Archivos para septiembre 2013

Cada año, cuando el Gobierno de la Nación presenta al Congreso el proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado para el ejercicio económico siguiente, los partidos políticos, los agentes sociales y, a veces, los medios de comunicación regionales analizan el proyecto y determinan si beneficia o perjudica los intereses de un territorio o de un colectivo social o económico.

En el proyecto para 2014 de los PGE se incluye la previsión de que a 31 de diciembre del año próximo el número máximo de efectivos de tropa y marinería de las Fuerzas Armadas será de 79.000. Es decir, disminuye en 1.000 respecto al presupuesto de 2013. O como dirían desde el gobierno, con el cínico e hipócrita neolenguaje que utilizan, el Estado se ahorrará pagar a 1.000 soldados. Un ahorro no, un recorte.

¿Qué sucede si analizamos el dato desde la perspectiva regionalizada? ¿Qué sucede si lo analizamos desde Extremadura, desde Cáceres? Sin duda, es una muy mala noticia.

Cuando en estos momentos el Ejército de Tierra se halla inmerso en la planificación de profundos cambios (Brigadas Polivalentes, estructura de la enseñanza militar), la pervivencia del Acuartelamiento de Santa Ana sigue en la misma incertidumbre (esquirla más, esquirla menos) que tenía en marzo de 2012. Que en octubre de 2013 se incorpore un ciclo de nuevos soldados no es más que una esquirla, un pequeño diente en la incertidumbre. Positivo, pero en ningún caso definitivo.

El proyecto de PGE 2014 parece ser que incluye la previsión de reposición de un máximo del 10% para cubrir bajas en las plantillas de funcionarios. Este máximo del 10% de reposición no afecta, no es de aplicación a nuevas convocatorias de soldados profesionales, que se realizarán, si se hacen a lo largo de 2014, en función del número máximo de efectivos que fija la Disposición Adicional correspondiente. Y siempre que el Ministerio de Hacienda autorice al de Defensa.

Por ello, la incertidumbre que se cierne desde que gobierna el Partido Popular sobre el futuro del CEFOT 1, del Acuartelamiento de Santa Ana, de Cáceres, sigue siendo la misma. Esfuerzos y gestiones (muy acertadas, por otra parte) en el seno del Ejército, dependen de decisiones políticas y económicas.

Las económicas ya las conocemos: un recorte de 1.000 efectivos de tropa y marinería que merma considerablemente las perspectivas de nuevas plazas de alumnos para los Centros de Formación. Además de otros recortes que los diversos capítulos del presupuesto, como pueden ser los de mantenimiento de la infraestructura y gastos corrientes.

Las políticas, desde Cáceres, desde Extremadura, también las conocemos ya.

Mientras que la Academia General Básica de Suboficiales, en Talarn, que cayó en el mismo saco de la incertidumbre que el CEFOT 1, en el mismo marzo de 2012, ya se sabe que continuará, por la decisión política tomada por el Ministro de Defensa a comienzos de julio de 2013, en Cáceres seguimos igual.

Mientras que en Talarn (Lleida, Catalunya), además de la continuidad del uso militar de la AGBS está garantizada y existe un proyecto civil, www.ecosed.es, que se plantea para dar contenido durante todo el año a las instalaciones militares y gestiona la formalización de un consorcio con los ayuntamientos de la zona, con la Generalitat y con el propio Ministerio de Defensa, en Cáceres una pancarta, vergonzante, cuelga del balcón del Ayuntamiento. Vergonzante porque detrás de la pancarta está el despacho de la alcasenadora Elena Nevado, que ha demostrado en este asunto que no está capacitada para defender los intereses de la ciudad, ni desde ese despacho ni desde el escaño de senadora en Madrid.

La incompetencia en este asunto del Acuartelamiento de Santa Ana de la alcasenadora Nevado se ve muy bien acompañada por el silencio, el mutismo, de Carlos Floriano, portavoz del Partido Popular para toda suerte de chascarrillos y justificaciones diferidas, pero mudo en la defensa de los intereses de la circunscripción electoral que le dio el escaño en el Congreso.

