De campo de prisioneros a hotel de lujo

cercadelasretamas —  febrero 10, 2007 — 2 comentarios

Mientras que muchos ciudadanos aspiran a saber qué paso con sus padres o abuelos durante la Guerra Civil que siguió al golpe de estado de Franco, y la posterior y cruel represión, otros se esfuerzan en olvidar qué pasó.
Sin embargo, la realidad es tozuda y nos devuelve de manera permanente la memoria. Y citando de memoria quiero recordar que hace poco tiempo se suscitó una polémica en Alemania porque se pretendía recuperar para hotel unos edificios realizados por el nazismo en una zona de alta montaña.
Eso sucede, por supuesto, en Alemania. ¡Que polemicen ellos! diría Unamuno, ahora que sigue sin ser restituido en su cargo de concejal de Salamanca.
Aquí no, aquí no polemizamos porque no tenemos memoria ni falta que nos hace. Ni falta que les hace a algunos. Con alegría, con alborozo, los periódicos de la ciudad recogen que antes de semana santa abrirá un hotel de lujo en el cortijo de Los Arenales, entre Cáceres y Malpartida de Cáceres. Y la memoria, maldita memoria no aparece.
Ese cortijo, antes de ser conocido por los múltiples nidos de cigüeñas que lo habitaron en el abandono de su propietaria, fue campo de prisioneros en el franquismo, donde eran recluidos después de la guerra los perdedores.
No fue un campo de prisioneros instalado en una propiedad pública ni requisada por la economía de guerra. Fue un campo de prisioneros (españoles prisioneros de españoles) en una propiedad privada, cedida gustosamente por su propietario, el marqués de Torre Arias, que hoy tiene un parque a su nombre en plena Calle de Alcalá en Madrid.
Los mismos dueños de la finca que colaboraron hasta el extremo de ayudar activamente en la represión con su propio campo de prisioneros, hoy lo convierten en un hotel de lujo.
Los mismos terratenientes que ayudaron a represaliar a los perdedores hoy aparecen como caídos del cielo. Porque los dueños son los mismos, y hoy la propiedad sigue siendo del marquesado de Torre Arias, que tiene inmensos bienes en Cáceres y que se beneficiarán del Plan de Urbanismo: todos los terrenos entre Macondo (incluida una parte de este sector) y los Arenales, a derecha y a izquierda de la carretera de Malpartida, son de la misma propietaria que el Palacio de Los Golfines de Abajo, la casa de la Enjarada…

cercadelasretamas

entradas

curioso

2 comentarios para De campo de prisioneros a hotel de lujo

  1. 

    Hola que tal, amigo español navegando por la red me encontré con este blog muy interesante pero me es imposible verlo a todo por el gran contenido, esta muy bueno y espero que le sigas poniendo tanta ganas como hasta ahora, fuertes saludos.Firma: http://lomascodiciadodelplaneta.blogspot.com

Trackbacks y pingbacks:

  1. Migajas « Cerca de las retamas - junio 5, 2013

    […] El marquesado de Torre Arias, ahora la Fundación, es propietaria del Caserío de los Arenales, que rehabílitó para convertirlo en hotel de lujo, y en cuyo proceso se olvidó que ese caserío fue un Campo de Prisioneros durante la guerra civil que siguió al golpe de estado del general bajito (https://cercadelasretamas.com/2007/02/10/de-campo-de-prisioneros-a-hotel-de-lujo/). […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .