciones

Cuando creas que puedes perder la esperanza, ya será tarde: la habrás perdido #variaciones

La esperanza es lo último que realmente necesita quien lo ha perdido todo: la esperanza no es comestible #variaciones

La esperanza hace que agite el naufrago sus brazos en medio de las aguas, aún cuando no vea tierra por ningún lado. Ovidio (43 AC-17) Poeta

La esperanza llegó al final del camino.

Vale

Anuncios

Las imágenes que aparecen en esta entrada se corresponden con la decisión del Ayuntamiento de Cáceres de colocar unos contenedores de recogida de basuras compartiendo el espacio con una parada del autobús urbano. Todo un síntoma.

Seguramente, si alguien preguntara al concejal de turno, diría que es una cosa que han decidido los técnicos, y los técnicos, que es una petición de la empresa concesionaria de basuras, y la concesionaria, que es una decisión… y así ad infinitum.

La realidad es otra. La realidad es que en el Ayuntamiento de Cáceres abundan los sociópatas. Y eso no es más que responder a aquel dicho: “los niños, lo que ven en casa”. Al equipo de gobierno, del Partido Popular con la inestimable colaboración de los gorrillas de Ciudadanos, la apatía del PSOE y la inanidad aparentemente utópica de Podemos, los ciudadanos (ahora súbditos, tras el triunfo justiciero de Urdangarín) se la traen al pairo.

Los mismos servicios técnicos que pueden argumentar, como excusa inadmisible, que colocar las mierdas en la parada del autobús urbano, es una petición de la concesionaria de basuras, son los mismos que deciden dónde ubicar las paradas. Los mismos sociópatas que ignoran que hay personas que utilizan el transporte público. Se la sudan. Y luego, cuando alguien les critican, se hacen los ofendidos. Como si pudieran, valientes son. Y en Cáceres son valientes herederos de valientes.

Los concejales del Partido Popular, con la alcaldesa Nevado al frente, si son preguntados, se escudarán en los servicios técnicos. En esos servicios técnicos que dependen de ellos y que están a su servicio antes que al de los ciudadanos.

Estas imágenes son una muestra de la sociopatía que quienes detentan el poder (los técnicos) y quienes lo ostentan (nominalmente, los concejales) demuestran y exhiben cuando disponen de los resortes que permiten hacer ver ante los demás quién manda. Y así engordan.

No sería normal que estas cosas se produjeran si quienes toman las decisiones no fueran otra cosa que lacayos del poder, entendido como relaciones de poder contra la mayoría.

Por eso, cuando estas situaciones se producen, los gorrillas de Ciudadanos se alinean, siempre, con el poder. Porque es más fácil recibir dádivas de quienes lo ostenta que de quienes lo sufren.

Estas imágenes son, sencillamente, una falta de respeto, un sirvengonzonería que se reparte entre quienes aparentemente toman las decisiones (los técnicos, la concesionaria de basuras) y los miembros del equipo de gobierno. Con la particularidad de que el equipo de gobierno, los concejales del PP y la alcaldesa al frente saben bien lo que hacen: deciden no colocar un punto limpio de recogida de escombros en Macondo (su gente, su clase) y colocarlo en El Junquillo (desharrapados, entienden).

La falta de respeto de las imágenes son la muestra inequívoca de que el Partido Popular, en compañía de una casta “valiente” de técnicos, son sociópatas.

Vale.