Archivos para frite

CELEBRACIÓN CASAREÑA

Un semanario como EL BLOQUE, con páginas decididamente políticas y partidarias de los que decían eran “las izquierdas”, tampoco está exento de artículos con sentido del humor, como vimos ya en la anterior entrada de las peleas de gallos. El 18 de mayo de 1909, EL BLOQUE publicaba un artículo sobre la victoria del “bloque de las izquierdas” en las elecciones municipales de mayo. Y contaba cómo habían celebrado esa victoria electora en Casar de Cáceres.

UN FRITE CASAREÑO

Es el primero de una serie que terminará en “seis”, tantos como concejales liberales y demócratas han triunfado en la elección última.

Fue una cosa dicha y hecha… ¿Qué como fué? Estábamos á la puerta del casino comentando el recurso que los derrotados incoan, pidiendo la nulidad de la elecció9n y además la incapacidad de “los electos” cuando Moret (Críspulo) dijo estas palabras:

  • Mañana frite en el Monte.

Un aplauso de la concurrencia demostró lo acertado de la propuesta. Se corrieron las órdenes oportunas, entró Gregorio en acción y á las 9 de la mañana comenzamos á desfilar hacia la casa de “La Libertad” (Ropería).

Me subí á una peña y propuse que la comida fuese anarquista en el buen sentido de la palabra, previa una explicación razonada, todos los concurrentes aceptaron este “anarquismo de nueve horas”. Montero (Eloy) se opuso con sólidas razones fundadas en los sagrados cánones, y en la Encíclica “De Inmortalite Dei” y “Quanta Cura” pero Canalejas (yo) dige estas palabras que merecen escribirse en letras de oro: Señores: (silencio sepulcral) nosotros representamos “á las izquierdas” y por tanto, hoy no podemos hacer nada “á derechas”, ó lo que es lo mismo, que hoy no habrá una comida á una hora fija, determinada, que no habrá una comida única, maurista o torrearista, sino que hoy debe haber una comida casi contínua, intermitente, sin orden ni concierto, variable, progresiva, mezcla de todas las cosas buenas que hay en esta bendita tierra que no quiere estar regida más que por nosotros (grandes aplausos).

El programa es éste. Ahora mismo, por ejemplo “doce docenas de huevos cocidos, mezclados con menudos de cordero asado” (bravo, bravo) y además ocho mazos de carne asada, con bastante sal (ovación), y muchísimo vino añejo (siguen los aplausos). Después in intermedio donde cantará Aniceto (a) el “Coco” el “tango del Morrongo” (bien). Luego café y cazalla, y mientras tanto un discurso mío acerca de los “inconvenientes de la riqueza”. Descanso de 22 minutos fumando puros de 15 (bien, bien). Terminado éste, “la chanfaina con una barbaridad de huevos, entre más mejor (ovación espantosa). Después Eulalio se cantará “las malagueñas del Mochuelo” (superior, bravo) é inmediatamente otro discurso mío acerca “del pago equitativo”, para todos, comenzando por Celestino (asentimiento del gran clínico) y terminando por nuestro secretario (Antonio) que es precisamente lo contrario de lo que se hace hoy por “los terroristas” (llanto de alegría de Celeste). Luego salchichón á granel con el vino necesario (aplausos ¡Vaya un tío hablando!). Descanso de 33 minutos. Después tiraremos “de San Jorge” haciendo una oración á la santa Oreja, durante una hora justa (siguen los aplausos), y para reponernos, no estarán mal dos libras de jamón añejo partido con ciencia y conciencia por el guarda del Monte (aplausos que se oyen en Almoharín). A seguida otro discurso mío “sobre los peligros ó inconvenientes de la carne y ventajas de la lechuga y el gazpacho” (silencio sospechoso) y después “El Coco” bailará con Román el pasodoble de la Muñeca, sin acentuar mucho los movimientos (bravo). Otro descanso de 21 minutos para dar lugar á que quepa “la ensalada” de lechuga de la huerta que debiera ser de Celestino y es de Montero (grandes cabezadas del médico).

Terminado esto, Luis el herrero, tocará como él sabe la jota que bailarán Juliana y Morenito por un lado y la guardesa y Pascasio, el interventor, por otro y enseguida “el asado” (¡Vivas estruendosos!). Descanso de 45 minutos y oración á San Jorge. Conferencia de Montero acerca de las ventajas que á nuestro pueblo traerá “el ir la Copo en la elección de Diciembre”. Y después “el frite que debe estar picante”. Terminará la función con la lectura del cuento, de actualidad, titulado “Las calandrias pseudo-mauristas” y se permite que tome otra vez café el que le dé la gana. (Ovación).

Este programa se cumplió en todas sus partes y hasta se añadió algo. “Ya puedo decir que á pocas fiestas he asistido donde, como ésta, haya reinado una alegría tan sana, tan expontánea y donde la gente se haya divertido tanto. Y ahora que la Diputación anule unas actas que no llevan protesta alguna, más limpias que el sol, ganadas en buena lid, porque si esto ocurriera ¡Vive Dios! Que ahora han obtenido un puesto de misericordia, pero en las venideras no obtendrán estos falsos maurista, ni un solo concejal. Que conste, ni uno solo.- Nota. Mi jefe Félix Casares dará el segundo frite.

El Doctor Juan Gonzalo Cortés.

Asistieron: D. Críspulo Velasco, D. Félix Casares, D. Vicente Velasco, D. Juan G. Pérez, D. Juan Bermejo; D. Guillermo y Julio Andrada, D. Felipe Andrada, D. Clemente Galán, D. Antonio Sanguino, D. Félix y don ángel Pérez, Barrita, D. Celestino Blasco, el Coco Eulalio, D. Luis Casares, D. Román Bautista; Chocolatero, D. Eloy Pozo, el tuno, Pajarito, Pinta ruecas, Pánfilo, D. Santiago y D. Nicolás Andrada, Bartolo, D. Juan Tovar, D. Juan Gonzalo, yo, Macha y otros mil más que no recordamos.

Vale.