Archivos para noviembre 2008

El pasado martes, 25 de noviembre, la ministra de Defensa compareció en el Congreso de los Diputados para presentar a la Comisión correspondiente lo que será la nueva Directiva de Defensa Nacional. Leyendo su intervención, he recordado alguna de las ponencias presentadas en unas Jornadas sobre Seguridad y Defensa celebradas en Mérida los días 19 y 20 de octubre, dentro del Espacio Ágora, el debate peninsular, organizado por la Junta de Extremadura. Lo he recordado porque algún párrafo de la intervención de Carme Chacón en el Congreso me sonaba de haberlo oído antes.
Por ello, he repasado las notas que tomé en las Jornadas de Mérida y, en concreto, la intervención del Almirante Terán Elices, que era en esa fecha Jefe del EMACON (Estado Mayor Conjunto). Se refería el EMACON a diversos asuntos, de plena actualidad.
En la búsqueda pragmática de la estrategia se produce una dicotomía. Hay un riesgo claro que se corre cuando se hacen análisis de hechos cercanos que pueden dar lugar a interpretaciones erróneas de la realidad. Cada uno aporta al análisis un elemento personal, y como las políticas no tienen relectura crítica, no hay una revisión de esa política.
Un ejemplo es la reciente intervención soviética en Georgia y en Osetia del Sur, como consecuencia de la independencia unilateral de Kosovo: en este caso, Rusia ha reaccionado igual que si lo hubiera hecho la antigua URSS. Ello condiciona el planteamiento estratégico del futuro, ya que habrá que tener en cuenta esa pervivencia en Rusia del antiguo modelo soviético que parecía haber desaparecido.
La crisis económica, fundamentalmente financiera, hará ver una nueva visión estratégica futura. Un politólogo estadounidense, Fukuyama, publicó a comienzos de los 90 un libro, “El fin de la historia”, en el que sostenía que tras la desaparición del muro aparecía un mundo idílico, y desaparecerían los conflictos, constituyéndose el estado universal basado en tres elementos: liberalismo, capitalismo y consumismo. Al mismo tiempo se planteaba el concepto del Nuevo orden mundial (que era la materialización de la teoría de Fukuyama), lo que se ha venido abajo.
Hace poco, Robert Kagan, planteaba, en otro libro “El retorno de la historia. El fin de los sueños”. Lo que se planteaba principios de los 90 (entonces se consideraba doctrina válida) era la unipolaridad y Kagan defiende la multipolaridad, que empiezan a surgir nuevos poderes (Rusia, China, Japón, India, Irán).
Estos nuevos elementos surgen como consecuencia de unas variables: globalización, la revolución tecnológica, la demografía, la dificultad de materias primas, proliferación de armas de destrucción masiva.
Globalización. Estos factores condicionan la vida cotidiana de los ciudadanos y la acción de los estados.
La revolución tecnológica: se suprimen la distancia y el tiempo en la transmisión de la información, información en tiempo real, aún en fase de desarrollo.
Demografía. Desequilibrios demográficos. Como consecuencia de ello están las migraciones y el incremento de las megaciudades (incidentes de París).
Materias primas. No hay una preocupación porque se acaben las materias primas fosilizadas (petróleo), sino porque aparecen nuevas reservas, y por los riesgos en el transporte de esas materias primas.
Armas de destrucción masiva. Habrá varios países con capacidad de producirlas, y eso no llevará a procesos de disuasión multipolar.Estos cinco factores tendrán, indudablemente, una gran importancia en el futuro.
En el ámbito de la Defensa se producen dos influencias de carácter notable: desaparece la frontera entre la guerra y la paz (en sentido clásico). Por ejemplo, hay ciudades en las que se produce la convivencia ordinaria y en la calle de al lado hay enfrentamientos terroristas, militares o paramilitares, como sucede en Kabul o Bagdad. Y la otra es que el hecho de la guerra no existe, como tal, sino que se están produciendo múltiples enfrentamientos locales, en lo que se denomina enfrentamientos asimétricos (ejércitos regulares vs ejércitos o grupos no regulares). Esto es una perversión, ya que el ejército regular está sujeto a controles, mientras que los no regulares no están sujetos a ninguna norma. A ello está el condicionamiento de las opiniones públicas por los medios de comunicación (sin entrar a valorar si el conocimiento es bueno o malo, sino por el hecho primario del conocimiento público).
Vale.

Copa Davis

cercadelasretamas —  noviembre 23, 2008 — Deja un comentario

Hace casi un año, a mediados de diciembre de 2007, se celebró en Cáceres el Masters nacional de tenis, una apuesta de la candidatura de Cáceres 2016, y en esas fechas, los “comentaristas” de los periódicos se lamentaban de la ausencia de grandes tenistas.
Para muestra de los comentarios, este, aparecido en El Periódico Extremadura el 13 de diciembre de 2007: “400.000€ para no ver ni a Nadal, ni a Moyá, ni a Ferrero, !no pasa nada!. VEREMOS A VELA, el inventor de este fiasco. Por ese dinero se fomenta el deporte base y se construyen 15 pistas de tenis, que falta hacen en CC.”
Hoy, casi un año después, aquellos tenistas que no tenían ni nombre ni calidad para algunos expertos comentaristas, han ganado la Copa Davis: Fernando Verdasco ganó el campeonato de España, y pudimos ver a Ferrer, a Feliciano López…
Sin Nadal, sin Ferrero, sin Moyá, han ganado la Davis. Los que tuvimos ocasión de verlos en directo y disfrutar con su juego, hoy hemos recordado aquellos partidos, y sobre todo hemos recordado un pequeño detalle: el segundo apellido de Verdasco es Carmona, y, como otros muchos, es hijo de emigrantes extremeños.
Vale.