Claro, que la incompetencia de la alcasenadora Nevado y el mutismo vergonzante de Carlos Floriano tienen un acompañamiento fundamental, sin el cual no estarían tan tranquilos abandonando a su suerte a la instalación militar. El silencio de José Antonio Monago, que, como se trata de un asunto de la provincia de Cáceres, de la capital cacereña, a él ni le va ni le viene. Si el asunto afectara a Badajoz, a Mérida, otra gallo cantaría, pero como es un asunto local el otras veces gallo (gallito) Monago, permanece afónico. También pudiera ocurrir que su Jefe de Prensa y Propaganda no encuentre el punto redondo en el marketing falseador para el asunto.

Ahora comienza el debate presupuestario, ahora es cuando al Partido Popular le corresponde garantizar, presupuestariamente, la continuidad del Acuartelamiento de Santa Ana. Pero puede suceder como en diciembre de 2012, cuando los senadores por la provincia de Cáceres, Elena Nevado, Diego Sánchez Duque y Alberto Casero (el ínclito alcalde de Trujillo) votaron en contra de la continuidad de Santa Ana. Y se quedaron tan frescos, porque nadie les pidió cuenta.

De la servil y seguidista Plataforma que al parecer existe, mejor no decir nada, porque para nada sirve.

Ya veremos en qué queda la reestructuración de la enseñanza militar, en qué quedan las infraestructuras destinadas a la enseñanza militar y cómo se desarrolla, en este asunto, la tramitación parlamentaria de los PGE 2014.

De momento, ya sabemos que cuando se tramitaron los de 2013 se produjeron flagrantes traiciones. Sería deseable que no se repitieran.

Vale.

Los tres candidatos

cercadelasretamas —  septiembre 24, 2013 — Deja un comentario

El panorama político español de estos tiempos está marcado por:

Un partido, el Popular, enfangado de mierda hasta las cejas, con una sede que era ¿o sigue siendo, a falta de registros judiciales…? un patio de operaciones de corrala siciliana.

Una forma de estado, la monarquía, cuestionada por su alejamiento de la realidad de los problemas de los ciudadanos (sus súbditos) y por un acercamiento al patio de operaciones de corrala siciliana, como el propio Partido Popular.

Un partido, el PSOE, el principal partido de la oposición, de izquierdas, que tiene unos dirigentes por cuyas venas no corre sangre, sangre roja, sino horchata, fría, sin ganas…

En este panorama, el PSOE tiene que reaccionar, tiene que hacer que la sangre roja y caliente circule por las venas de sus dirigentes, y que, de una vez por toda se pongan las pilas, atiendan las necesidades de los ciudadanos y planten cara, de verdad, con arrestos de socialistas, a un gobierno corrupto, a un gobierno mafioso.

Son muchas las opiniones que dentro del PSOE y en sus aledaños piden que se convoquen primarias, que se elija a su Secretario General por primarias. Pero con el panorama político que tenemos delante, a los socialistas les deben correr las prisas y las necesidades por dos cuestiones: tener dispuestos los candidatos necesarios para cuanto antes, y ponerse a trabajar en un proyecto de izquierdas, creíble, y, sobre todo, ilusionante.

Dejemos eso de proyectos y programas para una nueva entrada (o no) y fijémonos en lo de los candidatos. Porque el PSOE necesita cubrir tres puestos de candidatos. Y debe elegirlos por primarias de militantes y simpatizantes.

Los tres puestos a cubrir son el de Secretario General, porque Alfredo Pérez Rubalcaba está mayor. Está mayor políticamente, y la artritis reumatoide de las ideas y de las ilusiones solamente le permite un manejo de manos por el se alejan los seguidores.

Por ello, cuanto antes, el PSOE debería proceder a renovar su dirección federal y las direcciones de muchas federaciones. Porque lo de la horchata parece una epidemia, viendo los modos tan suaves de algunos dirigentes, como el Secretario de Organización. Los proyectos requieren de personas capaces de llevarlos adelante, con energía, con determinación, y, desde la izquierda, poniendo delante los derechos de todos los ciudadanos que están siendo masacrados por una derecha corrupta en lo político, y fascista en lo ideológico.

El PSOE también debería tener resuelta cuanto antes la candidatura a la presidencia del gobierno, sea o no el Secretario General. Y esa candidatura debe tener a todo el partido, por el que ha de circular la sangre roja, a su disposición. Bicefalias, personalismos, son conceptos deberían ser ajenos a una organización política que se dice de izquierdas, donde la solidaridad no debe ser entendida hacia los demás, sino también entre los iguales. Desarmados de navajas, si el Secretario General es o no el candidato a presidente del gobierno es algo que que debería estar resuelto cuanto antes. Por lo que pueda pasar.

El tercer candidato que debe tener resuelto el PSOE es el de la presidencia de la III República. Porque la derecha ya lo tiene, y trabaja para ello, con un ambicioso José María Aznar. El PSOE debería hacer visible, de modo oficial, que tiene candidato a la presidencia de la república, porque la realidad social puede superar lo políticamente correcto, los formalismos de la constitución del 78 y eso que tanto daño está haciendo a la militancia socialista: “el PSOE es un partido de gobierno”. Claro.

Y para gobernar hay que estar preparados. Muy preparados.

Vale.

31 escalones

cercadelasretamas —  septiembre 15, 2013 — Deja un comentario

El Gobierno del Partido Popular, presidido por el inane Mariano Rajoy, fabricó unos datos de desempleo registrado para el mes de agosto de 2013 que dio como resultado que había ¡31 parados menos! que en el mes anterior. Esto es, un espectacular 0,000636522 % sobre el total de parados registrados -inscritos- en las oficinas de empleo: 4.870.215 personas.

Y los medios de comunicación (el 95% de los escritos) y todas las televisiones y radios generalistas, no solamente afines, sino rendidos al PP se han dedicado a hacer lo que mejor saben, propaganda política de cualquier cosa que haga la derecha.

Los datos de empleo registrado y los 31 parados menos (no se contabilizó el 31 de agosto, que, con toda probabilidad los habría deslucido) contrastan con los más – 99.000 afiliados en la Seguridad Social. ¿De qué sirve hacer publicidad y propaganda de un número, raquítico, de menos parados cuando los ingresos de la Seguridad Social por cotizantes activos sigue cayendo con la permisividad, o gracias a ella, del Gobierno?

Una parte muy importante, mucho mayor, sin duda que esos 31 escalones hacia la propaganda, de la dismunición del número de parados registrados viene marcada porque muchos de ellos, desanimados, dejan de acudir a renovar sus tarjetas (o son dados de baja con espurios procedimientos) cuando a cambio no reciben ni un hálito de esperanza. La prueba del nueve de esta situación es el incremento en Extremadura de 2.070 inscritos en el SEXPE, que el gobierno de los mejores (por supuesto del Partido Popular) achaca (acusa, culpa dolosamente) a la puesta en marcha de la Renta Básica.

Los 31 escalones de la propaganda de la extrema derecha en el gobierno tienen su contrapunto en un incremento de miles de peldaños en la emigración de jóvenes cuya formación ha costeado el Estado y que ahora exportamos sin fecha de retorno.

Los 31 escalones de propaganda derechista se apoyan en una base de contratos de mierda, de contratos de pura basura al mayor servicio de la patronal, que está a un escaso peldaño de conseguir que la esclavitud sustituya el Estatuto de los Trabajadores, que la esclavitud sea el único modo de que un trabajador pueda llevar un sustento a su familia. Pero todo se andará con un gobierno neofascista en políticas sociales, ultraliberar en lo económico y franquista en todo lo demás.

