Archivos para abril 2013

Quizás haya quien recuerde aquello del “síndrome de La Moncloa” que asaltaba a los sucesivos presidentes del Gobierno de España desde el comienzo de la transición. Un síndrome que atacaba a Adolfo Suárez, Felipe González, José María Aznar y Rodríguez Zapatero y que consistía básicamente, según los analistas políticos, en un conjunto de síntomas que alejaba a los presidentes de la realidad, de la calle, haciéndoles prisioneros de una especie de jaula de cristal en la que no tenía cabida ningún resquicio de realidad, de relación real con los ciudadanos.
Ahora, en cambio, hay un presidente del ¿gobierno? ajeno a ese síndrome, que parece curado del mal que aqueja a quien se convierte, por la voluntad política de los votantes, en inquilino del Palacio de La Moncloa.
Claro, que mientras el síndrome de La Moncloa al menos se circunscribía a unos espacios físicos considerables, el síndrome que aqueja a Mariano Rajoy lo convierte en un guiñapo, en una mala marioneta de sí mismo.
La rueda de prensa del último Consejo de… Tramposos (26 de abril) nos mostró a tres inútiles convertidos en ministros por la única decisión de la marioneta del plasma. Ministros inútiles (incluida la Viceinútil), incapaces de tomar ninguna decisión por sí mismos en beneficio del conjunto de los ciudadanos. Unos incompetentes que salen a la rueda de prensa sabiendo que no tienen nada que ofrecer, salvo servidumbres a la canciller alemana, a mayor gloria de los intereses de la gran patronal y de los grandes poderes del neocapitalismo económico y del neofascismo político.
El presidente del ¿gobierno?, encerrado en un plasma, no es rehén de los síntomas de su cargo como sus predecesores, es un enfermo político, acuciado por síntomas como la cobardía, la pusilanimidad, la incompetencia, cuya única y artificial conexión con la realidad, que desconoce y que le vuelve un verdadero caso patológico, es el enchufe a la red eléctrica.
Mientras que el jefe del ¿gobierno? aparece como una vulgar caricatura de sí mismo, sus ministros, sus inútiles compañeros del Consejo de… Tramposos, salen a una rueda de prensa a anunciar que se arrodillan ante el poder de la canciller alemana, y que quieren, con ello, que el pueblo español también se arrodille, se humille como ellos.
La única cura posible para que Rajoy deje de ser un caso patológico, axsfisiado en la estrechez del plasma, es desenchufarlo de la red, cortarle la alimentación eléctrica. Desenchufando el plasma de la red conseguiremos que sus ministros inútiles, incluida la Viceinútil, dejen de arrodillarse ante Ángela Merkel y dejen de humillarnos.

No soy de un pueblo de bueyes,
que soy de un pueblo que embargan
yacimiento de leones,
desfiladeros de águilas
y cordilleras de toros
con el orgullo en el asta.
Nunca medraron los bueyes
en los páramos de España.
Miguel Hernández. Vientos del pueblo.

Vale.

A Chely Muñoz

La ciudad de Cáceres, su núcleo monumental y antiguo tiene la forma de un huso de hilar, con un eje que viene desde el Sur, siguiendo la Vía de la Plata y que al llegar a lo que un día fue puente de San Francisco, se bifurca, se abre, en las calles Damas, San Ildefonso y Fuente Nueva, para formar el centro de la madeja en la ciudad monumental y Plaza Mayor y que vuelve a ir cerrándose sobre el eje con las calles de Moros, Barrio Nuevo y Zurbarán-Santa Gertrudis, hasta confluir en el Camino de la Era de los Mártires, desde el que parte el Camino Viejo de Castilla siguiendo, de nuevo, la Calzada Romana.

MARGALLO 66 6232431QD2763C0001QL MARGALLO 68 6232430QD2763C0001GL

Una de esas calles, la de Moros, denominada desde finales del siglo XIX General Margallo, nació como arrabal y en ella se iban asentando los moros que no podían vivir en la ciudad cristiana, en la amurallada y sus coladas. Y ya ha aparecido en estas entradas con el edificio de la antigua Casa Cuartel de la Guardia Civil, en venta desde hace años.

Con edificios de dos y tres alturas, formando una larga hilera de casas de trazas y fachadas como las de cualquier pueblo del entorno, nos encontramos inmuebles como los situados en los números 66 y 68 (números de policía, que no catastrales) actualmente en venta, como otros muchos de la ciudad.

IMG_9687 IMG_9688

La suma de ambos inmuebles, en superficie de suelo es de unos 300 m2 y más de 600 m2 construidos, con fachada lateral a la calle Teniente Ruiz (¿debería ser Teniente Ruiz de Mendoza?) y que en el imaginario reciente de la ciudad tienen algunas reminiscencias. Por ejemplo, en el local de la esquina de Margallo con Teniente Ruiz se encontraba la Sastería Hinojal, que rezaba como “sastrería civil y militar” y que durante muchos años proveyó a la guarnición en Cáceres del Ejército y la Guardia Civil. Los años, la pérdida de tradición de padres a hijos y la confección industrial fueron la causa de que la sastrería perdiera clientes hasta ir cerrando.

IMG_9685

Esa calle de Moros, como, en mayor medida, la de Barrio Nuevo, eran el paso obligado desde el centro de la ciudad, desde la Plaza Mayor, hasta la Plaza de Toros y el vecino Cuartel Infanta Isabel, y fue convirtiéndose en una vía en la que fueron fijando su domicilio muchos cacereños venidos de otras localidades cercanas a trabajar en la capital de la provincia. O de otras provincias.

Ahora, cuando la ciudad ha crecido, edificios como los que vienen a esta entrada, van dejando sus habitaciones vacías y sus balcones llenos de letreros de “se vende”. Son edificios cuya puesta en servicio como nuevas viviendas tienen un coste elevado, con trazas y distribuciones interiores de difícil conversión a las nuevas necesidades sociales.

Para quienes hemos sido sus vecinos, ir viendo cómo algunas fachadas, algunas casas se remozan, adquieren nuevos colores, se adornan de elementos más modernos, y ver cómo otros edificios van siendo pasto del paso de los años, van cerrando puertas y ventanas, es demostración de que las ciudades son elementos vivos, y que su transformación no pasa solamente por hacerlas crecer con nuevos barrios.

Una calle, de las más largas de la ciudad, no puede ir llenando puertas y ventanas de carteles de “se vende” sin que por las autoridades políticas, los agentes económicos locales se crucen de brazos. Incentivar la rehabilitación como instrumento económico, pero, sobre todo, como instrumento social, puede y debe ser una acción de principal interés ciudadano.

La longitud de la Calle Margallo, nacida como calle de Moros, con su suave curveo y la diferente, pero constante, variación de alturas de dos a tres de sus inmuebles, la hacen especialmente singular.

Vale.

Hoy, 18 de abril de 2013, se debatía en el Congreso de los Diputados una Proposición No de Ley presentada por el Grupo Socialista reclamando del Gobierno la continuidad del Centro de Formación de Tropa nº 1 CEFOT 1, ubicado en Cáceres.

PILAR LUCIO Comision Defensa 18042013

La diputada del PSOE Pilar Lucio junto al portavoz de Defensa, Luis Tudanca, durante su intervención

Para defender la PNL, ha intervenido la diputada del PSOE por la provincia de Cáceres Pilar Lucio, una de las dos con que cuenta dicho partido en esta circunscripción electoral. Para contestar, en nombre el partido en el gobierno, la intervención ha corrido a cargo de Bibiano Serrano, diputado por la provincia de Badajoz. El Partido Popular cuenta actualmente, como el PSOE, con dos representantes: Carlos Floriano y Concepción González. Bueno, contaba, porque a los efectos de defender los intereses de la provincia, ambos, han hecho mutis por el foro.

En mi anterior entrada, decía que el Cefot esperaba a Carlos Floriano. Y explicaba los procedimientos reglamentarios que el diputado podría utilizar para asistir a la Comisión de Defensa y decir, en voz alta, que defiende los intereses de la provincia cuyos votantes le eligieron… pero no ha sido así.

Hoy, el señor Floriano ha diferido sus responsabilidades y ha simulado ser diputado por la provincia de Cáceres y, en la práctica, ha cometido la traición de no dar la cara. Si en diciembre, la alcasenadora Elena Nevado votó en dos ocasiones contra enmiendas a los Presupuestos Generales del Estado que reclamaban dotaciones económicas para mantener abiertos el Cefot de Cáceres y la Academia de Suboficiales de Talarn, hoy, Floriano no ha cometido el mismo error de votar en contra.

Cuando ha dado comienzo la sesión de la Comisión, retransmitida en directo por Congreso TV, esperaba ver aparecer la “melena ondulada” (El Gran Wyoming dixit) de Floriano… pero seguramente tendía otras cosas más importantes que cumplir con sus obligaciones como diputado por Cáceres. ¡Ah! ya, que esas son, precisamente, sus obligaciones como diputado.

Cuando ha dado comienzo la sesión de la Comisión, pensaba que el Partido Popular iba a expresar , por la voz de su máximo representante regional a nivel nacional, que eso que dicen para consumo de la parroquia (literal) de estar en todo con el Cefot era verdad. Pero no, tampoco.

El diputado que ha ido a sustituir a Floriano ha leído una serie de datos y ha pintado un panorama tal que no solamente hay que atribuir la situación de incertidumbre camino del cierre a Zapatero, sino que, casi, ha venido a decir que Zapatero es mucho más malvado que el emperador norcoreano. Por cierto, que para Bibiano Serrano, que ha utilizado unos datos y referencias de aquella manera, también habrá un post. Para demostrar que no por hablar más alto y por enseñar papeles se tiene más razón. Y eso sucede cuando de lo que está hablando no tiene ni puñetera idea.

Pero hoy, 18 de abril de 2013, se ha demostrado que el diputado simulado por Cáceres, Carlos Floriano, ha diferido sus obligaciones y en vez de aparecer como traidor votando contra el Cefot, que es lo que hubiera tenido que hacer si se hubiera presentado al examen, ha preferido demostrar que es un traidor que huye de sus obligaciones, por las que recibe el sueldo de diputado.

A Floriano los votantes lo eligieron para representar y defender los intereses de Cáceres. Hoy, no los ha defendido, no ha representado esos intereses. Hoy, seguramente, Floriano estaría, a esa hora, haciendo algunos ejercicios en el gimnasio, quizás unos ejercicios de trepar por la cuerda de nudos.

Vale.

Foto de Floriano Corrales, Carlos Javier

Fotografía oficial de Carlos Floriano en la web del Congreso

El próximo 18 de abril, al concluir la sesión plenaria del Congreso de los Diputados, dará comienzo la Comisión de Defensa, cuyo primer punto del orden del día es el debate y votación de una proposición no de Ley, presentada en Abril de 2012 por el Grupo Parlamentario Socialista, sobre la continuidad del Centro de Formación de Tropa nº 1, de Cáceres. Y Diputado por la provincia de Cáceres es Carlos Javier Floriano Corrales. ¿Qué hará? ¿Qué puede hacer? Lo que debe hacer lo sabe él solamente.

El diputado Floriano es vocal de la Diputación Permanente del Congreso, Vicepresidente 1º de la Comisión de Justicia, Vocal de la Comisión de Economía y Competitividad y Vocal de la Comisión de Presupuesto. Además, el diputado Floriano es Vicesecretario General de Organización del Partido Popular (número 3, tras Mariano Rajoy y María Dolores de Cospedal). Nunca el hijo del tabernero de la Plaza de Marrón de Cáceres pensó en que llegaría a tanto.

Con todos estos cargos, el diputado Floriano puede asistir, sin voto, a las sesiones de las comisiones de las que no forme parte (art. 6 del Reglamento del Congreso). Es decir, puede estar presente en la Comisión cuando se debata al futuro de la Proposición no de Ley (PNL) firmada por las diputadas por Cáceres Leire Iglesias y Pilar Lucio.

También puede, si quiere, el diputado por Cáceres Carlos Floriano, asistir a la Comisión de Defensa para debatir la PNL y fijar la posición de su partido (y del Gobierno) sobre el futuro del Cefot 1 de Cáceres. Basta con que su grupo parlamentario, verbalmente, lo comunique al presidente de la Comisión, de acuerdo con el art. 40.2 del Reglamento: “Los Grupos Parlamentarios pueden sustituir a uno o varios de sus miembros adscritos a una Comisión, por otro y otros miembros del mismo Grupo, previa comunicación por escrito al Presidente del Congreso. Si la sustitución fuere sólo para un determinado asunto, debate o sesión, la comunicación se hará verbalmente o por escrito al Presidente de la Comisión y si en ella se indicara que tiene carácter meramente eventual, el Presidente admitirá como miembro de la Comisión, indistintamente, al sustituto o al sustituido”.

O lo que es lo mismo: el diputado por Cáceres, Carlos Floriano, puede, si quiere, asistir a la Comisión de Defensa y apoyar la PNL para instar al Gobierno a que mantenga abierto y plenamente operativo el Cefot de su ciudad. O puede, si no quiere o no se atreve, no ir y dejar que el diputado de turno fije la posición del PP y, como es de esperar cuando esta entrada se publique, rechace la PNL y la incertidumbre, cada día mayor, se siga posando sobre el Campamento de Santa Ana.

Pero hay una cosa clara: los ciudadanos, especialmente los directamente afectados, trabajadores del Cefot (militares y civiles, sus familiares, sus amigos, sus vecinos) sabrán que si el diputado Floriano no asiste a la Comisión, estará dándoles la espalda. Y si asiste y vota contra la PNL, estará dándoles la espalda. No estará defendiendo los intereses de la ciudada y la provincia que lo eligió.

De todas formas, con las actitudes y comportamientos que vienen mostrando los cargos electos del Partido Popular no sería de extrañar que Floriano, el diputado de la Plaza Marrón, demuestre que le da igual su ciudad. Ya lo hizo la alcaldesa Elena Nevado votando en contra de dos enmiendas a los PGE para 2013 que pedían la continuidad del Cefot. Y también votó en contra de las mismas enmiendas el alcalde de Trujillo, y senador, Alberto Casero, sin que su cara de color tomate se resintiera.

Vale.

El próximo jueves, 18 de abril de 2013, la Comisión de Defensa del Congreso debatirá una Proposición No de Ley, presentada el 25 de abril de 2012 por el Grupo Parlamentario Socialista, por Leire Iglesias y Pilar Lucio, instando al Gobierno a mantener plenamente operativo el Centro de Formación de Tropa nº 1, en Cáceres. Un año, menos 7 días ha tardado el Partido Popular en querer debatir esta cuestión. Y eso que el número 3 de ese partido es Carlos Floriano, diputado por la provincia de Cáceres y cacereño de nacimiento.

Hasta ese día todavía pueden ocurrir algunas cuestiones que mediaticen el debate. Pero en todo caso, haber dejado pasar un año para este asunto demuestra que la política de Defensa del PP es de todo menos fluida y transparente y que Floriano manda menos en el PP que un policía local en el Rocío. Ahora queda por ver si tendrá agallas para defender la postura de su partido en este asunto, algo que sin duda debería hacer.

De momento, el pasado 22 de marzo, el Consejo de Ministros aprobó la oferta de empleo público para 2013, y, según la propia referencia oficial de La Moncloa, dejó para futuras reuniones la OEP 2013 de las FCSE y las FAS. En la primera reunión posterior al 22 de marzo, no hubo esa aprobación y los macutazos de que mañana, viernes 12 de abril, sí se podría aprobar. De no ser así, el PP no llevará a la Comisión de Defensa ningún argumento para mantener una situación de incertidumbre que afecta al Cefot 1, pero, sobre todo, afecta al personal que trabaja en dicha Unidad, tanto militares como civiles. Y, en lo que se refiere a la incertidumbre, a quien más afecta sin dudarlo es a los militares.

Casi catorce meses después de que la alcasenadora Elena Nevado tuviera, el 5 de marzo, una reunión “de cortesía” con la Subsecretaria de Defensa, Irene Dominguez-Alcahud, de quien depende el reclutamiento de efectivos para las FAS, no ha habido ninguna buena noticia. Y, claro, aquella reunión de cortesía tuvo poco: la alcasenadora de Cáceres recibió de primera mano la información que luego apareció publicada.

Que en marzo de 2012 el Cefot 1 estuviera medio cerrado y que meses después estuviera medio abierto, no es más que un juego de palabras: sobre el futuro de esta Unidad se ciernen tantas incertidumbres como veces algunos “responsables” del PP han dicho lo contrario. Pero, sobre todo, se ciernen el silencio y la inacción, por miedo a enfrentarse a su partido en el caso de Carlos Floriano y Elena Nevado, o porque es “una cosa de Cáceres”, en el caso del presidente regional del PP y de la Junta de Extremadura, José Antonio Monago, al que ni le va ni le viene que este Centro de Formación esté abierto.

Sería una gran noticia que, por ejemplo, el Consejo de Ministros de mañana, viernes 12 de abril, aprobara una Oferta de Empleo Público para las FCSE y FAS que incluyera un número significativo de plazas de nuevos soldados (a compartir su formación entre el Cefot 1, de Cáceres, y el Cefot 2, de San Fernando). Y sería una gran noticia a pesar de que el sábado viéramos en los periódicos cómo eso se lo atribuyen quienes están contribuyendo con su inanidad a que a cada paso estemos más cerca del final.

Y, volviendo a la Comisión de Defensa del próximo 18 de abril, sería digno de ver si Carlos Floriano se atreve a fijar la posición de su partido. Si mañana el Consejo de Ministros aprueba la OEP 2013 para las FAS, seguro que va a la Comisión a sacar pecho. Si no, dirá que está en Magistratura haciendo algún despido diferido o fijando alguna indemnización para algún ex tesorero.

Vale.

El Ministerio del Interior ha determinado que no podrá haber escraches a menos de 300 metros de los domicilios de los políticos

(http://www.cadenaser.com/espana/articulo/policia-prohibe-escraches-300-metros-domicilios-politicos/csrcsrpor/20130410csrcsrnac_7/Tes)

Tampoco se pueden los ciudadanos acercar al Congreso de los Diputados.

¿Qué se puede esperar de un gobierno que coloca a un ultraderechista, y con estas decisiones de “alejamiento”, claramente fascista al frente de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad?

Durante muchos años, al comienzo de la transición, se hablaba de democracia tutelada, de la capacidad de opresión de los “poderes fácticos” sobre un incipiente modelo democrático. Hoy, un gobierno acobardado, compuesto por una cuadrilla de incompetentes, establece una orden de alejamiento. ¿A quién maltratan los ciudadanos que ven cómo cada día las decisiones políticas destruyen lo que pudo llegar a ser un estado del bienestar? ¿A quién maltratan los ciudadanos cuando las decisiones políticas avalan la estafa en las preferentes y la violencia contra las familias en los desahucios?

Es inaudito que podamos asistir a que un gobierno utilice a la policía para proteger a los cómplices de estafas y de violencia económica y no haga nada para evitar que los lobbies, ilegales en nuestro país, se dedique a sobornar a esos mismos políticos a los que protegen.

El argumento (o lo que sea) que el amigo del narco Marcial Dorado utilizaba el otro día para criticar el escrache ante la casa de la Vicepresidenta del Gobierno de que se trataba de un domicilio con un bebé dentro, es una muestra del grado de desfachatez y de sinvergonzonería. Utilizan a los niños (a sus queridos hijos) como escudos humanos porque ellos no tienen la valentía de enfrentarse a unos ciudadanos que solamente exigen derechos, el cumplimiento de los derechos. ¿Qué mayor derecho tiene el bebé de la Vicepresidenta del Gobierno sobre los hijos de una mujer que para desahuciarla tiene que ir la policía y ejercer sobre ella violencia física, por encima de cualquier medida?

Imponer una orden de alejamiento para los escraches es comenzar a medir físicamente no la desafección de los ciudadanos de la política, sino el miedo que quienes imponen esa medida tienen a la democracia.

Vale.

El Periódico Extremadura (www.elperiodicoextremadura.com) publica hoy, 5 de abril de 2013, una información sobre los autobuses, una más: “Un juzgado cuantifica en 8 millones la deuda del Ayuntamiento de Cáceres con Busursa”.

Esta noticia viene a dar continuidad a una serie de ellas en las que los medios de información, los concejales, la alcasenadora Elena Nevado, los vecinos opinan, informan, desinforman y parlotean sobre cuál es el coste, lo que supone en el presupuesto municipal, la necesidad de acudir al interés general para hacer recortes… pero no he visto ninguna información que hable de la realidad.

Con motivo del último hachazo al servicio (que no al presupuesto) que le dio el actual gobierno del Partido Popular, he podido ir conociendo y asentando algunos datos que ya me sonaban, pero que ahora se confirman y demuestran la ineptitud de quienes dirigen el Ayuntamiento.

Cuando el Ministerio de Hacienda de Montoro rechazó en marzo el plan económico que presento el Ayuntamiento de Cáceres (única capital de provincia a la que Hacienda devolvió el plan), obligó a Elena Nevado y sus correligionarios a hacer drásticos recortes: un 23% en 2013 y un 15% en 2014. Sin duda, en las cuentas presentadas al alumno aplicado de Rodrigo Rato, figuraba (debía figurar) la deuda con Busursa, pero no creo que estuvieran los 8 millones de euro a que se refiere hoy El Periódico Extremadura. O lo que es lo mismo, el recorte presupuestario municipal en 2014 superará el 15% en bastante.

En ese recorte del 23% para este año se incluyeron unos 600.000 euros en disminución del déficit del servicio de autobús urbano, que desde la marcha de la empresa del empresario modelo de Esperanza Aguirre, Gerardo Díaz Ferrán, presta la levantina SUBUS. Pero solamente se tocó el servicio, es decir, que la disminución se hacía exclusivamente a costa de prestar un peor servicio. Y eso lo notamos quienes usamos el autobús y los que ven los números en el Audi oficial nunca llegarán a verlo.

Cuando Hacienda, cuando Montoro obliga a unos drásticos recortes (un 23% es drástico), el Ayuntamiento no entró a disminuir el coste del servicio. Y no lo hará. Entre otras cosas, porque sería reconocer que quien adjudicó el servicio lo hizo causando un grave perjuicio a la ciudad. Un perjuicio que ahora obliga a pagar en el juzgado 8 millones de euros que no están en la caja ni lo estarán nunca.

El Ayuntamiento paga el transporte urbano a 2,4 euros por kilómetro recorrido. Ese es el contrato que el gran gestor de la derecha firmó con don Gerardo, actualmente domiciliado en un palacio de propiedad estatal. Que no se olvide. Y la actual alcasenadora Elena Nevado no se ha atrevido a negociar cuando Montoro ha ordenado el recorte.

La actual empresa concesionaria dispone en Alicante y otras zonas en las que opera de vehículos más pequeños, que consumen menos, es decir, cuyo kilómetro de rodaje es más barato. A la empresa se le puede exigir que traiga esos vehículos más pequeños, en buenas condiciones de uso, y así el presupuesto municipal ahorraría bastante.

Como también podría resultar más barato si el Ayuntamiento revisara, de verdad, los costes de esos 2,4 €/km: combustible, gastos de personal, mantenimiento, seguros, etc. Porque seguramente el beneficio industrial podría rebajarse conociendo realmente los costes.

También, recientemente, la empresa ha hecho llegar al Ayuntamiento la necesidad de renovar la flota. Renovación que puede pasar por la compra de vehículos con menos gasto en combustible (gas natural, por ejemplo), de tamaños volúmenes más adecuados, que permitan una reducción notable del coste por kilómetro.

Ya que tenemos que pagar un contrato demencial a mayor gloria de don Gerardo, y que hay que seguir, hasta la nueva concesión, pagando la incompetencia del gran gestor de la OJE, tratemos de reducir los daños que esa gestión causa a las arcas municipales.

Es probable que mucha gente desconozca que el único criterio de pago del servicio de autobuses urbanos a la empresa concesionaria es el del km recorrido. Y es probable que mucha gente también desconozca que el precio por ese km recorrido sea de 2,4 €. Y a partir de ahí, las conclusiones las han de sacar quienes crean que hay otras formas de reducir los gastos, de recortar, y no solamente perjudicando a los ciudadanos, que es lo fácil, el recurso fácil del político indolente. Y es así, gestionando de verdad, con determinación, como se defiende el interés general, aunque ya se sabe que para algunos, el interés general es generalmente el suyo, que aquí nos conocemos todos.

Vale.

En fechas recientes hemos visto a través de los medios de comunicación cómo un hotel de cuatro estrellas, el Ceres Golf, dejaba de prestar servicios, al cesar la cadena hotelera que lo venía gestionando. También, otro hotel de la misma categoría, el Palacio de Oquendo, ha sido noticia porque el grupo NH, que lo adquirió a la cadena Meliá, tiene planteado un ERE que afectaría a una parte importante de la plantilla, lo que, al menos, podría suponer la pérdida de una parte de las habitaciones de que dispone dicho establecimiento.

hotel-caceres-golf

Paseando por la Plaza Mayor, cuando deja la lluvia, llegamos al final de los soportales, camino de la Plazuela de Las Cuatro Esquinas, y nos encontramos con el anuncio de la venta de un pequeño hotel, el Arabia Riad, una apuesta reciente de emprendimiento que, a lo que parece, no ha cuajado.

IMG_9351

Cada uno de los tres establecimientos citados tiene un componente distinto. El Hotel Ceres Golf nació al socaire de una Ley (llamada de Oferta Turística Complementaria, pero conocida como Ley de las Pelotas) que pretendía potenciar la construcción de campos de golf como reclamo turístico. Hoy, los “alojamientos turísticos en régimen de propiedad” conforman una urbanización privada, con múltiples problemas, en suelo urbano, pero cuya recepción por la administración, por el Ayuntamiento, parece inviable. Y el hotel, como demuestra el cese en su explotación por la cadena que lo gestionaba, demuestra el fracaso del modelo.

IMG_9352

El Hotel Palacio de Oquendo fue bautizado así por la cadena NH cuando lo adquirió al Grupo Meliá, que había iniciado con él una línea de negocio de “hoteles con encanto” en ciudades de interior que no era más que establecer una competencia comercial con los Paradores Nacionales. Hoy, inmerso en un ERE el grupo NH, el futuro laboral de buena parte de sus trabajadores está comprometido y la apuesta de un turismo de calidad (es decir, de buen poder adquisitivo) en la ciudad de Cáceres se tambalea.

IMG_9354

Porque lo que en realidad deja ver esta pérdida de capacidad hotelera no es sino la ausencia de un modelo de desarrollo turístico de la ciudad. La inexistencia de un modelo de ciudad y de cómo incardinar en ese modelo el turismo como fuente de negocio. La mayoría absoluta de la que goza el Partido Popular es, también, la absoluta falta de ganas de trabajar por la ciudad. Mientras el gozo esté en disfrutar de esa mayoría y de convertir al Ayuntamiento en una sucursal de la BBC, la ciudad va muriendo, paulatinamente, por falta de uso.

Hasta ahora, esta serie de entradas sobre esa falta de uso se ha referido, básicamente, a inmuebles cerrados hace tiempo, en su mayoría edificios oficiales o privados, pero esta emulsión de noticias negativas sobre la inexistente industria turística local, nos lleva a plantearnos que más allá de los muros de la ciudad (no me refiero a la muralla, me refiero a esos muros imaginarios que nos separan del mundo) no hay nada. No ofrecemos nada atractivo. La gente que viene, viene, nos mira (creo que ni siquiera nos ve), algunos compran una chacina barata, o un queso de menos de 10 euros y se van.

El turismo de calidad no se consigue sólo con postales de la ciudad monumental, única idea que han tenido los concejales del PP desde junio de 2011, o con poner códigos QR que son una oferta de alguna empresa, o tener unas pantallas colocadas y sin uso durante dos años… El turismo de calidad se consigue añadiendo al valor que tienen la ciudad y nuestro entorno un valor añadido, el de la cultura. Convertir a Belén Esteban o a la Duquesa de Alba en iconos pop, no es suficiente, ni mucho menos. La cultura no es un día una ocurrencia y hasta el año que viene. No es aquello de tener la frente estrecha estrecha, como los paisanos de Gila, que les entraban las ideas a rastras, una cada año, los años bisiestos dos.