Otoño en El Marco

cercadelasretamas —  noviembre 23, 2008 — 1 Comentario

en otoño los ladrones de cielo
llevan silencio en el pico y tumba en las alas
(Pedro Casariego)
No es en absoluto comprensible que la derecha española, dizque liderada por Mariano Rajoy, no sea capaz de acallar a su anterior dirigente, que cada vez que habla hunde un poco más al PP y da ánimos a la ultraderecha. Ahora, con motivo de una reunión de NNGG se ha largado un discurso con dos partes diferenciadas: una, para asestar mandobles al Gobierno, y otra, para deslegitimar a su heredero a título de nada, Mariano.
Lo que Aznar diga de su partido o de su presidente, allá él, allá ellos, si no fuera porque el PP tiene que jugar un importante papel constitucional. Claro, que eso, la Constitución, a Aznar, se la trae floja. Nunca ha creído en ella ni nunca creerá. Para él, la única constitución política son los principios fundamentales del movimiento y los discursos que su abuelo le escribía a Franco. Y para él, la única constitución efectiva en la que cree es en el dinero, el que “gana” por haber sido presidente del gobierno y en el que le hace ganar su yernísimo, Agag.
Sí es más importante que Aznar se dedique a deslegitimar al Gobierno, porque cada vez que habla se pone en evidencia. Que el joven inspector de hacienda en Logroño que escribía cartas a los periódico blasfemando contra la constitución se dedique a descalificar al presidente del Gobierno es una garantía de que Zapatero lo está haciendo bien.
Cuando Aznar critica que se vaya a reuniones por ahí de prestado, en referencia a la cumbre reciente de Washington, tiene su gracia. Si se es políticamente correcto, habría que decir que Aznar se coló de prestado en la foto de las Azores. Pero si se juega a lo mismo que él, habrá que recordarle que en la guerra de Iraq, su trabajo, al tratarse de una guerra, era el de mamporrero de Bush. Que Aznar quiera descalificar a Zapatero, ahora, después de las consecuencias nefastas de un nefasto Bush y de la política seguida por los neocons en EEUU y los neofascistas en España, tiene su gracia.
Dejemos de ser políticamente correctos con Aznar, porque él no lo es, porque él no cree en la Constitución y llámemosle por su nombre y por su comportamiento: fascista. Para él, lo importante no es ganar unas elecciones o gobernar. Para él, lo único importante es mandar, que no es lo mismo. Y si no hubiera elecciones y mandara él siempre, mejor. Ese es su pensamiento político. El pensamiento económico está en la contabilidad de FAMAZTELLA.
Vale.
Aunque los modos de hacer política en los EEUU y en España son distintos, a veces ocurre lo que va a producirse cuando Barack Obama sea Presidente de USA. Ocurrirá que el presidente americano reproducirá una situación, en su gobierno, en su administración, como se dice por allí, que ya llevó Zapatero a su primer gobierno. Obama ha propuesto a Hillary Rodham Clinton para que sea Secretaria de Estado.
Cuando en 2004 el PSOE ganó las elecciones, el primer nombramiento que hizo Zapatero fue el de Ministro de Defensa, ya que en esos momentos su prioridad política comprometida electoralmente era la de sacar las tropas españolas de Iraq, a donde el megalómano Aznar las había enviado a mayor gloria de su amigo Bush.
En ambos casos, en el de Obama y en el de Zapatero, el paralelismo se establece en que Bono fue contrincante del actual presidente del Gobierno para la Secretaría General del PSOE, al que ganó por un escaso margen, en tanto que Hillary Rodham Clinton fue la contrincante de Obama en las primarias demócratas, a la que ganó muy al final del proceso.
Obama, como Zapatero, recurren a quienes fueron sus contrincantes directos y, también, encarnizados, para cargos en sus respectivos gobiernos que responden a prioridades fundamentales que han sido objeto de debate en las elecciones que los han llevado a la victoria.
Para Zapatero, el compromiso de sacar a las tropas de la guerra ilegal de Iraq era una prioridad absoluta, y para poder llevarla a cabo eligió a político de su partido que más tirón populista tenía desde su presidencia autonómica de Castilla La Mancha. Para Obama, recuperar el prestigio internacional de EEUU, tirado a la basura por el más nefasto de los presidentes americanos, es una prioridad que no puede encargar sino a una persona curtida en la política, nacional e internacional, y con un amplio tirón mediático y popular fuera de las fronteras norteamericanas.
A Zapatero, la opción de Bono le salió bien, y el ministro de defensa llevó a cabo la operación del modo más adecuado, porque supo elegir a los mandos militares que la ejecutaron. Esperemos que la opción de Obama permita unas relaciones internacionales en las que el prestigio de los EEUU sea compatible, complementario con el prestigio y la eficacia de todos los países que forman parte de la ONU, y no que pretendan imponer un modelo único, un pensamiento único.
Vale.

Las televisiones, en España, emiten en régimen de concesión administrativa del Estado y, por tanto, deben su trabajo a la aplicación de las normas del estado derecho. Por ello, es llamativo que una cadena de televisión, que destaca y mucho sobre las demás por la emisión de telebasura, se preste, al parecer sin rubor alguno, a dar altavoz a delincuentes. Altavoz y generosos pagos. Los dos últimos casos, el de Luis Roldán y el de Julián Muñoz.

