Archivos para Regimiento de Ingenieros

En fechas recientes, tras la visita del Jefe del Ejército a las instalaciones del Campamento de Santa Ana y tras una carta al director en un medio local (Diario HOY), se ha levantado la correspondiente polémica política, como no era por menos de esperar, que llegó a su punto más caliente cuando la portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento acusó al Ministerio de Defensa de robar a la ciudad de Cáceres y de especulación urbanística.

Gruesas acusaciones que no tendrían más valor si se pronunciaran por un lego en derecho, pero no por alguien que ejerce la abogacía. Está claro que la primera acusación, la de robo, se hacía en términos políticos, pero la de especulación lo es en términos económicos y eso ya es otra cuestión. Con el tiempo, no tardando mucho, la portavoz del PP se verá en la obligación de aplacar su vocabulario tremendista, vocabulario por otra parte que forma parte de la línea ¿ideológica? de su partido.

Interesante también fue ver cómo en el medio local (diario HOY) se publicaba, sin más, una carta al director firmada por el jefe del gabinete de prensa del JEME y cómo, tras una información publicada en el otro medio local (El Periódico Extremadura), se hacía un refrito con un aparatoso titular, todo ello trufado de entrecomillados sacados de la mencionada carta.

A todo esto, los medios de comunicación locales siguen siendo poco dados al conocimiento de los asuntos y de los conceptos. Y en materias complejas como la Defensa Nacional, esa falta de formación y de preocupación por aprender se nota desde lejos.

El Diario regional HOY, del grupo Vocento, podría haber recurrido a informaciones publicadas por diarios de su grupo, en concreto, por el Diario ABC, a mediados de julio, y por medios locales en Toledo, para conocer la polvareda que montó en dicha ciudad el mismo documento que en Cáceres mantiene y da pervivencia de futuro a las instalaciones del Campamento de Santa Ana. También la portavoz del PP local podría haber contactado con sus correligionarios toledanos para informarse.

A mediados de julio, en Toledo, en el pleno municipal se hablaba y mucho de la Directiva de Reestructuración de Centros Docentes Militares, aprobada por el Jefe del Ejército a mediados de junio. ¿Cómo habían tenido los grupos municipales conocimiento de dicha directiva?

En Cáceres, que se sepa, ninguna autoridad del Ministerio de Defensa ni del Ejército había informado de la situación de los Centros Docentes militares ni al Ayuntamiento ni a la Junta de Extremadura, que tienen suscrito un protocolo general de intenciones (que no un convenio, a ver si distinguimos los conceptos) que afecta a la finca donde está el CIMOV nº 1, o, como se llama ahora, CEFOT nº 1.

No es de recibo que visite las instalaciones el Jefe del Ejército y se emitan comunicados de prensa sobre ello y luego una carta al director si antes nadie ha informado a las autoridades locales. Seguramente, y conociendo un poco el funcionamiento de la administración militar, la visita tuvo lugar en un contexto en el que ya se daba por hecho que las autoridades locales conocían el contenido de la Directiva. Pero no es así.

A todo esto, en Toledo se echaban las manos a la cabeza clamando contra la desaparición de la Academia de Infantería, a lo que tuvo que salir al paso el mismo gabinete de prensa.

Aunque otro día trataré de explicar por qué no se ha podido cumplir lo previsto de trasladar a Cáceres un regimiento de ingenieros, solamente un detalle: el senador Monago ha hecho una pregunta con un entrecomillado falso. Ha preguntado, en julio, al Gobierno sobre el regimiento de ingenieros con un entrecomillado: El día 31 de Abril de 2004, el entonces Ministro de Defensa, Sr. Bono, en la Base Militar de Santa Ana (Cáceres), afirmó textualmente que “a partir de 2006 en la Base de Cáceres se instalará un Regimiento de Ingenieros”.

Bono nunca habló en abril de 2004 de un Regimiento de Ingenieros. Lo sé porque yo estaba allí y Monago, no.

Vale.

