Archivos para marzo 2010

¿Cuántas veces hemos tenido y tenemos referencias del debate sobre la prevalencia del derecho a la información sobre el derecho a la intimidad? Y en la mayoría de las ocasiones, cuando la información tiene rasgos inequívocos de interés público, la doctrina constitucional la avala frente a la privacidad. Incluso en la reciente sentencia condenatoria a dos periodistas de la SER, este debate sobre la prevalencia de un derecho sobre otro se está librando en los tribunales.
Pues bien, el TSJM ha puesto en el debate entre el derecho a la defensa de imputados en la (presunta) comisión de delitos y el deber de la persecución de éstos, una banderita a favor del derecho a la defensa. Claro es que esa banderita está trufada de intereses políticos. El TSJM, con su posición, avala la anulación de escuchas de las conversaciones entre abogados y defendidos, realizadas en los contactos para preparar la defensa de los imputados. Cuando el juez Garzón, primero, y el juez Pedreira, después, determinaron la procedencia de las escuchas, lo hacían amparados en la Ley de Enjuiciamiento Criminal. Lo conocido de esas escuchas está claro que superaban el derecho de defensa, el derecho a marcar una estrategia de defensa y convertían a los abogados prácticamente en encubridores de los delitos atribuidos a los imputados.
El Partido Popular, otra vez, sale beneficiado de una decisión judicial que ampara a los imputados en la comisión de delitos cuando establecen con sus abogados una estrategia encaminada no sólo a la demostración de su inocencia, sino a que mediante artificios legales, mediante ingeniería jurídica, ni siquiera puedan conocerse los hechos en sede judicial.
Ya en su momento el Caso Naseiro impidió que la justicia investigara al partido de la derecha en un caso de financiación ilegal. Ahora, de nuevo, los jueces, en un ejercicio jurídico que en su momento deberá dirimir el Tribunal Constitucional, avala la ingeniería jurídica para blindar el derecho de defensa sin que el deber de persecución del delito pueda ponerse en práctica.
Los jueces del TSJM han optado por un artificio jurídico para proteger no solo a los imputados sino a sus abogados, antes que ejercer el deber que el Estado confiera a la Justicia, el deber de perseguir y juzgar la comisión de delitos. Los jueces del TSJM, está claro, defienden el concepto privado de la justicia, el concepto ultraliberal que define la prevalencia del individuo sobre el Estado, incluso cuando ese individuo es un (¿sólo presunto?) delincuente.
Desde luego, los jueces del TSJM ejercen sus atribuciones, el poder que el Estado Constitucional les confiere, anteponiendo al individuo sobre la colectividad. Claro está, que esos individuos (¡qué casualidad, como en el caso Naseiro!) están vinculados al partido que, ideológicamente, defiende los mismos principios que ellos, los jueces, aplican en sus resoluciones. Debería existir en el código penal el delito de prevaricación ideológica.
Vale.
Anuncios
//Artículo publicado en el semanario Avuelapluma (www.avuelapluma.es) de 22-03-2010)//
Próximo a entrar en vigor el nuevo PGM de Cáceres, me gustaría plantear una reflexión ciudadana sobre urbanismo. Primero, que el urbanismo no es coto vedado de técnicos y juristas, es, debe ser, ante todo, ciudadanía. En la realidad, todos conocemos cuáles son las dificultades que nos encontramos cada día en nuestro caminar (o conducir) por la ciudad. Segundo, y es donde quiero incidir, que nada en el urbanismo es inocente, ni la primera línea sobre el plano. Ni siquiera la que un ciudadano cualquiera pudiera trazar.
Sobre el plano de la ciudad existente, cualquier nueva línea supone una modificación que tendrá consecuencias en el futuro. Dependerá de quién trace la línea, por dónde la trace, que sectores divida… Y ahí entran en juego intenciones e ideología.
El PGM que al final entrará en vigor plantea un futuro con unas 32.000 viviendas nuevas, que habrá que desarrollar a lo largo de los próximos diez o quince años (o más, si la realidad de un cambio de modelo socioeconómico comienza a implantarse). Es un modelo de crecimiento realmente masivo, pero menor que el documento de partida, que llegaba a las 65.000 viviendas sin un horizonte preciso.
La línea que sobre el plano habían trazado los técnicos de la redacción del PGM, encabezados por Porto Rey, se basaba en un concepto ideológico ultraliberal, propiciado por un gobierno de ultraliberales en lo económico y lo social e integristas y reaccionarios en todo lo demás. La Ley del Suelo de 1998, del gobierno Aznar, uno de cuyos redactores fue Porto Rey partía del supuesto de que todo el suelo que no estuviera expresamente protegido podía ser urbanizable. Así, la línea sobre el plano que determinaba un crecimiento fuera de toda razón no era nada inocente: buscaba que el negocio del suelo se perpetuara para mayor gloria de propietarios, muchos de ellos herederos de tierras ociosas que así verían colmados sus sueños de rentabilizarlas sin haber dado un palo al agua en su vida. Bueno, un palo no, un voto sí, a la derecha.
Ninguna línea en el plano es inocente, pero cuando esa línea se traza con el interés, el único interés económico, despreciando la sostenibilidad y el equilibrio social futuros, deja de ser inocente para convertirse en culpable.
Vale.
En un mismo día, el presidente Barack Obama consigue sacar adelante una reforma sanitaria en EEUU con un necesario coste económico que implica una subida de impuestos y la izquierda francesa derrota por un margen de 16 puntos a la derecha de Sarkozy.
La crisis económica que sigue instalada, con algunos países en puestos de salida de la misma (EEUU y Francia, mismamente), supone en el análisis político de la aprobación de la reforma sanitaria americana y de los resultados de las elecciones francesas una lectura que puede trasladarse a España (lo mismo que hacen, interesadamente, desde la derecha los medios de comunicación) y que no augura nada bueno para el PP, instalado no en una visión de reformas sociales y políticas, sino en una anquilosada política neocon y económica ultraliberal.
Mientras el PP aplaudía con las orejas los tímidos buenos resultados económicos americanos y franceses, para atacar con ellos al gobierno de Zapatero, Obama incidía en su reforma sanitaria, que supone un brutal crecimiento del gasto público (se calcula para los próximos años en unos 960 mil millones de dólares) que compensará con subida de impuestos, y Sarkozy se empeñaba en reformas económicas claramente ultraliberales.
Los resultados son evidentes: Obama saca adelante una reforma que permitirá a no menos de 32 millones de norteamericanos acceder por primera vez a un seguro médico y a todos los demás no perderlo (un 60% de las bancarrotas familiares estadounidenses tienen su causa en las facturas médicas). En Francia, la derrota de Sarkozy tiene su origen en que su política económica no ha atendido a las coberturas sociales, y si bien el número de parados es muy inferior al de España, la protección por desempleo no cubre las necesidades sociales, especialmente en los núcleos más castigados por la crisis.
Con estas situaciones, la deriva política de la derecha española (en realidad, extrema derecha) está guiada por un ultraliberalismo económico y el tremendismo verbal, cuando no tremendismo a secas, que lleva a que el presidente del PP se vea arrastrado por la correa tensa y cortita que le ata al cuello la lideresa de Madrid. Y, a su vez, a esta se le produzcan fugas como la del repeinado yerno de Fabra, que dice que se va a la empresa privada, pero que sin duda pasará de inmediato a formar parte del círculo de Mariano.
La extrema derecha, asentada en medios de comunicación ferozmente combativos contra el gobierno, no puede más que sujetar a sus votantes, pero está viendo cómo el discurso político anterior, el españolista, que le ha sido arrebatado por la populista Rosa Díez.
Mientras que el gobierno tiene márgenes de maniobra suficientes, como puede verse en el trabajo del grupo parlamentario dirigido por José Antonio Alonso y Eduardo Madina, el PP está cada vez más enrocado en sus propios desafíos internos, amparando por un lado al corrupto (¿presunto?) Camps y tratando de zafarse de las trampas de la lideresa, e intentando que la Audiencia Nacional no impute a Trillo por el Yak-42 o que Jaume Matas, que llegó a ser considerado delfín de Aznar, no se vea haciendo el paseíllo hasta la cárcel.
Vale.