La fiscalía ha ordenado abrir una investigación para conocer los pagos que esa cadena, referencia del primer ministro italiano Berlusconi en España, haya podido realizar a los dos citados delincuentes en las entrevistas concedidas a dos matronas de la cadena, María Teresa Campos y Ana Rosa Quintana.
Un medio de comunicación que se precie de tener unos buenos servicios informativos, de tener periodistas acreditados por su profesionalidad debería saber que ninguno de los dos entrevistados dirá nada que no hayan dicho en sede judicial, que no dirán nada nuevo porque como se sabe por las películas americanas, todo lo que puedan decir podrá ser utilizado en su contra. Sabiendo que ninguno de los dos tirará de ninguna manta, porque esa manta es la que les cubre, ¿por qué entrevistarlos? Primero, porque lanzan cebos sobre la audiencia para hacer creer al público que hablarán de asuntos no conocidos, que implicarán a otras personas en sus delitos. Segundo, porque a Telecinco le gusta pagar a delincuentes que no van a aportar nada nuevo sobre los delitos que los llevaron a la cárcel.
La reciente sentencia en favor de la cadena de Berlusconi prohibiendo a la “rubia tonta” (Patricia Conde) y al “enano” (Ángel Martín) usar videos suyos en SLQH cobra sentido ahora que esa cadena utiliza la mierda de los delincuentes para llenar horas de programación, engañar a los ciudadanos y pagar por ello suculentas cantidades de dinero.
Que T5 haga con su dinero lo que quiera, pase. Que produzca experimentos “sociológicos” como Gran Hermano, allá ellos. Pero que utilicen ese dinero para sanear la economía de delincuentes a costa incluso de engañar al público, ya no está tan bien. Las aceradas críticas de Patricia Conde y Ángel Martín tienen sentido, mucho sentido, y que la cadena de Berlusconi recurra a la justicia para defenderse de ellas, cuando paga dinero a delincuentes a cambio de nada, tiene más sentido aún.
Porque no hay que olvidar que cualquier declaración de Roldán o Muñoz que no conste en los sumarios instruidos o en instrucción, daría de nuevo con ellos en el banquillo, y ninguno de los dos son tan idiotas como para cometer ese error. ¿No sabían eso las damas de T5 cuando les dijeron que los entrevistaran? ¿Qué clase de periodismo, de ética periodística y de profesionalidad se exige para “trabajar” en esa cadena?.
Vale.
P.S. Después de colgada esta entrada, prece ser que Ana Rosa Quintana no será la que finalmente entreviste a Julián Muñoz. Cambiando su nombre por el de cualquier otro presentador qe sea el que lleve a cabo dicha entrevista si finalmente la hay, los argumentos son los mismos, no hay por qué modificarlos.
El juez Garzón se ha declarado incompetente para seguir con la causa abierta por los crímenes de la dictadura, al constatar que Franco y los demás responsables señalados en el Auto de apertura de la investigación han muerto. Lo ha hecho en un documento judicial de más de 150 folios, en los que afirma que la responsabilidad penal del dictador y los que el acompañaron en la comisión de los delitos, se ha extinguido con su muerte, pero afirma que estos delitos siguen vigentes, porque los cuerpos de los desaparecidos no se encuentran.
Pero en toda esta cuestión, desde que hace un mes dictara su primer auto, y a partir de que el colaborador activo de la dictadura Manuel Fraga “recordara” la existencia de la Ley de Amnistía de 1977, han sido muchos, en los medios de comunicación de la derecha y de la extrema derecha, los que han afirmado, sin despeinarse, que, efectivamente, esa Ley de Amnistía también “cubría” los crímenes de la dictadura.
Se recuerda de vez en cuando las acusaciones fundadas al ministro Piqué, gobierno de Aznar, por sus beneficios fiscales en base a una cuidada “ingeniería fiscal”. Es habitual que los procesos por delitos urbanísticos estén trufados de una sofisticada “ingeniería urbanística”, que construye paso a paso todos los mecanismos necesarios para que los pelotazos queden impunes o se salden con mínimas penas y sin restitución de lo robado.
Ahora, la derecha heredera del “legado ideológico” del general bajito, heredera de los bienes económicos obtenidos en la comisión de los delitos de la dictadura, ha construido, con la inestimable y sonrojante colaboración necesaria de la Fiscalía, una suerte de ingeniería jurídica que les permitirá no sentir que sus riquezas, acumuladas por ellos y por sus padres, beneficiándose de la dictadura, están manchadas de sangre y de olvido.
Es vergonzoso que los periodistas con tirantes, que los añejos y caducos derechistas de la calle de Serrano y los vocingleros de la emisora de los obispos invoquen la Ley de Amnistía para salvar el legado (económico, no quieren ningún otro) que el dictador Franco les dejó. No hay que olvidar que los discursos de Franco se los escribía el abuelo de Aznar.
Pero no hay que olvidar que lo mismo que se persigue a los que justifican la violencia terrorista de ETA habría que perseguir, judicialmente también, a quienes justifican los crímenes de la Dictadura, a quienes amparan a los beneficiarios de esos crímenes y a quienes consideran que la desaparición de más de 140.000 españoles ya está saldada. Saldada, sí, en sus cuentas corrientes.
Vale.
La caída de Txeroki en Francia, además de ser una magnífica noticia deja dos perlas que acreditan, por un lado, la debilidad de la banda terrorista, y, por otro, que las fuerzas y cuerpos de seguridad se manejan cada vez mejor en mundos muy complejos.
Las placas de matrícula colocadas en el coche de Txeroki y Leire López no eran falsas, eran imposibles. Seguramente porque las placas de matrícula eran tan antiguas que no correspondían ni por asomo a los tiempos del modelo de coche, un Peugeot 207. Y, claro, la policía se fija en esos detalles. Este error, que podría ser del tipo de esos que aparecen en el cine, cuando a una actriz se la ve comiendo un croissant y en el plano siguiente lo que come es una madalena. La realidad, sin duda, es que ETA está cada vez más debilitada.
Lo de las placas puede entrar en el terreno de la chapuza, lo que demostraría que Txeroki, si no fuera como es un asesino, es español: las chapuzas son una de nuestras especialidades nacionales.
Sin embargo, la mejor noticia ha sido que la Guardia Civil y la Policía Nacional conocen cómo son los manejos de los etarras en internet, y la afirmación del ministro Rubalcaba de que “ETA usa cibercafés y para nadie es un secreto que las Fuerzas de Seguridad lo saben y lo investigan”.
Recientemente tuve ocasión de asistir a unas jornadas sobre Seguridad y Defensa en el espacio Ágora, en Mérida, y en ellas varios especialistas en la materia hablaban de cómo el uso de internet por los grupos terroristas suponen una amenaza para la seguridad. Decían que no se trata tanto de poner coto a la red o de censurar sus contenidos, sino la necesidad de se conozcan cómo se interrelacionan las diversas organizaciones.
Que nuestras fuerzas y cuerpos de seguridad conozcan cómo manejan los emails los etarras, cómo manejan los blogs, qué usos hacen de los cibercafés estará llevando a reducir un nuevo santuario, como antiguamente fue el territorio francés: hoy ha quedado demostrado que ya internet no será un santuario para los etarras.
Esta detención, además, tiene otro gran valor: las familias de los guardias civiles Centeno y Trapero ya saben que el Estado funciona y que sentará en el banquillo a sus asesinos.
Vale.
Leyendo y escuchando las informaciones sobre José Moreno, conocido como “El Pocero Bueno”, la reflexión no se hace esperar: ¿es necesario que haya un Pocero bueno? ¿Por qué? Si uno lee que el promotor de cooperativas aún no tiene los terrenos para construir las viviendas, la reflexión se complica, porque son los propios interesados, de Fuenlabrada, los que hacen cábalas: ¿en Alcorcón? ¿Getafe? ¿Móstoles? ¿Humanes? Y así hasta agotar, seguramente, los topónimos de la Comunidad de Madrid.
La existencia de un pocero bueno en Madrid, en territorio Espe, parece necesaria, y lo es si se van conociendo los estragos que el neoliberalismo de Esperanza Aguirre está causando: servicios sociales inexistentes o privatizados, privatización de la sanidad pública, abandono en la regulación del mercado inmobiliario…
En materia inmobiliaria y urbanística, donde se mueve el suelo, la Comunidad de Madrid está entregada de pies y manos, como si fuera una secta, a la doctrina Porto Rey, la que marcó la Ley del Suelo de 1998, de infausto recuerdo. Una doctrina que propugna que todo el suelo, menos el que tenga algún tipo de protección, puede ser urbanizable. Y el protegido, si es de un amigo, también. Consideran que a mayor oferta de suelo, menor precio: craso error.
Encadenarse a la secta del neoliberalismo impide a Esperanza Aguirre y a su gobierno atender las necesidades de los ciudadanos, porque el mercado no arregla todo, y las consecuencias del libre mercado las estamos pagando ahora.
Debería servir de ejemplo la Comunidad Autónoma de Extremadura, cuyo gobierno puso en marcha un plan especial llamado popularmente de 60.000 euros, porque se trataba de construir viviendas para venderlas a ese precio. Ahora, desde la promesa electoral y las promociones actualmente en curso, el precio real es de 74.000 euros. A esos precios, acordes con los salarios de la Comunidad Autónoma, los jóvenes extremeños, sobre todo los jóvenes, no necesitan acudir a ningún Pocero bueno, solamente tienen que ir a la ventanilla de la comunidad a inscribirse, reunir los requisitos y esperar al sorteo. Lo más lejos que les puede tocar de donde viven es en un barrio de nueva construcción, pero en la misma ciudad, cerca de la familia, de los padres, de los hermanos.
Si el gobierno de Esperanza Aguirre fuera un gobierno de verdad, y no una agencia de consejos de administración, debería hacérselo mirar. A ella y a los alcaldes de los pueblos (Móstoles, Alcorcón, Fuenlabrada, Humanes, Getafe) a los que las iniciativas de José Moreno (creo que de origen extremeño, qué casualidad, emigrante) les sacan los colores, y a quien no tendrán más remedio que facilitarle suelo para sacar adelante las cooperativas.
El pocero bueno es necesario en sitios como la comunidad de Madrid porque sus políticos están haciendo dejación de sus obligaciones, y las iniciativas de José Moreno los están dejando con el culo al aire. Y el culo del neoliberalismo está lleno de mierda.
Vale.