Los 31 escalones de agosto son como las botas de los soldados que pisaban fuerte, marchando hacia el acorazado Potemkim, o como las pisadas de los soldados de Hitler cuando entraban en Cáceres desde Malpartida, por la Calle de la Pulmonía.

Los 31 escalones deberían ser los últimos que los impresentables que asolan La Moncloa y reparten mierda desde su cochiquera, desde La Pocilga (antes conocida como Sede de Génova, 13) pisen, porque cada uno de ellos es una losa que van echando, con hormigón, sobre los derechos de los trabajadores, y que, si no lo impedimos, cubrirán con la alfombra de flores sobre caminarán los jerifaltes de la patronal, de la CEOE para exhibir su triunfo.

Vale.

 

 

Cuando en los últimos meses se venía conociendo que son cada vez más los parados “apuntados” en las Oficinas de Empleo que dejaban pasar renovaciones y abandonaban toda esperanza de encontrar un empleo, los dirigentes del Partido Popular en Extremadura hacían que como con ellos no iba esa creciente desesperación. Para ellos, los parados son un número que hay que reducir como sea, como sea. Y si se van, pues puente de plata. Y si les damos de baja dos veces, mejor. Sea cual fuere la causa, justificada o no, el caso es que el número no siga creciendo.

En el mes de agosto, a nivel nacional, el número de parados ha disminuido en ¡31! en Extremadura el número ha aumentado en 2.070 personas. Un desastre se mire por donde se mire. Pero enseguida han salido los dirigentes, o lo que sean esos, del Partido Popular de Extremadura han ejercido de lo que son: unos auténticos miserables.

Mientras han estado durante meses han estado por todos los medios expulsando a parados de las listas del SEXPE con el único afán de maquillar las estadísticas, que son un látigo que les sacude en su incompetencia. Mientras han estado meses negando la desesperación de los parados que han abandonado toda esperanza de encontrar un empleo por las políticas que la derecha, la extrema derecha cateta y rancia de Extremadura, con la colaboración inestimable de unos diputados comunistas vendidos a ella. Mientras llevan intentando vender no se sabe qué y dónde unos brotes verdes… la realidad es que los parados en Extremadura no dejan de aumentar.

En agosto, aparecen 2.070 parados nuevos inscritos y los miserables dirigentes de la empresa (Soraya Sáenz de Santamaría dijo en La Moncloa que el Partido Popular es una empresa) de la extrema derecha dicen que esos que ahora “se apuntan” al SEXPE lo hacen atraídos por la Renta Básica. Son, desde el Presidente de la Junta, José Antonio Monago, hasta el último alzabrazos al sol de NNGG, una pandilla de miserables.

Decir que porque se establece un derecho para corregir las nefastas decisiones políticas que, bajo el mando y la orden de la patronal, toman en el Consejo de Administración de Partido Popular, S.A., los ciudadanos “se apuntan”, demuestra que esa gentuza a la que 10.500.000 españoles votaron, carecen de vergüenza.

Tienen que reconocer que sus decisiones, al servicio del capital avaro y sin corazón (¿que tienen que decir La Rubia de Izquierda Unidad de Extremadura, o el puro Pedro Escobar que colaboran con esa extrema derecha?) son los culpables de haber puesto a casi el 30% o más de los extremeños en el límite de la exclusión social.

Pero no. Acusan a los 2.070 extremeños que se han inscrito en el SEXPE de ir a la rapiña de la Renta Básica. Son unos miserables. Y quienes los votan y apoyan, más, porque son cómplices necesarios en esa sinvergonzonería de maltratar a los ciudadanos.

Claro, que ahora en Extremadura tenemos un Emperador, y quieren que no haya ciudadanos, que haya súbditos, del mismo modo que la patronal (por ejemplo, el Partido Popular, S.A.) no quiere trabajadores, quiere, y lo están consiguiendo, esclavos.

Vale.