Desde que en las elecciones de 2003, la derecha cacereña acuñó el eslogan “cacereño de toda la vida” para, de modo xenófobo, defender su candidatura frente a la encabezada por Carmen Heras, del PSOE, la prensa local y demasiados opinadores consideran que ser eso, “cacereño de toda la vida” es sinónimo de defensa de los intereses de la ciudad en mejor medida de lo que pueden hacerlo quienes son, sencillamente y llanamente, ajenos.

En realidad, esa concepción “catovi” no es más que la muestra falsamente idealizada de un complejo que arrastra sin capacidad de reacción la derecha localista cacereña. Una derecha rancia, apoyada en su conformación por la superstición, la superchería y unos complejos de inferioridad dignos de análisis psicológico.

La derecha cacereña basa su fundamento ideológico en unos símbolos sin entidad política o filosófica, sino religiosos.

En la práctica, esos catovis, esos cacereños de toda la vida son catetos cacereños de toda la vida, cuya única referencia política son los símbolos religiosos, una iconografía antigua, carente de cualquier reflexión crítica, de cualquier análisis de pensamiento.

Cuando cualquiera, sea natural de Cáceres o importado, critica el catetismo integrista de esos que no van a ver a la virgen cuando la traen a la concatedral, sino que van a ser vistos por los demás y a ejercer el cotilleo puro y duro entorpeciendo el paso en la calle Pintores, se abalanzan sobre él hasta despezadarlo.

Esos cacereños de toda la vida, que no lo son tanto, que no pueden presumir de serlo más allá de una generación (esa es otra), no tienen reparos, como sucede en la empalagosa y antigua crónica de cotilleos que se publica domingo a domingo en El Periódico Extremadura, de ensalzar, como se hace hoy (http://www.elperiodicoextremadura.com/noticias/noticia.asp?pkid=499473), el papel represor que jugaron en el apoyo al golpe militar del general bajito. Bajito de talla como esos catetovis lo son de ideas y de capacidad crítica.

Un detalle: nacer en la calle de la Pulmonía, criarse en el barrio de la Teta Negra y jugar en la Cerca de las Retamas no son más que una circunstancia, que no dan lugar a ser localista en el sentido más xenófobo del término, aplicable a quienes sin reflexión alguna se abrazan a él con más obscenidad que sinceridad.

Vale.

Patrocinios

cercadelasretamas —  marzo 16, 2010 — Deja un comentario
Cada vez que se acerca la celebración por la iglesia católica de la denominada semana santa, aparecen las noticias sobre las dificultades que tienen las cofradías para sacar los pasos en procesión, por las dificultades económicas derivadas de las tardías subvenciones públicas.
No entiendo por qué las administraciones públicas, en un Estado aconfesional, han de aportar dinero público para el ejercicio de un derecho, el de la libertad religiosa, fundamentalmente privado. La excusa de que además de una celebración religiosa es un atractivo turístico me parece bien, pero el botellón también es mundialmente conocido y los grupos de jóvenes que lo practican no piden subvenciones, además de que son arrojados al extrarradio para dar cumplimiento al mandato de que ojos que no ven…
Aun con esa excusa, las cofradías deberían ser autosuficientes para poder sacar los pasos en procesión, y, si no, que estudien, que seguramente habrá mucho listo entre los hermanos mayores, fórmulas para financiarse.
Las ciudades desde cuyos ayuntamientos se ayuda mal que bien al mantenimiento de, si se quiere, esa tradición de una confesión religiosa, deberían valorar, sinceramente, hasta qué punto merece la pena su mantenimiento y la aportación de fondos públicos.
Las celebraciones de la llamada semana santa están cada vez más sujetas a cuestiones económicas (pagar a bandas de música, en algunos pueblos y ciudades a pagar a saeteros, carteles, guías…) que deben interferir, sin duda, en el ejercicio privado de la libertad religiosa.
Sin embargo, entendida la semana santa como un elemento de promoción de ciudades y pueblos, los ayuntamientos se ven obligados a ayudar en lo que pueden, como pueden y cuando pueden a su celebración. Con aportaciones directas en modo de subvenciones, como en aportaciones indirectas (cortes de calles a cargo de las policías locales, apoyo de orden seguramente con horas extras por parte de agentes, y otras muchas pequeñas cosas más que son cuantificables).
Pero ¿Por qué las cofradías, con unas directivas formadas por sabios en la materia, no se plantean la obtención de otras fuentes de ingresos? Hace poco, un grupo de propietarios de terrenos, buscando su mejor negocio (es decir, hacerse ricos) llegaban a pedir por escrito al Ayuntamiento que esos terrenos se incluyeran en el planeamiento para que así la amada patrona de la ciudad tuviera lo que mejor se merece. ¡Coño! Si tanto la queréis y tanto se merece, no hagáis negocio con los terrenos, regaládselos. ¡Hasta podíamos llegar!
Si tan bueno es el negocio de la semana santa para el turismo de la ciudad, para la hostelería, por qué no se consiguen entre todos los beneficiarios (hoteles, hostales, restaurantes, cafeterías, bares, tascas…) esos recursos económicos.
Que la hostelería, beneficiaria inmediata del negocio turístico que aporta la celebración de la semana santa, aporte a modo de patrocinio su apoyo económico no estaría mal. Pero ver a conspicuos cofrades, que, al mismo tiempo, tienen boyantes negocios hosteleros, desfilando a mayor gloria de su caja diaria, chirría un poquito.
Vale.

http://www.avuelapluma.es

Es habitual escuchar que tal o cual periódico es de derechas o de izquierdas, cuando la realidad es distinta. Los medios de comunicación pertenecen a empresas, cuya única ideología es el capitalismo, cuyo único instrumento es el mercado y cuyo único objetivo es la cuenta de resultados. El capital (los dueños de la empresa) fija cuál es el objetivo de mercado, cuál es el target de los clientes a los que quiere dirigirse y cuáles son los beneficios económicos que espera alcanzar.

Las empresas están para ganar dinero, no se olvide, y los medios de comunicación pertenecen a empresas que eligen cuál es su público objetivo, y con ese público esperan obtener los beneficios económicos que alimentan el capital y reparte dividendos.

Si para conseguir esos dividendos hay que establecer que el público objetivo tiene una determinada conformación social, política, económica, se hace, pero no porque los propietarios tengan esta o aquella ideología.

La Constitución establece algunos derechos y libertades: derecho a la información (veraz y objetiva), libertad de expresión, libertad de empresa. Y son las empresas las que ejecutan estas acciones constitucionales, son las empresas las que transmiten en los medios que controlan las informaciones que consideran de interés para el público objetivo al que se dirigen, y son las empresas las que escogen quiénes serán los que en sus medios aportarán los argumentos para justificar que cumplen con la libertad de expresión.

Estos medios de comunicación tradicionales, estas empresas que controlan periódicos, radios y televisiones están viendo amenazados sus mercados (en régimen de oligopolio) por la influencia cada vez más creciente de internet, tanto en medios digitales, como blogs y redes sociales. Y por ello, sin excepción, todas estas empresas están posicionadas a favor de la SGAE, porque ven en la SGAE la coartada para seguir manteniendo las posiciones de dominación sobre el mercado, y porque consideran que la red de redes supone para ellas el primer gran quebranto de sus balances contables.

No hay medios de comunicación de derechas o de izquierdas, solamente hay empresarios que buscan hacer sus negocios. Para ellos, el derecho a la información y la libertad de expresión sólo sirven si sus cuentas de resultados no se resienten. La línea editorial es el proyecto de marketing.

En tiempos de crisis, el mercado gira siempre a la derecha, más a la derecha si cabe.

Vale.

La reciente visita de la Directora General de Infraestructura del Ministerio de Defensa, Mónica Melle, ha puesto de relieve la falta de conocimiento que en asuntos relacionados con la defensa nacional tienen muchos ciudadanos. La defensa nacional es un concepto que necesita mucha pedagogía, porque presenta múltiples facetas.

Esa falta de conocimiento nace en el caso del concejal Pavón, de un prejuicio antimilitarista dogmático, y los dogmas, ya se sabe, son la antesala (o el refugio) del sectarismo. En el caso de la concejal Nevado, la ignorancia de la que ha hecho gala es menos comprensible, dada su militancia en un partido que ha sido gobierno municipal durante 12 años y gobierno nacional durante 8. Además de su condición de licenciada en derecho.

