Archivos para madera

La máxima autoridad política de IU en Extremadura, Santiago Talibán Pavón, que teóricamente mantiene un pacto de gobierno con el PSOE (digo teóricamente porque solamente es pacto cuando se hace lo que a Pavón se le antoja) mantiene una posición sobre la Revisión del Plan General Municipal difícilmente defendible desde la supuesta coherencia que siempre se atribuyen estos restos mortales andantes del PC. Y cuyas exequias fúnebres definitivas serán en las próximas municipales, donde llorarán como lloró Víctor Soft Casco en las últimas autonómicas. Bueno, llorarán todos menos Pavón, que para eso es natural de Albalá del Caudillo, y algo del Caudillo se le pegó.
La posición que mantiene está sustentada por el apoyo que le presta un tratante de suelo, que contrata a algún arquitecto que otro para que le haga informes que no firma, informes anónimos (el famoso Informe LOOTERS), y que se supone que pagará. La dependencia que tiene Pavón respecto a Julio Audije es algo que deberían investigar los pocos miembros cuerdos (creo que queda alguno) de IU, y algún periodista. Seguramente, se llevarían alguna sorpresa.
De todos es conocida, también, la posición de Talibán Pavón sobre los PIRs de la Junta: son ilegales, todos ilegales. Y por ello, porque no tiene duda ninguna de que los PIRs son ilegales y que todos los que los aprueban, los que intervienen en ellos para hacerlos posible deberían ser llevados ante la Justicia, no tiene ninguna duda, ninguna, en que su asesor de cabecera sea el arquitecto Madera, redactor del PIR de El Junquillo. Eso es coherencia, pura coherencia: los PIRs son ilegales pero el Informe LOOTERS, anónimo, no lo es y es base y libro de cabecera, el Corán urbanístico donde se sustentan todas las sharías del cadí de La Mejostilla.
Con esos asesores, Pavón y Audije, y con la gente que dentro de los restos mortales de IU se encargan de estos temas (es curioso ver al Mudo de los hermanos Marx, Karl y Joan March, el de la banca vendiendo pizarras electrónicas en organismos gobernados por el PSOE, que en vez de vender parece que está pidiendo una caridad), Talibán Pavón sigue manteniendo una posición cerrada, que, si no fuera trágica para la ciudad, recordaría a los paisanos del pueblo de Gila: tiene la frente estrecha estrecha, le entran las ideas a rastras, una cada año, los años bisiestos, dos.
Vale.

Cuando parece que se quiere aprobar de una vez la Revisión del PGM de Cáceres, y cuando en sesiones de las comisiones de urbanismo ya se habían llegado a acuerdos, ahora, otra vez el único representante de IU en el Ayuntamiento y miembro del equipo de gobierno, vuelve a echar más madera al horno.
Claro, que a lo mejor esa madera se hace astillas, porque no se puede tensar tanto la cuerda cuando, un par de días antes se publica un artículo en El Periódico Extremadura sobre el asunto recurrente de la ubicación de El Corte Inglés, firmado por un intermediario inmobiliario y dizque promotor (curiosamente, el asunto criticado también cuenta con su intermediario inmobiliario y dizque promotor). Artículo suscribible, sin duda, por el propio Pavón y, probablemente conocido por él antes de su publicación.
Ahora, cuando está pendiente de celebrarse un Pleno Extraordinario solicitado por el Partido Popular sobre la ubicación de la Estación del AVE, que la derecha defiende en el lugar que propuso en la Revisión cuando la aprobó provisionalmente, Pavón salta al ruedo achicando aún más las previsiones de crecimiento de la ciudad.
¿Qué sucede? ¿Por qué Pavón echa más madera en un asunto en el que ya debería haber tomado nota de que forma parte de un equipo de gobierno en el que él es solamente la 1/12 parte? Santiago Pavón no tiene estructura de grupo municipal que le respalde, no tiene tiempo material para estudiar la Revisión del PGM por su cuenta, por lo que sin duda, sin ninguna duda, tiene asesores externos que le aconsejan echar más madera a las negociaciones políticas. Y de esos troncos de madera saltarán las astillas.
El urbanismo es una cosa muy seria para un Ayuntamiento, tanto, que de su buena definición y su mejor gestión depende el futuro, en mucho tiempo, no sólo de la ciudad, sino de la propia economía municipal (mientras no se cambie el modelo de financiación, esta es la realidad).
¿Por qué van unidas las cuestiones de la ubicación de la Estación del AVE y la Revisión del PGM? Está claro que la estación ferroviaria es un elemento esencial en la estructura urbana, en el mapa de las infraestructuras urbanas y tiene gran importancia, pero lo que se está debatiendo políticamente en torno a ella no es eso, aunque sea lo que aparece en la superficie, sino que para el PP se trata de mantener la doctrina ultraliberal de Porto Rey, de que cuanta mayor superficie de suelo urbanizable haya, mejor, y que para los que revolotean alrededor de Pavón se trata de forzar que la estación vaya al sitio donde el PP dice, y que al concejal de IU no le han explicado los motivos.
Vale.