Archivos para Catastro

Situado en el número 13 de la Plaza del Duque (de Abrantes, of course) este inmueble aparece, con el número 32 del Plan Especial de Cáceres, actualmente en revisión. En el Plan Especial se hacía mención a su mal estado interior y exterior. Sin embargo, su reforma, para albergar una residencia femenina de estudiantes, bajo la dirección y cuidado de las “monjas de Cristo Rey”, rescató el inmueble.

Por los datos que se conocen de la residencia femenina, su régimen interno parecía más del siglo XIX, por lo que poco a poco fue perdiendo internas, hasta dejar de ser un negocio (de eso se trataba, no de otra cosa) y llevar a su cierre.

Actualmente, sin uso, se han publicado en alguna ocasión “reportajes” sobre empresas hoteleras o de restauración muy interesadas en su adquisición, pero que no han fructificado. Reportajes que más parecían un anuncio a ver si alguien, realmente, picaba.

No tenía intención de traer este inmueble a esta serie sobre Cáceres, cerrado por falta de uso si no fuera por un pequeño detalle. Normalmente, de cada inmueble que he ido incorporando a ella, lo primero ha sido, como será en este caso, incluir su ficha catastral, que puede consultarse en la sede electrónica del Catastro del Ministerio de Hacienda en abierto. El detalle al que me refiero ha surgido porque al volver a darle una vuelta me he encontrado con una pestaña igualmente abierta sin restricción: “expedientes abiertos”.

El inmueble, según la ficha catastral, cuenta con una superficie construida de 2.734 m2, sobre una parcela de 1.500 m2. No consta, en la ficha pública del Catastro ninguna referencia a la profunda rehabilitación y reforma a que fue sometido para convertirlo en residencia femenina de estudiantes.

El edificio tiene una notable presencia, en una fachada gótica del Siglo XVI, construido extramuros de la ciudad monumental, muy próximo, por un lado, a la Plaza Mayor y por otro a la Iglesia y Convento de Santo Domingo.

En enero de 2017 se supo que las religiosas de Cristo Rey abandonaban el inmueble, sin que hasta el momento haya aparecido comprador.

Su singularidad en Cáceres estriba en que en su capilla se encuentra una reliquia, el Lignum Crucis, un fragmento de la cruz de Cristo, sobre cuya traída a Cáceres forma parte, como otras muchas reliquias en otros muchos lugares, de una leyenda con tintes eclesiásticos, de espionaje, favores reales…

Ahora que parece que el también próximo Palacio de Godoy va a convertirse en Hotel de 5* y otras inversiones hoteleras anunciadas, no sería extraño que este inmueble pase a estar en los circuitos de los inversionistas, aunque la reforma que se realizó para residencia femenina de estudiantes, de modo relativamente reciente, conlleve que su transformación pudiera resultar más complicada desde el punto de vista de adaptación al planeamiento y a unos posibles usos turísticos.

Vale.

Anuncios

En la anterior entrada de esta serie sobre “Cáceres, cerrado por falta de uso”, me refería a un solar en Los Fratres, con fachada a Av. Isabel de Moctezuma. En esta entrada, también sobre la misma zona urbana, me referiré a una parcela existente en la otra punta, junto a la rotonda de la Estación de Renfe. Una parcela delimitada por una gasolinera y por el depósito de gas de suministro a las viviendas y negocios del conjunto residencial.

foto-aerea

Se trata de una parcela que tiene fachadas a la Rotonda de Renfe y a la Avenida de la Hispanidad, resultando cuatro fachadas exentas, además de las dos fachadas, otras dos a los aparcamientos de superficie y a la parcela y área donde se ubican los depósitos de suministro de gas.

Cuando he recabado datos sobre estos terrenos me he llevado alguna sorpresa. Por ejemplo, que la parcela no existe en el catastro de urbana, al menos en el catastro virtual de acceso público, por lo que debería conocerse si se encuentra debidamente catastrada y devenga el IBI correspondiente.

5215702qd2751e0001kx

Si mis datos no son erróneos, esta parcela es un proindiviso entre varios propietarios, entre ellos el Ayuntamiento, y se utilizó para hacer “caer” en ella varios restos de los repartos de aprovechamientos entre los diversos propietarios del sector urbanístico. En ese proindiviso, cito de memoria y de recuerdos, el Ayuntamiento es titular de un 64% o algo así. Vamos, que en ese proindiviso el Ayuntamiento tiene la sartén por el mango para disponer sobre ella. Ignoro si los derechos urbanísticos de la parcela constan en el inventario municipal.

Los terrenos en cuestión tienen, en el Plan General de Ordenación Urbana de 1999 un uso urbanístico claramente definido: R12, Residencial Tipo 12.

pgou-1999-alturas pgou-1999-uso-pormenorizado-r12

La ficha urbanística de la parcela, definida como Fratres-05 (F-05), establece ese uso con la definición de “Hostelero Priv.-Equip. Genérico”. Esa parcela, que en su momento, con la bonanza del sector inmobiliario era el eje de una economía que, finalmente estalló, podía haber supuesto una buena inyección económica para las arcas municipales si se hubiera enajenado para la construcción de un Hotel. Pero…

ficha-area-de-reparto

Pero, casualmente, cuando esa posibilidad se pudo llevar a cabo, surgieron intereses privados que buscaron la modificación del PGOU en una parcela situada justo enfrente y que, aún hoy, conserva un letrero para la futura construcción de un hotel, que parece que nunca se llevará a cabo. El Ayuntamiento, con la mayoría absoluta del Partido Popular prefirió que hubiera una parcela de uso hotelero justo enfrente de la que el propio municipio es titular en un elevado porcentaje.

El turismo debería ser uno de los ejes, quizá el principal, para poder desarrollar, a falta de otros sectores generadores de empleo y riqueza, la disponibilidad por el Ayuntamiento de la propiedad de la mayor parte de una parcela apta para construir un hotel en diez alturas, con una superficie construida de más de 5.000 m2. La ciudad no está sobrada de hoteles y la consecución de nuevas plazas hoteleras sería un impulso para el crecimiento de los índices de turismo (visitas, pernoctaciones…).

Vale