La cultura debe ser un trabajo de 365 días al año, debe ser un generador de empleos directos e indirectos. Pasear un día laborable por la ciudad antigua, y encontrarse todo cerrado, prácticamente, con la mayoría de los edificios sin nada que ofrecer a los visitantes, sin un modelo de ciudad en el que apoyar campañas publicitarias, demuestra tristeza, desazón. Y muestran a quienes nos visitan la indolencia de quienes nos gobiernan.

Esto, que históricamente ha sido así durante casi todas las legislaturas democráticas, ha llegado a un momento de inacción total. Las corporaciones anteriores han tenido, con más o menos acierto, la valentía de promover modelos en los que apoyar propuestas concretas. El Partido Popular que gobierna ahora, ni siquiera se ha planteado un modelo. Ni siquiera se digna en copiar cosas que se hacen en otros sitios. Simplemente, gozan de su mayoría absoluta, encantados de haberse conocido. En copiar, por ejemplo, el modelo (salvando las distancias) de Toledo, sin ir más lejos.

Vale.

La importación del escrache para visualizar las protestas contra los desahucios y otros desmanes de un sistema claramente cuestionado, ha puesto en actitud beligerante a los políticos (principales destinatarios de los escraches) y a una caterva mediática al servicio de los mismos que han originado y se han beneficiado de un modelo económico a mayor gloria de la especulación.

El escrache es un método de protesta basado en la acción directa. Y la finalidad es influir en la toma de decisiones políticas futuras o en la modificación de normas existentes.

Siguiendo un modo de expresión actual, el escrache es de pobres. Porque la acción “directa” para influir en la toma de decisiones políticas existe desde siempre. Pero mientras que la prensa fascista española (el 90%, o más, de los medios) condena los escraches por violentos (no lo son, pero la verdad no les importa) hace de portavoz del escrache institucionalizado: el lobby.

Dice la Real Academia Española de la Lengua que la voz inglesa lobby se refiere a “grupo de personas influeyentes, organizado para prfesionar en favor de determinados intereses”. ¿En qué se diferencia, por tanto, el escrache que se realiza a las puertas de los dirigentes políticos que tienen que votar la ILP contra los desahucios, del “almuerzo de trabajo” que esos mismos dirigentes políticos despachan con una “asociación de empresarios”?

La finalidad es la misma. Cambia el modo. Pero, claro, mientras el escrache se hace en la calle (por eso es “de pobres” sin casa), la reunión del lobby con los legisladores o cargos públicos se desarrolla en lujosos restaurantes, lejos de la mirada indiscreta y con agentes de seguridad en la puerta.

En los EEUU los lobbys están regulados e identificados, en registros de intereses y se conocen quienes lo forman, quienes lo dirigen y cuáles son sus objetivos. En nuestro país, los lobbys no existen, los legales y regulados. Porque claro que existen. Y son variantes de la historia política de nuestro país, cuando las familiar pudientes con varios hijos repartían las “funciones” que cada uno de ellos deberían asumir: el mayor, para continuar la saga familiar, el segundo, a la carrera militar o eclesiástica, la hija mayor, a casarla con un buen partido, la segunda, a un convento para ser abadesa, y el hijo golfo/tonto/flojo a Madrid, a hacer política y a cuidar los intereses familiares evitando que se aprobaran leyes contra ellos.

Esos hijos que las familias mandaban en el siglo XIX a Madrid a proteger los intereses familiares son hoy los que forman las “asociaciones de empresarios”, los que organizan (les organizan, porque no saben) ferias comerciales, reuniones de trabajo, simposios, almuerzos… escraches finos para consguir mantener sus negocios e intereses.

Los escraches que estamos viendo un día sí y otro también no son más que lobbys que tratan de conseguir lo mismo: la patronal bancaria es contraria, por supuesto, a la dación en pago, el Partido Popular también, y para ello conforman una alianza apoyada en una sociedad de socorros mutuos, cuyos voceros, esos periodistas a sueldo de empresas cuyos accionistas mayoritarios son los bancos y que están en la nómina del PP como “opinadores de plantilla”, extienden la falsa opinión de que los escraches son violentos y los latrocinios que cometen los lobbys no existen.

Vale.