#Cáceres. Para entretener durante el confinamiento (XXXVI).

cercadelasretamas —  abril 21, 2020 — Deja un comentario

UNA VILEZA. SIN NODRIZA.

En los mismo años en que se publicaba LA ASAMBLEA, periódico republicano, se publicaba en Cáceres MALVAS Y ORTIGAS, un periódico satírico que ya hemos visto aparecer por esta serie. El director de MALVAS… era Enrique Montánchez, funcionario de la Diputación, que en 1914 marchó a Lérida para ser Secretario General de aquella provincia. Republicano, krausista, escribió en 1904 una dura carta dirigida al Gobernador, exponiendo que a una familia, dos gemelos recién nacidos, se le había suprimido una ayuda de media lactancia. Aquí, la carta

UNA VILEZA.

Indignados ante la enormidad del hecho, sintiendo asco por los actores rastreros y viles que en él intervinieron y llena el alma de cuanta compasión merece la inocente víctima, cojemos la pluma para hacer saber á nuestra primera autoridad civil una historia en la que su intervención se hace necesaria si de algún modo ha de impedirse que triunfen la injusticia y el crimen siquiera éste sea de índole moral y no factible de ser enjuiciado.

Sabíamos Sr. Gobernador que en los pueblos adquieren proporciones increíbles los ódios políticos, habíamos visto en ocasiones mil á personas que, cegadas por las pasiones de partido y bandería, realizaron actos de los que arrepintieron después cuando volvió la tranquilidad á sus perturbados espíritus, lo que nunca imaginamos –porque racionalmente no puede imaginarse- es que de vientre humano hayan salido mónstruos tan abominables como lo son algunos que en nuestra provincia moran para vergüenza de la humana especie y baldón eterno de sus honrados progenitores.

¡Existen Sr Gobernador! no es por desgracia un sueño de nuestra fantasía cuanto seguidamente vamos á reseñar para que V.S. tome nota; deploramos no conocer los nombres; si los conociéramos irían estampados en gruesas titulares para evitar que se atribuya á cobardes nuestro silencio.

El Hecho es el siguiente:

En Navalmoral de la Mata y empleado como dependiente de comercio vive un joven, D. Eloy Huete, cuya honradez y moralidad son reconocidas entre sus convecinos. Gracias á su trabajo perseverante y gracias también á la gestión honrada en el comercio, nuestro amigo Sr. Huete consiguió en el expresado pueblo á más de captarse generales simpatías, crearse un modesto pasar, con el que atendía y atiende cariñoso á las necesidades de su casa.

Su amante compañera, sobre la que hoy pesan destrozándola el alma las ruindades de los enemigos de su esposo, dió á luz no hace mucho dos gemelos; el joven Huete solicitó y obtuvo de nuestra Diputación la media-lactancia para uno de sus chiquitines. No hemos de ponernos á demostrar la justicia de la concesión; aunque sólo fuera por premiar de este modo á quien así daba hijos á la patria tendríamos que aplaudirla.

Pero la dicha Sr. Gobernador duró poco tiempo en casa de nuestro amigos; esos mónstruos de quienes hablamos antes, mangoneadores y caciques en el pueblo de Navalmoral de la Mata, han conseguido que cese aquella concesión; Huete es republicano y su pequeñuelo no debe alimentarse de una nodriza pagada por la provincia, pues qué ¿no hay acaso monárquicos que puedan necesitarla para los suyos?

Así pensaron los mónstruos de Navalmoral y esto consiguieron como resultado final de sus gestiones, ¡qué no tienen corazón! ¡que son mil veces más animales que los de reata! Bien ¿y qué? ¿acaso no se han salido con la suya? Indignos son los autores de tal infamia de figurar entre sus convecinos; un solo lugar les corresponde, el muladar, éste lo tienen bien ganado.

Nosotros Sr Gobernador desconocemos el expediente de la casa provincial, pero sabemos una cosa y con ella nos basta para esperar justicia; sabemos que V.S. es padre y á mas de padre gobernante de espíritu recto; al principio de este escrito decíamos que su intervención en el asunto se hacía necesaria, ahora terminamos rogándosela muy encarecidamente hasta verlo solucionado.

Porque de solucionarse con presteza, sería cosa de pensarse si nos conviene á los republicanos el expatriarnos a Marruecos.

E. MONTANCHEZ.

Vale.

cercadelasretamas

entradas

curioso

No hay comentarios

¡Se el primero en comenzar la conversación!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .