Archivos para junio 2009

La derrota de la selección española de fútbol ante Estados Unidos y algunas declaraciones cruzadas entre Vicente del Bosque y Valdano han desatado algo que se veía venir, sobre todo en algunos medios de información, especialmente el Diario Marca (dirigido por el servil Inda) y la redacción de deportes de La Sexta.
El servilismo que tanto el diario Marca como los redactores de deportes de La Sexta tratan a Florentino Pérez hacen sonrojar los peores años del Tomate. Es vergonzosa la forma y el fondo con el que estos medios de comunicación hacen de escuderos, de mamporreros más bien, de Florentino Pérez y la caña que le están dando a Del Bosque no es sino la demostración de la mala calidad de las facultades de periodismo de España, de cuyos planes de estudio se han caído asignaturas como Ética, Deontología… y el manual de estilo parece escrito por Mermelada y la Escotes.
Da vergüenza ajena el servilismo medieval con el que los ¿periodistas? de Marca y La Sexta halagan y defienden a Florentino Pérez.
Serviles, servidores, criados…
Vale.
Resulta cuando menos irritante que Trichet y MAFO, es decir, el presidente del Banco Central Europeo y el gobernador del Banco de España reclamen, con contundencia, una reforma laboral en España, según ellos necesaria y urgente. Los encargados en Europa de vigilar el sector financiero, donde se ha causado la actual crisis, ahora quieren cargar la culpa (en el sentido moral que tanto gustaba a Freud) sobre los trabajadores.
Trichet, MAFO y todos los responsables de la vigilancia del sector financiero, en Europa y en Estados Unidos, deberían tener un poco de vergüenza y no tratar de cargar la culpa del desastre sobre los trabajadores.
Mientras que Trichet, MAFO y los demás no tengan el mismo desparpajo para reclamar de los jueces y fiscales de los países sobre los que tienen competencias de vigilancia y control que metan en la cárcel, uno tras otro, en fila, a los directivos de los bancos que alegremente pusieron en circulación activos tóxicos y toda clase de ingenierías financieras para llenarse los bolsillos de bonos, stocks options y similares, mientras no tengan agallas para eso, lo mejor es que dejen en paz a los trabajadores.
Claro, que lo mismo se arriesgan a que directivos de Dexia, de los bancos ingleses o alemanes, canten de plano y digan que los vigilantes y controladores de los bancos conocían sus manejos, lo que sin duda es cierto,
No es de recibo que Trichet y sus secuaces ahora pretendan cargar sobre los trabajadores sus negligencias e ineficacias. Solamente una reforma laboral es necesaria: limpiar los órganos de vigilancia y control del sector de quienes han guardado silencio, han mirado hacia otro lado mientas los directivos de grandes bancos, aseguradoras y similares se han llenado los bolsillos.
Vale.
En una entrevista publicada en el día de hoy por El Periódico Extremadura con el presidente regional del PP, José Antonio Monago, se aprecia una perla que no resultará llamativa para los zappings de prensa, pero que resulta clarificadora para analizar la capacidad de quien aspira, según él, a presidir la Junta de Extremadura.

La cita exacta es (http://www.elperiodicoextremadura.com/noticias/noticia.asp?pkid=450831):
–Una de las ideas de Vara con mayor repercusión nacional es la creación de un foro autonómico sin el Estado, ¿qué le parece?

–Creo que sirve para una foto y poco más. Pienso que para unificar las tarjetas sanitarias y cosas así está el Estado, que debe coordinar las políticas autonómicas. Me parece muy triste que se reúnan las comunidades sin el Estado.

“Me parece muy triste que se reúnan las comunidades sin el Estado”. Se nota que Monago es alumno aventajado de la FAES, seguidor seguro de José María Aznar y discípulo ideológico de Manuel Fraga: no creen en el “Estado de las Autonomías”. Mientras que Manuel Fraga, desde AP pidió la abstención en el referéndum de la Constitución por estar en contra del Título VIII, las Autonomías, José María Aznar, entonces avezado escritor de cartas al director de los periódicos desde Logroño, clamaba contra el mismo título, y, después, cuando fue presidente del Gobierno, trató, por todos los medios, de identificar todos los poderes del Estado en el suyo mismo. Ideología que imparte ahora desde la FAES.

Ignora el señor Monago, al parecer doctor en derecho, qué es el Estado. Confunde, quizá por ignorancia, Estado y Gobierno. Parece mentira que quien aspira a ejercer el poder ejecutivo en una Comunidad Autónoma, no sepa qué es el Estado.

Esa ignorancia no debe venir de sus estudios académicos formales, y menos aún de haber leído, aunque sea de pasada, la Constitución Española de 1978. El Estado es todo: poderes ejecutivo, legislativo y judicial. Poder ejecutivo es el Gobierno, pero también lo son los gobiernos autonómicos, las diputaciones provinciales y los ayuntamientos. Poder legislativo son las Cortes Generales, Congreso y Senado, pero también los parlamentos autonómicos. Poder judicial son los juzgados de lo social y los de primera instancia, las audiencias provinciales, los tribunales superiores de justicia, el supremo, el constitucional… Todo eso es el Estado, ignorante Monago (¿o no tan ignorante?).

Si se reúnen los presidentes de las Comunidades autónomas, se está reuniendo una parte del Estado. Lo mismo que si se reúne el presidente del Gobierno con el presidente de la Junta de Extremadura. Son una parte del Estado, del poder ejecutivo.

Quizás el ignorante Monago no lo es tanto. Sabe perfectamente que un Foro Autonómico es una reunión de una parte del Estado. Pero en su ideología, sigue vigente la segunda legislatura de José María Aznar, cuando ejerció el poder ejecutivo de modo totalitario, ignorando que una parte de ese poder lo ejercen, como Estado, las comunidades autónomas.

En esa frase llena de ignorancia aparente, Monago se está retratando: no cree en las autonomías, no cree en el título VIII de la Constitución, como no creyeron ni creen, Manuel Fraga ni José María Aznar.

Señor Monago: aunque le pese a su ignorancia ideológica, la Junta de Extremadura y la Asamblea de Extremadura son Estado. Y un Foro Autonómico, también es estado. La única tristeza, para usted, es que nunca estará en ese Foro, porque quien no cree en la autonomía no puede ejercer su gobierno.

Vale.

La Espe, digo, la lideresa Esperanza Aguirre Gil de Biedma, ha pasado por Extremadura en esta campaña electoral y ha dejado las perlas de rigor, avaladas por los hojalateros Monago y Cía, entre ellas, que Extremadura está lejísimos y mal comunicada. Según Europa Press, para la presidenta de la Comunidad de Madrid está “mejor comunicado Madrid con Lisboa que con Extremadura y esto ha convertido realmente las provincias extremeñas y especialmente a la provincia de Badajoz en una de las provincias peor comunicadas de toda España”, tras lo cual aseguró que “muchos más madrileños tendrían que visitar –las ciudades extremeñas– si hubieran mejores infraestructuras para llegar”.
¡Qué lástima que la realidad termine estropeando estas tonterías! Sacaron a pasear el Falcon que utiliza el Presidente Zapatero y no son capaces de explicar que Rajoy no vuela como cualquier ciudadano: sus vuelos de campaña electoral se acogen a los beneficios de diputado en el congreso. Por ejemplo. Y seguro que están temblando por la amistad entre Silvio The Godfather Berlusconi con José María Aznar (¿y si Josemari ha estado en las fiestas de Villa Certosa?).
La realidad, señorona Espe, es tozuda, y la realidad es que muchos madrileños vienen a Extremadura, unos a comprar patatera, otros, a hacerse una casa, casita o casona. Para esos muchos madrileños lo que usted dice, señorona Espe, no será verdad. O no le hacen ni caso. O, lo que es peor para usted, que miente más que habla.
Y la muestra, señorona Espe, es de su misma sangre, de su misma alcurnia: el Diario Oficial de Extremadura publica hoy, 5 de junio de 2009, un anuncio que la desmiente, o, mejor, que la deja a usted, señorona Esperanza Aguirre, por mentirosa.

ANUNCIO de 22 de abril de 2009 sobre construcción de vivienda unifamiliar.Situación: paraje “Juan Rasero”, parcela 363 del polígono 3. Promotor:D.ª Isabel Aguirre Gil de Biedma, en Villanueva de la Vera.
Su hermana, su propia hermana, la desmiente y se hace una casa en La Vera. ¿Será su hermana socialista? ¿Progresista?
Esperanza Aguirre: cuando en campaña electoral se dicen tonterías, hay que cuidarse mucho de que la propia familia no desmienta afirmaciones.
Y los hojalateros Monago y Cía, que aplaudían con las orejas tamañas falsedades, ¿qué dirán ahora? ¿Dirán que es un error de la información?
Vale.
Hoy se ha hecho público el dato del paro del mes de mayo: 24.741 personas han abandonado la lista de desempleados. Siendo prudentes, no es un mal dato. Siendo ideológicos, demuestra que la intervención del Estado (papá Estado) con el Plan E es necesaria no sólo en tiempos de crisis como ahora, sino siempre. Siendo personas, es una buena noticia para esos 24.741 parados menos. No hay que ser excesivamente optimistas, ni triunfalistas.
Sin embargo, algún declarado cristiano (esos que apoyan a las familias normales, que están en contra del aborto, que callan ante noticias como las de Irlanda…) no tiene ningún ápice de comprensión. La crisis es un argumento político. Los orígenes de la crisis (desregulación, ultraliberismo, neocons, Bush, Aznar) no son analizados. Cuando el Estado ha desaparecido, el mercado se ha convertido en una selva, y la selva se ha incendiado. Los mantenedores del incendio se frotan las manos, pero el Estado ha tenido que salir al rescate.
José Antonio Monago, presidente del PP de Extremadura, al conocerse el buen dato (aunque solamente se refiera a un mes, el de mayo) del paro, ha reaccionado como se esperaba: con una frase que es todo un programa electoral, que es una confesión de parte ideológica. Esos 24.741 parados menos deben ser un borrón en su línea argumental.
¡Pobres parados que encuentran trabajo, que encuentran el pan, volverán a perderlo, volverán a pasar hambre! Así da gusto, con reaccionarios como Monago, con individuos que no se alegran de las alegrías de los demás, sino que sienten que sus úlceras ideológicas se revuelven, se “tumorizan”.
Para un individuo como Monago, un dato positivo (mínimo, si se quiere) es “pan para hoy, hambre para mañana”. Esos 24.741 trabajadores han traicionado los esfuerzos que la derecha, derechona, ultraderecha vienen haciendo para hacer de esta crisis su cruzada contra el infile Zapatero.
Esos 24.741 trabajadores que en mayo han encontrado su pan deben, según Monago, volver inmediatamente a pasar hambre para que su partido pueda ganar las elecciones.
Vale.