Archivos para febrero 2008

Después del lamentable espectáculo servido a lo largo de la legislatura por los magistrados del Tribunal Constitucional, ahora se hacen los dignos.
Después de no tener capacidad de acuerdo, de diálogo, que en quienes ostentan el mayor rango jurídico constitucional debería ser un rasgo ordinario, ahora se hacen los dignos.
Después de no tener agallas ni valor como hombres y mujeres para soportar y acallar los ataques a su “dignidad” personal y profesional que la extrema derecha, incluido el Partido Popular que la representa, les han propinado durante la legislatura, ahora se hacen los dignos.
Después de no ser capaces de defender la dignidad del Tribunal para el que han sido elegidos, ahora se hacen los dignos.
Cuando el Fiscal General muestra su desacuerdo con la absolución de los estafadores Alberto Cortina y Alberto Alcocer (son estafadores, aunque el delito, según los “dignos” magistrados del Constitucional haya prescrito), y dice en voz alta que los estafados, las víctimas, quedan indefensos, ahora se vuelven dignos.
Los magistrados del Constitucional que, todos a la una, firman un escrito dirigido al Presidente del Gobierno quejándose de la crítica del Fiscal General, debieron, muchas veces en la legislatura, haber hecho acopio de la dignidad de la que, con su carta, ahora dicen tener, para que el Tribunal Constitucional no hubiera sido, como ha sido, una cancha de ambiciones personales, de bajezas políticas.
Ninguno de los doce magistrados que firman la carta de queja tienen la dignidad, la mínima dignidad para seguir en sus cargos. Seguramente, la excedencia les permitiría abrir prestigiosos bufetes en los que nos les faltarán clientes como los Albertos y podrán tapar con dictámenes, informes y dossieres las vergüenzas que hoy les han quedado al aire.

Aznar, ausente

cercadelasretamas —  febrero 24, 2008 — Deja un comentario

Iba a titular esta entrada como “Aznar, el Ausente”, que es el título que daban los falangistas a su fundador. Pero es probable que aquel fundador se sintiera despreciado por su émulo con melena.
¿Por qué tienen escondido a Gánsar los peperos? ¿Mostrará Gánsar los muñones de tanto morderse las uñas porque no dejan que salga de la caja en que está arrinconado? La extrema derecha que gobierna el PP no quiere que alguien más a su derecha les haga sombra. ¿Qué pasa con Gánsar en el PP? Mientras en el PSOE no hay reparo, sino al contrario, alegría porque Felipe González haga campaña, ¡y con qué ánimos! los peperos sólo tienen un cartucho y está gastado.
Gánsar está amortizado y él lo sabe y por eso cada vez que abre la boca no es para atacar tanto a Zapatero o a los socialistas en general, sino para recordarle a Rayoy a quién le debe la fotografía del cartel electoral.
Cuando en la noche del 9-M se conozcan los resultados electorales y se constate la derrota sin paliativos del señor de los Hilillos, saldrá el Gánsar, con los muñones comidos a mordiscos, para empujarle por la ventana de Génova.
A Gánsar no lo tienen encerrado en un cajón para que no moleste en la campaña y perjudique la ¿estrategia? de Maricomplejines. Al limpiabotas de Bush lo tienen encerrado porque saben que les dará una patada en el culo.
Gánsar está loco por volver a dirigir el PP, ahora que ha conseguido su anhelo: que se haya convertido en un partido de extrema derecha, al más puro estilo de Le Pen o de los austríacos.
Gánsar está deseando que Rajoy se estrelle para volver.
Volver, volver, volver… a mentirnos otra vez.

El PSOE roba a FAES una foto de Aznar para compararlo con Frankenstein. Este titular de prensa demuestra hasta qué punto los peperos, sus mamporreros y demás calaña de la extrema derecha sienten la obligación de proteger a su tótem, a su ídolo, ídolo de barro y mentira, un tal Aznar.
No sé por qué protesta el PP o Aznar o sus monaguillos. En todo caso, quien debería protestar es Frankenstein, porque las JJSS, que son los que han cometido la tropelía, no tienen corazón, no tienen alma (¿a quién saldrán?). ¡Pobre Frankenstein! Mira que compararlo con Aznar. ¿Recordáis alguna mentira de Frankenstein?
Las JJSS deberían pedir perdón al pobre Frank, deberían desagraviarlo, no pueden ni deben ser tan crueles. Aznar, Gánsar… ¿Qué les ha hecho Frankenstein?
Estas JJSS están descalificadas para crecer en el futuro político, porque son crueles, porque se aprovechan de un pobre Frankenstein para compararlo con Aznar.
¿Por qué Frankie y no otro? Por ejemplo, el señor Burns, el insaciable, con su Smithers/Rajoy particular.
¿Por qué no un troll? ¿Por qué no Jóker?
Pero sobre todo, ¿por qué no el toro de osborne? Porque, quizá, en la comparación, el toro podría sentir vergüenza de su cabeza.