El pasado día 16 de enero, el Ayuntamiento de Cáceres aprobó en sesión plenaria una moción presentada por el PP en relación con la continuidad del CIMOV nº 1 en la ciudad. La moción contó con el apoyo unánime, incluida IU, de todos los grupos municipales. El contenido de la moción, por otra parte, es una muestra de la ignorancia más completa en materia de asuntos de Defensa, y su redacción, sencillamente vergonzante.
La finalidad de la moción presentada por el PP no era apoyar la continuidad de la unidad militar en la ciudad, sino atacar directamente a la alcaldesa de la ciudad, que había firmado junto con el Presidente de la Junta y la Ministra de Defensa un Protocolo de Intenciones sobre la reordenación de inmuebles del ministerio en la ciudad entre otras cosas. El portavoz del PP, autor confeso de la moción perpetrada, estuvo presente en la firma del Protocolo y pasó un mal trago, sus gestos y su actitud durante todo el acto protocolario debieron ser dignos de una grabación para verlos.
En ese uso de la continuidad de la instalación militar, el portavoz del PP jugaba con la pretensión de que la moción fuera rechazada, para así tener argumentos (quiero decir, artillería política) con los que seguir atacando al gobierno municipal. Pero la aprobación de su propuesta desarmó su estrategia.
Por otra parte, y ante el desconocimiento profundo de los temas de militares y de Defensa en general, alguien debió aleccionarle y en una rueda de prensa convocada para asuntos de participación ciudadana volvió a cargar contra la alcaldesa, llegando a pedir su dimisión con una frase: «no puede estar ni un día más al frente de la ciudad», porque según el portavoz popular, “nos están robando el regimiento de ingenieros”.
Agotada en sí misma la finalidad de la esperpéntica moción aprobada por el pleno, la estrategia continúa como si esa aprobación no hubiera tenido lugar, y se suma alegremente el presidente regional del PP, con la misma finalidad, pero en este caso, para atacar al Presidente de la Junta de Extremadura.
A Monago y a Castellano les da exactamente igual que el CIMOV nº 1 continúe o no en la ciudad, les da exactamente igual que el compromiso del ministerio de ampliar los terrenos del acuartelamiento para mejorar las condiciones de formación de soldados siga adelante, a ellos les da exactamente igual. Es más, desearían con todas sus fuerzas que finalmente la decisión fuera la que el PP adoptó en la legislatura del peor ministro de Defensa de la historia de España, un tal Trillo. Esa decisión les vendría como… de perlas.
A Monago y a Castellano, cuando hablan, se les nota una profunda carencia en materia de Defensa, que no es una carencia debida a que hayan o no tenido experiencia militar, sino a una profunda falta de capacidad de conocer cómo funciona el Estado, ya que los asuntos de la Defensa Nacional son, constitucionalmente, el Estado puro y duro, y eso, a cargos (iba a poner dirigente o líderes, pero sería elevarlos a una categoría a la que nunca podrán llegar por incompetencia) políticos tan limitados, les sobrepasa.
Las comunicaciones recibidas por la Alcaldesa de Cáceres y el Presidente de la Junta, en contestación a las peticiones de información, y alguna que ha sido remitida desde el ministerio sin petición previa, son argumentos, no artillería política, que desmontan la estrategia que ha iniciado el PP de cuanto peor, mejor.
Castellano y Monago, pero sobre todo el primero, están deseando que el CIMOV nº 1 se cierre, y su forma de actuar no ofrece dudas. Y no las ofrece porque su incultura no le permite discernir entre deseos y realidades.
Imagen tomada de luchesentrubia.wordpress.com
Circula por la ciudad de Cáceres un autodenominado cabo (interino) de destacamento del PP en el Ayuntamiento, que, además de hacer pasar a todo el pleno una vergüenza ajena horrorosa presentando una moción manifiestamente mejorable, habla de asuntos que desconoce con un desparpajo tal que sería cómico si no fuera trágico.
Este cabo (perdonen todos los cabos de verdad) es portavoz de rebote de su partido porque el titular dio portazo con unas declaraciones altamente democráticas: “Yo me he presentado para ser alcalde, si no soy alcalde, me voy”. Y me llevo la pelota y se acabó el partido. Este cabo (interino) confunde destacamento con regimiento, y hace que el pleno, voluntarista, apruebe una moción con semejante tontería. Alguien le ha llamado la atención y para enmendarse, antes de que le arresten por no saberse la teórica, sale haciendo unas declaraciones grandilocuentes (“¡socorro, nos roban el regimiento!”), incluso pidiendo la dimisión de la alcaldesa por inactividad.
Este muchachito, que en la mili estaría rodeado de calandracas por no saberse la teórica de la A, y castigado en Santa Ana a ir todos los días durante dos semanas al cuerpo de guardia a recoger la llave para abrir el campo de tiro, este cabo (interino) del destacamento del PP en el Ayuntamiento se pone estupendo sin saber de qué habla, y, sobre todo, sabiendo que desde el año 2001 hasta las elecciones de 2004 su partido rechazó en el Congreso de los Diputados hasta cuatro proposiciones no de ley para mantener abierto el CIMOV.
Este muchachito de la chaqueta azul (marengo) pertenece a un partido que cuando gobernaba, mejor dicho, mandaba, en el ayuntamiento no querían saber nada y que, ¡oh, milagro! al día siguiente de la visita de Bono e Ibarra al CIMOV, aparecieron cubiertos de medallas y laureles.
Este muchachito, en asuntos que ignora totalmente, lo mejor que debería hacer es callarse, porque no habría bastante con unas teóricas, necesitaría al menos pasarse un ciclo de formación para aprender el primer tiempo de saludo (que el único que conoce, según parece, es el saludo Piqué). Para hacerse escuchar, para hacerse notar, no hace falta gritar ni decir barbaridades, sino llenarse de argumentos. Y esos, desgraciamente, están vetados al conocimiento de un cabo (interino) de un destacamento.
Respecto a la inactividad a la que alude, y por los datos que son públicos, en lo que va de mes, recordar los siguientes:
1.- La Ministra de Defensa in person ha remitido un escrito al Presidente de la Junta de Extremadura garantizando la continuidad del CIMOV, garantizando la ampliación de la finca de Santa Ana para uso del propio CIMOV y para la unidad que en un futuro se ubique en dichas instalacones. Y diciendo que el Regimiento de Ingenieros de Burgos no se traslada ahora a Cáceres por falta de créditos en infraestructuras (crisis económica de la que es responsable máxima la alcaldesa de Cáceres, como si lo viera).
2.- La Ministra de Defensa in person ha comunicado a la alcaldesa el acuse de recibo de la propuesta de las personas que representarán al Ayuntamiento en la Comisión de Seguimiento del Protocolo firmado el día 2 de diciembre de 2008 (¡qué careto tenía el cabo -interino- del destacamento el PP, pobrecico mío!) y le comunica que en cuanto estén los nombramientos de la Junta y del Ministerio, comenzarán los trabajos de dicha Comisión.
3.- También la alcaldesa inactiva ha recibido un escrito del Director General de Infraestructura del Ministerio de Defensa en el que sale al paso de informaciones publicadas y garantizando la continuidad del CIMOV nº 1, así como que continúa adelante la previsión de ampliar los terrenos de Santa Ana y la plena vigencia del Protocolo firmado el día 2 de diciembre de 2008 (¡qué mirada perdida la del cabo -interino- del destacamento del PP! mientras asistía al acto de la firma).
4.- También ha recibido la inactiva alcaldesa otro escrito del Jefe del Gabinete de la Ministra en el que se asegura que “este Ministerio asume todos los compromisos recogidos en el protocolo. Por ello el CIMOV número 1 va a continuar desarrollando en Cáceres sus actividades en formación. Asimismo, se llevará a cabo la ampliación de terrenos como establece el protocolo, con el fin de dotar de una mayor capacidad tanto al CIMOV como a la Unidad que se ubique allí en el futuro“. ¡Menos mal que la alcaldesa ha estado inactiva!

Por cierto, se admiten comparaciones, muchachito, todas las que quieras.
Vale.

P.S. Y si este cabo (interino) del destacamento del PP en el Ayuntamiento de Cáceres no quiere seguir sepultado entre calandracas políticas, ya sabe lo que tiene que hacer con este post. Si se atreve.