Archivos para marzo 2008

Ha comenzado la cuenta atrás para que Extremadura cuente con un nuevo Estatuto de Autonomía, un nuevo Estatuto que supere las carencias del actual y que anticipe las nuevas pespectivas que nacen de la imparable progresión tecnológica y de un mundo cada vez más global.
A diferencia de otros Estatutos aprobados en la anterior legislatura, el de Extremadura va a contar y debe contar con dos valores añadidos: la experiencia de otras comunidades para no cometer errores y que se va a estudiar y aprobar en una situación económica inestable.
De la primera, aprender de los errores, lo que en la sociedad del conocimiento se llaman lecciones aprendidas, debe ser un instrumento de trabajo, una referencia constante que nos permita incorporar a nuestra norma básca lo que de bueno han hecho los demás si es compatible con nuestros intereses y desechar aquello que no sea adecuado para nuestro futuro.
De la segunda, la situación económica, está claro que la coyuntura actual de crisis en algunos sectores (financiero, inmboliario) nos debe permitir tener en cuenta en el futuro Estatuto que hay que estar preparados para los tiempos de bonanza económica, en los que el mercado funciona “solo”, y para los tiempos de crisis, en los que el mercado necesita de “papá Estado”
La mayoría social extremeña, reflejada en los procesos electorales, es socialdemócrata, o, cuando menos, entiende mejor las políticas socialdemócratas que las liberales. Y en este contexto estará bien vista la existencia de un sistema político extremeño fuerte, capaz de reclamar del mercado, en los tiempos de bonanza económica, un mejor reparto de los beneficios, y de ayudar al mercado cuando la economía no vaya bien.
Es curioso, muy curioso, que los empresarios atribuyen al Estado (entenido en todas sus competencias: estatal, autonómico, local) demasiad intervencionismo cuando la economía funciona “sola”, pero esos mismos empresarios son los primeros en reclamar la intervención estatal cuando su sector concreto no está boyante.
Por ello, una de las primeras acciones económicas que ha de incluir el nuevo Estatuto es la de garantizar en todo lo posible el mejor mecanismo de obtención de recursos. Entre ellos, debe incluir la determinación expresa de que la energía que se produce en Extremadura ha de revertir en sus beneficios económicos en esta tierra. Seguramente, si esta propuesta se incorporara al Estatuto, los “nacionalistas” que tienen en sus territorios las centrales de empresas del sector enegético se llamarán a rebato y se retratarán. Porque no nos hemos de referir solo a la energía nuclear de la central de Almaraz, sino, también a la producción de energía eléctica hidráulica o a las energías alternativas. Con los beneficios económicos que producen estas explotaciones energéticas, Extremadura podrá contar con una capacidad económica adicional a los sistemas de reparto de la economía nacional de primer orden.

La historia y la economía se estudian en modos sincrónico y diacrónico. Pero, para algunos que en su día fueron marxistas, la historia y la economía no existen en el tiempo. Sólo en el espacio. En el espacio en el que sus intereses políticos están en juego, y en el tiempo en el que ellos inauguran la historia que se es estudiará en el futuro.
Algo de esto es lo que sucede con la necesidad que tienen algunos de que se publiquen las balanzas fiscales de las Comunidades Autonomas: quieren demostrar que en el espacio en el que ellos tienen intereses políticos se generan más recursos fiscales y esto sucede en el tiempo en que ellos ostentan (¿detentan? no es lo mismo) el poder político.
Esto no es grave que se diga en sujetos como Pizarro, que es liberal en lo económico y ultraderechista en lo político. Es grave que lo digan políticos dizque socialistas o socialdemócratas. Es grave que lo digan quienes deben su poder político a los individuos que generan los recursos fiscales que quieren publicar.
Quieren demostrar que contribuyen más que otros espacios, quieren demostrar que las Comunidades Autónomas que les dan de comer dan de comer también a otras que no generan recursos suficientes… ni para existir.
¡Basta ya! Basta ya de parecer políticamente correctos. Recuperemos el estudio de la historia y la economía diacrónicamente y saquemos las balanzas demográficas.
Saquemos la balanza demográfica que demuestre (ya existen estudios, no hace falta gastar un euro en nuevos análisis) lo que está en las estadísticas del INE: que el dictador Franco ordenó redactar a los tecnócratas de régimen el Plan de Estabilización de 1959 para justificar un GENOCIDIO DEMOGRÁFICO.
Y recordemos a los socialistas catalanes que deben sus votos a los extremeños, entre otros, que fueron deportados desde su tierra a trabajar en Cataluña por orden, estricta orden, del general Franco.
Y recordemos a los socialistas catalanes que hoy generan más recursos fiscales gracias a la dictadura de Franco, que llevó a cabo el genocidio demográfico que llevó a Cataluña la mano de obra que no querían que trabajara en Extremadura, que tenía que seguir siendo la finca, el cortijo de los grandes terratenientes que SUFRAGARON el golpe de estado de Franco, su guerra civil y que lo mantuvieron en el poder.
¡Basta ya de hipocresías! Que sea hipócrita la derecha, es su obligación que ya les perdonará el pecado el confesor de cabecera. Pero que quienes se reclaman socialistas recurran al olvido por un puñado de euros… no tiene nombre.

Tenía ganas de comentar el asunto de la independencia de Kosovo, pero no encontraba cómo encajar el asunto. Hoy, sin embargo, una noticia, afortunadamente no tan grave como en un principio pareción, me ha devuelto el tema a primera línea: Herido leve un guardia civil por una granada en Kosovo.
España no ha reconocido la independencia unilateral de Kosovo, por varias razones debidamente explicadas por el Gobierno, y con un claro desmarque de otros países de la Unión Europea. Sin embargo, no ha merecido importancia para determinados medios de comunicación la posición de nuestro Gobierno, coherente con el derecho internacional, y no mediatizada por coyunturas políticas que algunos estados europeos no encuentran modo de explicar a sus ciudadanos.
España sigue manteniendo sus compromisos internacionales con la presencia de unidades militares (incluidos guardias civiles) comprometidas antes de la independencia unilateral.
Sin embargo, el que determinados medios de comunicación le hayan dedicado poco espacio, o que el principal partido de la oposición no haya demostrado más que un leve respeto por la decisión del Gobierno, tiene una explicación. La independencia de Kosovo ha sido auspiciada por la administración americana, por el presidente Bush. Una independencia unilateral a la que se refirió el presidente ruso, Vladimir Putin, como un grave precedente para países europeos con problemas nacionalistas, entre ellos España. En un primer momento, hubo trazas en algunos partidos independentistas españoles para tomar el ejemplo de Kosovo. Afortunadamente, cayeron en la cuenta de que no era un ejemplo a seguir.
Y a todo esto, y es lo más grave que ha sucedido en nuestro país por las posibles consecuencias de un efecto mimético, el anterior presidente del Gobierno, profesor invitado (¿o ya no?) de la universidad de Geooooorgetown, no ha dicho nada sobre el asunto.
El silencio de Aznar, que en cualquier otro tema habría sacado a relucir su docencia en Geoooorgetown y su ascendiente político con el presidente Bush, es demostrativo de que en asuntos de gravedad para el Estado, la derecha española carece de capacidad de gestión, de capacidad política para tomar decisiones autónomas.
La independencia de Kosovo no ha sido reconocida por el Gobierno de España, y ello demuestra que nuestro país sigue teniendo capacidad de criterio propio internacional, sobre todo, teniendo en cuenta que cada vez más se producirán altercados (por ejemplo, Mitrovicka) y se verán graves consecuencias de lo que es un error, uno más de la administración Bush, en política internacional.
Al tiempo.

Analizan los dirigentes del PP y los medios afines, los resultados electorales del 9-M en el sentido de que el PSOE ha obtenido sus votos en caladeros de la izquierda radical, aprovechando los malos resultados de Esquerra Republicana e Izquierda Unida. También consideran que los socialistas han obtenido buenos resultados a costa de los nacionalismos, singularmente en el País Vasco, donde el PSOE ha ganado con claridad y el PNV ha perdido 120.000 votos.
Este análisis no está dirigido a conseguir una explicación sobre por qué el Partido Popular no ha ganado las elecciones, sino a señalar la radicalización socialista.
Sin embargo, el aumento de votos socialista, aún a costa de partidos situados a la izquierda, no está tanto en radicalizaciones nacionalistas o de derivas en la línea de romper España, sino claramente en las políticas sociales, que han supuesto la puesta en marcha de acciones claramente de izquierdas: Ley de Igualdad, Ley de Dependencia, matrimonios entre personas del mismo sexo, incrementos del salario mínimo y de las pensiones…
No analizan, porque no les interesa, ni los dirigentes del PP ni sus medios afines, que a la derecha de ellos no existe ningún partido al que arañar votos, que ellos son la extrema derecha o que, si se quiere, recogen el voto de la extrema derecha. Para ello, para recoger este voto, el PP ha contado con la ayuda inestimable de los obispos, de sus medios, y de la puesta en escena de políticos claramente de extrema derecha: Acebes, Cañete, Zaplana, Aznar, Ana Botella…
Por ello, cuando se analizan los resultados electorales y solamente se ve que el contrario ha aumentado en votos y en escaños sobre la base de políticas sociales, o, directamente, sobre la base de la acción política, deberían los dirigentes del PP guardarse mucho de calificar de radicalización a los socialistas, cuando ellos llevan toda la vida democrática de nuestro país ampliando su granero de votos sobre la extrema derecha o sobre políticas insolidarias, egoístas, como las desarrolladas en Madrid por Esperanza Aguirre o en Valencia y Murcia con la promesa del trasvase del Ebro, que nunca se hará.
Si el PP se atreve a calificar de radicalización el voto socialista, es lamentable que asiente su voto en la insolidaridad social que sustenta la política del PP en Madrid. Solamente un detalle: los mismos éxitos que está teniendo Espe fueron los que sustentaron los éxitos de la Tachtcher, y la dama de hierro dejó a la Gran Bretaña como un erial. La dama del golf lleva el mismo camino, con la particularidad de que en España, afortunadamente, hay muchos territorios que están sabiendo salvaguardar la solidaridad.

Decíamos ayer, equivocados, “adiós, Mariano, adiós”. Equivocados: Mariano se queda, y se quiere quedar para los próximos cuatro años. Dos reflexiones: primera, bien por Mariano, porque aguanta aunque haya perdido (no como Saponi, por ejemplo, que dijo que él iba en las listas para ser alcalde, y que si no era alcalde, se marchaba), y enhorabuena para el PSOE.
Pero dijo Mariano (don Mariano, como le llaman sus incondicionales en los foros de extrema derecha) que lo mismo que se presentaba él para presidir el PP, podía presentarse cualquiera de los militantes.
Yo, desde aquí, postulo para que Florianito chico, el Desertor de Extremadura, conquiste la planta noble de Génova, para que Carlos Floriano forme un equipo para presentarse como alternativa. Florianito, hijo, ¿tú quieres ser presidente nazional del PP? Pues preséntate. El NO ya lo tienes, como tienes el NO de los extremenos en las municipales y autonómicas y como tienes el NO de los cacereños en las últimas elecciones generales. Pero, ¿y si no se presenta nadie más y don Mariano se retira al final? Ten en cuenta, Floriano, que don Mariano dijo que podía presentarse cualquiera de los setecientos o mil militantes, y tú, Carlitos, estás en ese montón tan enorme.
¿Quién te dice, Carlitos Floriano, que en los navajeos, traiciones, vilezas y demás vicisitudes precongresuales no van cayendo uno a uno los setecientos o mil militantes del PP? Hazme caso, Carlos Floriano, presenta tu candidatura y retirate, enclaustrate en una finca de Extremadura, seguro que alguien te presta alguna, en Alcántara, en Mata de Alcántara o en algún Trasquilón cualquiera. Seguro que escondido, enclaustrado, encerrado y aislado del mundo, te convertirás en inmune a las luchas intestinas y puede que al final, cuando llegue el congreso del PP aparezcas tú solo, con tu solo equipo y seas Presidente nazional del PP.
Ah, y encerrado, enclaustrado, no te preocupes, nadie te encontrará: nadie te echará de menos en tu Partido.

A la hora que escribo esta entrada, está prevista la reunión de la comisión ejecutiva del partido popular en Madrid, que decidirá que Rajoy siga siendo presidente del partido hasta que el que gane el juego de la silla le dé la patada en el culo, mejor, que le recuerde la patada en el culo que le han dado los españoles.
Mientras tanto, seguirán los peperos aumentando sus índices de azúcar consumiendo la derrota dulce ante las cámaras y alcachofas, y alentando a sus correligionarios a que sigan manifestando en los foros de los medios de comunicación las bondades de la losantina, droga dura donde las haya.
Hoy, Mariano, ha sido colocado por los suyos (Pedrojotas Brothers) en el centro del cuadrilátero y será el muñeco del pim pam pum, al que, sin respeto, golpearán mientras juegan a la bonito juego de la silla.
Los mismos que le alentaron a ser duro (los que le llaman Maricomplejines) y le inculcaron los concetos (gracias, Pepiño) de “Zapatero rompe España”, “Zapatero ha traicionado a las víctimas” y otros similares, son los primeros que han empezado la santa y católica misión: hostias a Mariano a discreción.
Adios, Marino, adiós, que te vaya bien, y que de estas elecciones formes un trío de perdedores con Gaspi y José Luis, y que pronto tengáis algura de miras y acojáis a Juanjo, para formar el cuarteto perfecto.

Ha pasado el 9-M y el PP ha perdido las elecciones. A ver si hay suerte y saca algunas lecciones, y las aprueba para afrontar mejor la tercera convocatoria. Pero hay una cuestión urgente en el partido de la derecha y derecha extrema: necesitan nombrar presidente a un pedagogo.
Mucha pedagogía necesitan impartir a sus seguidores, para desintoxicación de sus seguidores. A lo mejor, ciertamente, lo que necesitan no es un pedagogo ahora, sino un especialista en desintoxicación. Quizás, después, un pedagogo para reeducar democráticamente a sus seguidores.
Y me refiero a sus seguidores porque los actuales dirigentes (Acebes, Zaplana, Cañete, Espe y alguno más) son casos perdidos, desahuciados por la ciencia democrática que no tiene métodos curativos para tanto daño de ingesta masiva de losantina mal cortada, de pedrojotina inyectada en vena o fumada sin ton ni son, de roucocina que les ha destrozado las fosas nasales y les ha destruido los abismos cerebrales (aunque, en algún caso, tenían formado el cerebro por neuronas viudas).
Mucha desintoxicación necesitan los seguidores de Aznar (Mariano ya no cuenta, está amortizado) después de haber sido envenenados de drogas duras, muy duras, que han causado graves daños en nuestro sistema democrático.

Isaías Carrasco Miguel, militante socialista, ha sido asesinado por ETA en la mañana de hoy, en su pueblo de Mondragón. Hoy, ETA ha dado el único mitin de la campaña electoral matando por la espalda a un militante socialista. Así, se asegura tener, al menos, una abstención para su campaña. ETA propugnaba que la abstención en el País Vasco debía ser la respuesta de los suyos, de los cobardes, ante unas elecciones libres y democráticas.
Las encuestas revelan una alta participación y ETA ha querido demostrar que su única capacidad es la de matar cobardemente.
Han matado a un socialista que era un objetivo fácil: un trabajador, sin escolta, que vivía en un barrio de trabajadores. ¿Esa es la liberación del pueblo vasco que pretenden los cobardes?
Han matado a un socialista como podían haber matado a cualquiera. ETA no distingue: sólo sabe matar si es fácil.
Pero el domingo, en Euskadi, la abstención que propugnan los asesinos, será derrotada.
ETA es cobarde, tan cobarde que no sólo tiene miedo a que sus asesinos sean detenidos por la Guardia Civil, juzgados y condenados, no sólo tiene miedo a la cárcel. ETA, de verdad, sólo tiene un miedo: miedo a la libertad.

Mariano, el de la Niña, cantaor gallego experto en peteneras, después de prometer repartir agua para todos… los campos de golf de Valencia y Murcia, sale ahora con la soleá de que todo el terreno sea urbanizable, todo, todito, todo.
Estos muchachos que han metido en el cajón de los trastos inútiles a un tal Pizarro, y han rescatado la momia de Rato, rescatan también lo de que todo el campo sea urbanizable.
No escarmientan estos peperos. Los que promovieron una ley que decía eso, precisamente, sustentada en el trabajo redactor de un tal Porto Rey, ¿les suena, verdad?, los que dispararon la especulación a límites insospechados, los que con esa ley promovieron que las grandes empresas constructoras compararan grandes fincas a grandes terratenientes votantes y militantes del PP, son esos, ¡otra vez! los que vuelven a lo mismo.
Estos muchachos del PP no tienen más que una idea fija: hacer ricos a los que les sustentan y les pagan las campañas electorales.

El jefe de comunicación del PP se ha declarado al Financial Times y ha contado el pecado de la estrategia de su partido de cara a las elecciones: sembrar el miedo y la desconfianza para desmovilizar a los votantes socialistas y propiciar la abstención.
ETA ha remitido un comunicado a Gara en el que defiende como su estrategia electoral la abstención como arma para demostrar al futuro Presidente del Gobierno que, según los terroristas, “tendrán enfrente a todo el pueblo vasco”.
La estrategia del PP y de ETA coinciden: ambos propugnan la abstención como modo de “derrotar” a sus enemigos, porque no confían en sus propias capacidades: los terroristas, porque sus postulados políticos han sido derrotados por la aplicación del estado de derecho, los peperos porque sus postulados nacen derrotados por una legislatura de excesos y mentiras.
La estrategia del PP y ETA coinciden: ambos utilizan sus medios de comunicación habituales. ETA mediante un comunicado en Gara, y el PP mediante una entrevista con un medio de comunicación conservador y económico.
La estrategia de la abstención nace derrotada porque la participación va a ser muy elevada, y nace derrotada porque quienes la promueven lo están. Incapaces de superar sus luchas internas (en ETA las hay, entre sus dirigentes y sus presos, por ejemplo, y en el PP entre Esperanza y Alberto, por ejemplo), buscan en la abstención su “victoria”.
La estrategia del PP y de ETA coinciden. Los terroristas proque su llamamiento a la abstención tiene su asiento en el miedo, en la violencia, en la negación de la libertad. Los del PP porque su llamamiento a la abstención se asienta en sembrar el miedo al futuro económico, al futuro de la ingtegración de los inmigrantes.
La estrategia de la abstención hace tocarse a quienes no buscan el bienestar de los ciudadanos, sino en la consecución del poder a cualquier precio. Conseguir el poder no para gobernar, sino para mandar. Que no es lo mismo.