Un leader politique doit assumer ses responsabilités, en toute loyauté et en faisant preuve de courage, de même qu’il est tenu de faire avancer des causes nobles et justes. (Un dirigente político debe asumir sus responsabilidades con toda lealtad, y mostrando coraje, ya que se requiere para avanzar en las causas justas y nobles.)
Así comienza el artículo de homenaje a Bush que firma en Le Figaro el exPresidente Aznar: un homenaje de lealtad… a Bush, claro.
Porque cuando el señor Aznar afirma, sin ruborizarse (mejor dicho, sin sentir ni un ápice de vergüenza) que las responsabilidades se asumen con total lealtad no se está refiriendo a la lealtad que le obligaba con los ciudadanos españoles que le eligieron como presidente del gobierno. Él se refiere a la lealtad a los señores más poderosos que él. En la práctica, cuando Aznar habla de Bush se refiere a él como a su señor.
Aznar no fue leal con los ciudadanos españoles, embarcando a nuestro país en una guerra ilegal, a mayor gloria del más nefasto presidente de los EEUU, según todos los estudios que se vienen haciendo en ese país. Y ser pelota mayor del universo del más nefasto, viene a ser lo mismo que ser el más ridículo de los pelotas del universo.
Unir en dos líneas conceptos como lealtad y coraje con las causas nobles y justas, y atribuyendo a Bush la toma de decisiones en causas nobles y justas (guerra de Irak, Guantánamo, torturas, desregulación financiera…) y atribuyéndose el mismo Aznar la lealtad a esas causas es una falacia propia de quien atesora un elevado concepto de sí mismo, de quien es, en realidad, un ególatra.

Aznar resume, en ese artículo, algo que es propio de los acomplejados, de los psicológicamente acomplejados: se muestra fuerte con el débil (para él, todos los que no le adoran, son desleales y, por tanto, débiles) y débil con el fuerte (con Bush, claro).
De todas formas, en España tenemos la suerte de que su sustituto, que no sucesor, en el PP, el tal Mariano Rajoy, tiene una acusada personalidad, tiene fuerza de carácter y cada vez que su homo antecesor la caga, como en el artículo de Le Figaro, él, superMariano, de manera inmediata se desmarca de esas opiniones y da instrucciones en su partido para que todo el mundo abjure de Aznar, abjure de ÉL.
Vale.