Archivos para Diputación Provincial

Tenía pensado escribir sobre cómo afrontar la gestión del actual Hospital Virgen de la Montaña, que quedará sin uso cuando se abra la primera fase del Nuevo Hospital de Cáceres, cuando leo que el Ministerio del Interior ofrecerá (futuro) a la Junta de Extremadura y al Ayuntamiento de Cáceres la vieja prisión. Y, claro, en un plazo similar (más o menos un año) nos encontraríamos con dos bocados demasiado grandes y poca chicha para echar el puchero.

En primer lugar, lo que parece que va a hacer el Ministerio del Interior es lo que tenía que haber hecho antes de incluir la cárcel vieja en su listado de inmuebles a enajenar: ofrecerlo a las administraciones local y regional. Y en el caso de que estas hubieran declinado hacerse cargo, entonces, ponerlo a la venta en subasta pública.

En el caso de la cárcel vieja, la Ley de Patrimonio de las Administraciones Públicas establece que pueden cederse gratuitamente inmuebles siempre que la entidad (Ayuntamiento, gobierno regional…) garantice capacidad económica, presente un proyecto de uso y disponga de los medios económicos para llevarlo a cabo en un plazo corto, unos cinco años. El Ayuntamiento de Cáceres carece de las tres condiciones: ni tiene suficiencia económica, ni tiene proyecto ni tiene capacidad financiera.

Ya veremos cómo respira, si se da el caso, la Junta de Extremadura.

En el caso del Hospital Provincial, no hay cuestión porque pertenece al inventario de la Diputación.

Pero la suma de los dos inmuebles, la suma de los metros cuadrados de los dos inmuebles suponen un bocado demasiado grande. Más de 32.000 m2 que requieren, ante todo, dos cuestiones. La primera, la definición concreta de qué proyectos se pueden llevar a cabo, y la segunda, conocer los costes necesarios.

La cárcel vieja necesita, ya, gastos de mantenimiento y conservación antes de que el deterioro por abandono continúe. Sería el primer gasto, la primera partida a asumir. Lo mismo sucederá con el Hospital Provincial cuando el SES lo abandone y lo entregue a la Diputación. Será necesario destinar dinero para evitar deterioros.

Pero, y esto es lo más difícil, será preciso conocer qué proyectos se podrían realizar en ambos inmuebles. Porque la ciudad es la que es, su conformación social y demográfica es la que es, la capacidad de generar proyectos e ideas es más que limitada.

Un ejempo: hace años, un concejal de IU, creo recordar, dijo que el Hospital Provincial debería dedicarse a Museo de Bellas Artes. La pregunta es: ¿qué cantidad de obras de arte de todos los tiempos serían necesarias para un inmueble de 21.000 m2, teniendo además ya el Museo Provincial de Bellas Artes?

En ambos casos, y para hacer las cosas medianamente bien, habría que saber en el caso de la prisión provincial si Ayuntamiento o Junta se harían cargo del inmueble cumpliendo los requisitos de la Ley de Patrimonio de las AAPP, y en el caso del Hospital Provincial si la Diputación está dispuesta a darle uso en el menor tiempo posible para evitar su deterioro, con los costes que esto conlleva, que al final serían gastos inútiles.

En el supuesto de una respuesta afirmativa a lo anterior, para los dos inmuebles sería necesario preparar un Plan Director, con unos objetivos claros, con un tiempo de preparación inferior a un año. Un Plan Director que debería recoger las propuestas de uso que definieran los proyectos a realizar, el uso al que se destinarán los edificios y una evaluación inicial de costes.

Sin tener las ideas claras (al Ayuntamiento las tiene: no tiene un duro) no es posible determinar el uso futuro, sobre todo porque vaivenes en estos usos supondrían incrementos de costes.

Otro día, si me apetece, podría plantear en qué podrían consistir los planes directores de ambos inmuebles. Pero con pocas ganas.

Vale.

