Archivos para peleas de gallos

PELEAS DE GALLOS

En Cáceres, como suele suceder en muchas ciudades, se conservan algunos topónimos que están vinculados a alguna actividad profesional (Caleros, Tenería…) y también otros relacionados con otras actividades lúdicas. Lúdicas en su día, ahora ya no. Detrás del Centro de Salud de la Plaza de Argel se encuentra la calle Reñidero de Gallos y se suele asociar esa denominación por encontrarse en esa zona los lugares donde se llevaban a cabo peleas de gallos. Pero no solamente allí. En el lugar más céntrico de la ciudad, la calle Alfonso XIII, nº 2  y la calle Paneras, nº 1, también se celebraban peleas de gallos. Aquí, la crónica de dos peleas publica en EL BLOQUE, el 9 de febrero de 1909.

Anuncio del Café Santa Catalina. Cáceres.

CIRCO GALLÍSTICO (En “Santa Catalina”).

Volviendo por sus fueros la afición, celebró la primera pelea del año en el Establecimiento del Sr. Montalbán que se vió muy animado y concurrido.

Fueron dos las peleas casadas.

En la primera, mi amigo Pepe García presenta una jaca rebajada, gira, 3’06 peso, puya 15, frente á un pollo retinto de don Cándido Polo, con 3,10 y 16 respectivamente. Se juegan 12 pesetas y algunas más entre los aficionados.

En los revuelos y primeras subidas se encuentra pujante el retinto, hasta el punto que Pepe, que como el revistero tiene aficiones filatélicas, no acepta mi proposición de jugarnos 100 sellos á elegir de nuestras colecciones.

Pelea de gallos.

La gira, que agarra bien, se crece y tiene la suerte de quedar tuerto al contrincante. Á partir de aquí, la pelea pierde algún interés aunque el retinto es un buen pollo. Momentos antes de las tablas, cae el de Polo, ya ciego, nueva caída; cumplidas las legales el Presidente (Sr. Burgos) pronuncia la frase sacramental y la gira de García queda victoriosa aunque maltratada.

Segunda. Un pollo negro, gallino, recula, 3’05, puya 17, de Valiente (D. Eliseo) y otro también gallino, atabacado, de D. Edmundo Cordero. El último pesa 3’04 y tiene 20 milímetros en los puñales. Se cruzan 5 pesetas.

Jenaro el Carabinero

Que es buen aficionado

Vé subir el de Cordero

Y se juega su dinero

Contra el retinto y callado

Permanece el gallinero.

El gallino de Valiente lleva las de perder, así lo comprende el dueño que para salvarle la vida, haciéndole mucho honor, lo retira y pierde la quimera. Esta pelea fue floja.

Y no aviniéndose los dueños á casar una tercera, que anduvo en litigio y llegó á la pista, se levantó la sesión de que certifico, hasta la siguiente.

E.M.

Vale.