Currantes

cercadelasretamas —  febrero 22, 2008 — Deja un comentario

Sostiene Mariano, flanqueado por Zaplana, Rato y Pizarro, que el PP es el partido de los currantes. ¡Qué chispa el jodío gallego! Zaplana, el que está en política solamente para hacerse rico, ahora es currante. Está bien. Esa mentira se confiesa ante Rouco, arrodillado, humillado como un sobrero en las Ventas, y ya está.
Rato, el de las emisoras de radio, el que las empresas de gaseosa, el del molino de Carabaña, el que no tuvo lo que hay que tener para agotar su mandato en el FMI, es otro currante. En fin, lo que hay que escuchar.
Y Pizarro, ¿qué pasa con Pizarro? Es el currante prototipo del PP: el que tiene una sociedad que invierte en bolsa y que aconseja que se invierta en la empresa (Endesa) de la que acaba de ser nombrado vicepresidente. El que es amigo del filósofo impresionista Gustav Kant Gánsar. El que se lleva un finiquito de miles de millones de pesetas. Eso es un currante.
Y luego están otros conocidos y conocidas currantes: Esperanza Aguirre Gil de Biedma, cuya familia dio el pelotazo (¡que casualidad!) con la decisión de su partido de poner la estación del AVE en un pueblo denominado Quintocoño del Campo. La que no llega a fin de mes. La que gana unas elecciones con la traición, sin duda pagada, de militantes de otro partido.
Partido de currantes: currantes de la mentira, currantes de la hipocresía, currantes de la manipulación.
Ah, y el portavoz de los currantes es Losantos.

Esta noche, a las 0:00 horas comienza la campaña electoral para las Elecciones Generales del 9-M. Y hoy empieza el desenmascaramiento de algún patriota de atrezzo.
Hoy, esta noche, el señorito Floriano comienza oficialmente a demostar su falta de lealtad con Extremadura. Los perdedores que son leales a los suyos se mantienen junto a estos, son leales a quienes les han ayudado, aunque sea en la derrota. Y en democracia, los perdedores han de ser leales, además, a quienes no les han votado: han votado a otros para que ejerzan el gobierno y no han votado a los perdedores para que ejerzan la oposición. Y han de ser leales a su tierra, a su patria chica o grande permaneciendo en ella, trabajando en ella.
En cambio, Floriano, deja de ser leal, se despoja de su patriotismo de pacotilla, de hojalata, y en su pecho solamente se ve la sombra de la cartera y la ambición personal. Y el trasluz de la cobardía: solamente los cobardes huyen y dejan de ser leales.
Hoy, esta noche, el señorito Floriano comienza su etapa real: la de Desertor. Floriano pierde las elecciones, abandona a los suyos y la tierra (la patria, aunque chica o mediana), pierde o vende su patriotismo y huye, abandona, deserta.
Floriano sigue el mismo camino cobarde de la deslealtad y la deserción: la democracia no hace prisioneros ni esclavos, otorga gobierno y oposición por la voluntad libre de cada ciudadano. Y los ciudadanos que dispusieron su voto para que Floriano les representara, aunque fuera en la oposición, verán ya solamente la espalda del que huye, la espalda del Desertor.
Pero nadie le echará en falta: su patria (aunque chica o mediana) no le necesita. Y la otra, la otra patria de hojalata del trío de la bencina, también será traicionada, porque las patrias de hojalata son sólo el atrezzo de los que solamente reconocen una Lealtad, una Patria: el dinero y la ambición personal desmedida.
Adiós, Floriano, adiós.

Sostiene Maricomplejines que él no querrá en su gobierno para Justicia ni Bermejos ni Condes-Pumpidos. Evidente.
No quiere Condes-Pumpidos porque el Fiscal General está demostrando algo muy sencillo: que cree en el sistema democrático. Y no quiere Bermejos porque el bermejo es una variedad del rojo. A Rajoy le van más los colores grises para la fiscalía y azul marengo con cinturón cruzado para el ministerio.
Pero, recordad, el amigo flojo de Losantos no ha dicho qué es lo que quiere para la fiscalía y para el ministerio: quiere Cardenales y Mariscales. Cardenales secos, enjutos, con ojos como cuévanos, vamos como el Dómine Cabra del Buscón de Quevedo o, para los más jovencitos, como el señor Burns de Los Simpsons.
Y Maricales de Campo o de Gante para la Justicia, para asustar a los niños para los que pretende rebajar la edad penal, o para asustar a los inmigrantes. Bueno, para los inmigrantes, no para asustarlos sino para acojonarlos y que firmen su contrato, que siguiendo el libro de Rousseau, se llamaría “El Contrato Fascial”.
¿Os imagináis a un grupo de niños de 13 años que están jugando en las escaleras del Ayuntamiento del pueblo y aparecen por allí Cardenal y Mariscal, vestidos de fiscal y jueza? La dispersión es tal que ya quisiera el fairy para la grasa.
Eso es lo que quiere Maricomplejines, Cardenales y Mariscales. O Arzobispos, que los puede usar para todo.

Cuando el Presidente del Gobierno hace unas declaraciones para el diario Córdoba (grupo Zeta, en venta), en las que manifiesta su apoyo a la candidatura de dicha ciudad a ser Ciudad Europea de la Cultura en 2016, la derecha auténtica (como la Falange), en la voz de su insigne, culto y desertor presidente regional, un tal Floriano, monta en cólera divina, una cólera que recuerda por su histrionismo a la reina de corazones de la versión Disney de Alicia en el País de las Maravillas.
Al día siguiente, El Periódico Extremadura (grupo Zeta, en venta), recoge la noticia de las declaraciones de Zapatero con un títular aparatoso y escandaloso (“Zapatero apoya a Córdoba como capital cultural del 2016”), que, luego, en interiores, se queda en un revuelo (“Revuelo por el apoyo de Zapatero a Córdoba como capital cultural del 2016”) . Eso sí, la intención del titular de portada es provocar, en la línea del grupo Zeta, en venta, y que el director de la franquicia de Cáceres sigue con fruición.
Y a todo esto, de fondo, algo que se llama CULTURA. ¿Es posible que a Floriano el Desertor le interese la cultura o solamente le interesa la vertiente escandalosa o política?
Sabiendo qué significaba la cultura para el abuelo político del Desertor, y también para su progenitor político, que dejaron yerma (bonito juego de conceptos, creo) a la ciudad de Cáceres con una desastrosa gestión, si es que a lo hicieron durante 12 años se le puede llamar gestión, lo primero que tendría que explicar el Desertor es si sabe qué es cultura.
Woody Allen escribió para acabar de una vez por todas con la cultura. Woody, un genio, que si hubiera conocido la “gestión” de Saponi y los suyos, de los amigos de Floriano, no habría escrito su libro, sino que para “acabar de una vez por todas con la cultura” solamente hacía falta una opción: PARA ACABAR DE UNA VEZ CON LA CULTURA están Floriano, Saponi y sus secuacres.

Los obispos, ejerciendo de lobby espiritual de la derecha reaccionaria, han traspasado la raya de la supuesta función moral y espiritual que dicen ejercer. Se han convertido en el brazo moral armado de Ansar y del monaguillo Rajoy.
Con Rajoy ha sido posible que los obispos recuperen su mayor mérito en la historia de nuestro país: recuperan el palio, que ahora colocan sobre Maricomplejines para ver si así consiguen que sus monaguillos vuelvan al poder.
Los obispos se han convertido en terroristas morales, y como a tales habrá que tratarlos: habrá que dejar de negociar con ellos, que se financien con los ingresos que sus correligionarios dejen en los cepillos (como son tan pocos, cada vez menos, pasarán hambre), que se metan en sus iglesias y en sus seminarios, que adoctrinen allí dentro a quienes siguen sus mensajes sectarios…
La Mesa Nacional de la Conferencia Episcopal ha lanzado su zutabe electoral. Ejercen como lo que son, terroristas morales, que pretenden imponer sus dogmas sectarios a todos los ciudadanos, sin pasar por las urnas.
Y mientras tanto, el Millán Astray de la Iglesia, el Legionario de Cristo, el pederasta que abusaba de seminaristas y que nunca se sometió a las leyes a las que todos nos debemos, ha muerto: muchos legionarios de cristo estarán ahora huérfanos. Sin embargo, les queda Rouco.