Democracia con orden de alejamiento

cercadelasretamas —  abril 10, 2013 — Deja un comentario

El Ministerio del Interior ha determinado que no podrá haber escraches a menos de 300 metros de los domicilios de los políticos

(http://www.cadenaser.com/espana/articulo/policia-prohibe-escraches-300-metros-domicilios-politicos/csrcsrpor/20130410csrcsrnac_7/Tes)

Tampoco se pueden los ciudadanos acercar al Congreso de los Diputados.

¿Qué se puede esperar de un gobierno que coloca a un ultraderechista, y con estas decisiones de “alejamiento”, claramente fascista al frente de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad?

Durante muchos años, al comienzo de la transición, se hablaba de democracia tutelada, de la capacidad de opresión de los “poderes fácticos” sobre un incipiente modelo democrático. Hoy, un gobierno acobardado, compuesto por una cuadrilla de incompetentes, establece una orden de alejamiento. ¿A quién maltratan los ciudadanos que ven cómo cada día las decisiones políticas destruyen lo que pudo llegar a ser un estado del bienestar? ¿A quién maltratan los ciudadanos cuando las decisiones políticas avalan la estafa en las preferentes y la violencia contra las familias en los desahucios?

Es inaudito que podamos asistir a que un gobierno utilice a la policía para proteger a los cómplices de estafas y de violencia económica y no haga nada para evitar que los lobbies, ilegales en nuestro país, se dedique a sobornar a esos mismos políticos a los que protegen.

El argumento (o lo que sea) que el amigo del narco Marcial Dorado utilizaba el otro día para criticar el escrache ante la casa de la Vicepresidenta del Gobierno de que se trataba de un domicilio con un bebé dentro, es una muestra del grado de desfachatez y de sinvergonzonería. Utilizan a los niños (a sus queridos hijos) como escudos humanos porque ellos no tienen la valentía de enfrentarse a unos ciudadanos que solamente exigen derechos, el cumplimiento de los derechos. ¿Qué mayor derecho tiene el bebé de la Vicepresidenta del Gobierno sobre los hijos de una mujer que para desahuciarla tiene que ir la policía y ejercer sobre ella violencia física, por encima de cualquier medida?

Imponer una orden de alejamiento para los escraches es comenzar a medir físicamente no la desafección de los ciudadanos de la política, sino el miedo que quienes imponen esa medida tienen a la democracia.

Vale.

cercadelasretamas

entradas

curioso

No hay comentarios

¡Se el primero en comenzar la conversación!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s