Anuncios

A comienzos del mes de julio, desde Ciudadanos, en Cáceres, se metía baza en el futuro del Hospital Provincial cuando esté en uso el nuevo centro en el que tras un parón de cuatro años (gobierno del PP con sostén de Izquierda Unida) se han reiniciado las obras. Y lo hacía sin sentido de la medida, como corresponde.

Hace unos días, el Partido Popular de Cáceres no quería ser menos que sus colegas Ciudadanos y hacían su apuesta por el uso del edificio del Hospital Provincial. Y lo hacían sin sentido de la medida, como no puede ser de otra manera.

Si Ciudadanos proponía dedicar el inmueble a usos culturales, incluyendo el Ateneo, el PP hace una apuesta aparentemente más racional. Solo aparentemente. Dicen los populares que como el edificio es propiedad de la Diputación Provincial, lo más racional sería llevar las dependencias provinciales al Hospital. Bien pensado. O casi.

Porque como sucede con estas cosas, cualquier paseante por Cánovas puede decir, como Ciudadanos, que a usos culturales, o como hacen los del PP, que se lleven allí las oficinas de la Diputación.

Todo ello sin sentido de la medida.

5627009QD2752H0001BB hospital provincial

Hospital Provincial. 21.024 m2.

El actual y en uso Hospital Provincial tiene una superficie construida, según el catastro, de 21.024 m2. Muchos metros. Y meter allí las oficinas provinciales resultaría que estarían bailando.

¿Qué dependencias provinciales podrían trasladarse? Todas: Palacio Provincial, Palacio de los Duques de Valencia, Palacio de Carvajal, Pintores 12 y antiguo Colegio Julián Murillo.

¡Bien por el PP! ¡Bien por los listos populares! Llevar todas las dependencias al mismo sitio, y resuelto el problema. O cerramos 5 edificios sin tener ni puñetera idea de qué hacer con ellos.

Veamos un sencillo cuadro de superficies construidas, según Catastro:

Hospital Provincial                                                          21.042 m2                             

Palacio Provincial                                                              6.133 m2

Palacio de los Duques de Valencia                                 1.334 m2

Palacio de Carvajal                                                            1.299 m2

Pintores 12                                                                          3.955 m2

Antiguo colegio Julián Murillo                                         3.262 m2

Suma                                                                                 15.983 m2

Diferencia                                                                           5.059 m2      

6129214QD2762G0001JG PINTORES 12 6328001QD2762G0001DG Palacio DUQUES DE VALENCIA

Pintores 12. 3.955 m2.                   Palacio de los Duques de Valencia. 1.334 m2

6428002QD2762G0001FG PALACIO DIP PROVINCIAL

                                 Palacio Provincial. 6.133 m2

6428508QD2762G0001LG PALACIO CARVAJAL 6622011QD2762B0001XH JULIAN MURILLO

Palacio de Carvajal. 1.299 m2                      Antiguo Col. Julián Murillo. 3.262 m2

Es decir, que estaríamos todavía por encontrar uso para 5.059 m2, y eso teniendo en cuenta la inestable estabilidad de las Diputaciones Provincial. Desde Ciudadanos, que proponían la desaparición de los organismo de administración provincial (ya menos, ya hay representantes naranjas y aunque no tengan cargos ejecutivos, poner en las tarjetas de visita “Diputado Provincial” viste bastante), las objeciones están en las dificultades de trasladar oficinas. Pero ni una referencia a usos y volúmenes. Siguen si sentido de la medida.

Lo que el PP propone es desvestir a cinco santos para vestir a uno. Y eso teniendo en cuenta, por ejemplo, que el Palacio de Carvajal continuara teniendo el mismo uso que actualmente como elemento de promoción turística por su ubicación.

Lo que los sesudos o menos representantes del PP no dicen es qué hacer con los 5.000 m2 que no se ocuparían, y, mucho menos, qué hacer con los edificios que quedaran sin uso.

El sentido de la medida es escaso, y de las proporciones, mucho menos. Ni Ciudadanos ni el PP tienen ese sentido. El caso es salir en los periódicos aunque sea diciendo tonterías, a lo Forrest Gamp.

Vale.