Las gestiones que se vienen realizando entre el Ministerio, la Junta de Extremadura y el Ayuntamiento son complejas, y van avanzando en la medida en que, de modo vertical, la situación económica va produciendo grietas que es preciso resolver.

La realidad de los contactos últimos es la siguiente: el Ministerio ha decidido que la Subdelegación se traslade a dependencias del Palacio de Las Cigüeñas, para dejar libre el Cuartel Infanta Isabel, que se enajenará a favor del Ayuntamiento. También se determinó que la ampliación del Acuartelamiento de Santa Ana se llevará a cabo, con unas 280 hectáreas, y que la financiación de las actuaciones para ello se llevará a cabo mediante el uso urbanístico de las 50 hectáreas situadas en la margen izquierda de la CN630, para lo que será necesario un Proyecto de Interés Regional, con los usos que permitan la obtención de los recursos económicos necesarios. Mientras esto se lleva a cabo, el uso de Santa Ana como Centro de Formación de tropa está garantizado.

Esta es la realidad. Sobre las dos críticas básicas que hacen IU y el PP, unas notas breves. “El cuartel está pagado”, dice IU, que reclama su cesión gratuita. Esa cesión gratuita no es posible por mandato legal. Y en cuanto a la cesión en sí, los terrenos para el cuartel fueron cedidos en 1919, la ejecución de las obras se hizo en los cinco años siguientes, y el uso para el que fueron cedidos se mantuvo en los treinta siguientes. En aplicación de la ley, no procede. Sí procede que la enajenación al Ayuntamiento se haga en las mejores condiciones posibles, y en eso han de ponerse de acuerdo Ayuntamiento y Defensa, con la ayuda de todos, no con declaraciones altisonantes basadas en la ignorancia.

Respecto a la acusación de especulación que hace el PP a través de su portavoz, la concejal Nevado, debería conocer la actuación que en esta materia hizo su partido entre 1996 y 2004, por un lado, y, por otro, en la dejación de obligaciones que hizo el anterior alcalde de la ciudad, especialmente con motivo de la venta de terrenos del cuartel. Si la concejal Nevado se informa y llega a entender cómo funcionan estos asuntos, probablemente deje de acusar de especulación la actuación que se pretende llevar a cabo con las 50 hectáreas, y se sume a los esfuerzos que la alcaldesa viene realizando para garantizar el mantenimiento de la instalación militar, más allá del uso concreto que, en las necesidades del planeamiento, el Ejército determine.

Vale

El 3 de marzo, la Directora General de Infraestructura del Ministerio de Defensa, Mónica Melle, comunicó a la Alcaldesa de Cáceres, Carmen Heras, y al Consejero de Fomento, José Luis Quintana, que el Ministerio ha decidido que la Subdelegación se traslade a dependencias del Palacio de Las Cigüeñas, para dejar libre el Cuartel Infanta Isabel, que se enajenará a favor del Ayuntamiento. También se determinó que la ampliación del Acuartelamiento de Santa Ana se llevará a cabo, con unas 280 hectáreas, y que la financiación de las actuaciones para ello se llevará a cabo mediante el uso urbanístico de las 50 hectáreas situadas en la margen izquierda de la CN630, para lo que será necesario un Proyecto de Interés Regional, con los usos que permitan la obtención de los recursos económicos necesarios. Mientras esto se lleva a cabo, el uso de Santa Ana como Centro de Formación de tropa está garantizado.

Hasta aquí la realidad: el Cuartel Infanta Isabel pasará al Ayuntamiento al finalizar 2010, se garantiza la ampliación de Santa Ana para ubicar nuevas unidades militares, y se garantiza, mientras tanto, la continuidad del CIMOV nº 1.

Ahora viene el esperpento, la demostración de incompetencia de los portavoces del PP, Elena Nevado, licenciada en derecho y abogada en ejercicio, creo, y Fernando Manzano, cuya profesión gustosamente desconozco.

Siguiendo lo recogido por las agencias de prensa en la comparecencia que ambos portavoces, paso a señalar algunas cuestiones.

“El PP califica de especulación urbanística la operación de Defensa para ampliar el Cimov de Cáceres”. Primera FALSEDAD: el Cimov no se ampliará, se ampliará el Acuartelamiento de Santa Ana, donde está alojado el CIMOV nº 1. Sobre la especulación urbanística, los chicos del PP mejor que se tapen un poquito. Podríamos hablar largo y tendido, pero les quiero recordar que, por ley, el Ministerio de Defensa está facultado para “especular”. Y si me contestan, léanse primero las leyes, y, en caso de que las desconozcan me ofrezco para explicarles por qué el Ministerio de Defensa está facultado para “especular”.

Como se comprenderá, si el “argumento” de la especulación urbanística es el fundamento para el resto de sus afirmaciones, éstas solamente amplifican el desconocimiento de los asuntos de los que se atreven a hacer afirmaciones. Cuando un ciudadano, en la barra de un bar o en los comentarios en las webs de los periódicos, hacen afirmaciones del mismo estilo, se comprende que no tienen la obligación de conocer los asuntos de los que hablan, pero que quienes pertenecen a un partido que ha gobernado (y que ha ampliado las facultades especulatorias del Ministerio de Defensa) y tienen, parece ser, alguna formación jurídica se dediquen a hablar de lo que ignoran, es bastante desolador.

Además de la ignorancia, la portavoz del PP ha hecho una afirmación que es muy interesante. Se refiere la señora Nevado a una visita “protocolaria” al Cuartel Infanta Isabel en la que vio el mal estado de alguna parte del edificio. Esa visita protocolaria, de la que la señora Nevado es ahora cuando la da a conocer, se llevó a cabo el 23 de junio de 2009, creo, y la visita sería a la Subdelegación de Defensa, cuyas dependencias dentro del Edificio de Mando de lo que fue Cuartel Infanta Isabel se encuentran en perfecto estado, ya que la parte que ocupa dicha Subdelegación fue rehabilitada hace muy pocos años.

¿Cómo es que la portavoz de un partido político visita protocolariamente unas instalaciones del Ministerio de Defensa? Podría hacer muchas preguntas sobre esa visita, pero el hecho de que la señora Nevado la haya mantenido en secreto hasta ahora, lo explica todo. Hasta los deseos expresados por alguna de las personas a las que fue presentada de verla como próxima alcaldesa.

Los portavoces del PP han hecho gala, una vez más, de su ignorancia, de la que parece ser que se sienten orgullosos.

Vale.

El 29 de enero por la Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio de Extremadura se aprobó definitivamente el documento de Revisión del Plan General Municipal de Cáceres. Ya sólo falta la publicación para, cumplido el plazo legal, que entre en vigor.

Desde esa fecha, la oposición del PP en la ciudad de Cáceres ha desaparecido. Se ha quedado sin argumentos, y, lo que es peor, sin ganas de trabajar por la ciudad. El espectáculo Basi, de Basilia Pizarro, en el último pleno, será el primero de una serie de salidas de tono, de números de circo, de un grupo de concejales a la deriva, que asiste impávido a una rueda de prensa en la que la portavoz dice aquello de que, una vez aprobado definitivamente el Plan, se vuelva a exponer al público y en dos meses listo, olvidando que después de la aprobación definitiva, vienen la publicación y la entrada en vigor. Y, por supuesto, el derecho de impugnación ante la jurisdicción correspondiente. Menos mal que la portavoz del PP ejerce la abogacía…

Ese grupo político que asiste impávido a esa rueda de prensa en la que la portavoz olvida su formación jurídica, ve cómo quien aparece con ella en la mesa, presuntamente para dar mayor entidad política a lo que diga, se está postulando para encabezar la lista en las próximas elecciones municipales.

Desde esa rueda de prensa, con la propuesta de la imposible nueva exposición pública del PGM, la oposición, el PP, ha desaparecido, se ha diluido. Y eso no es bueno, ni para ellos, ni para la ciudad.

Asistiremos a declaraciones altisonantes para que aparezcan en un buen titular, apoyarán todas las propuestas del talibán Pavón, debidamente aireadas por su escribidor de cabecera, se sumarán a cualquier reivindicación vecinal, especialmente a aquellas de las que son responsables tras doce años de gobierno con mayoría absoluta (que no se olvide, que estos sujetos estuvieron desde 1995 a 2007 mandando con mayoría absoluta y solamente dejaron telarañas y deudas).

El numerito de Basi en el último pleno fue el pistoletazo de salida.

Vale.