Archivos para Irene Alcahud

En más de una ocasión he escuchado a Miguel Ángel Aguilar referir una anécdota verdaderamente falsa (o viceversa) sobre un relevo de ministros en el tardofranquismo. Al entrar en el amplio hall del ministerio, un importante séquito acompañaba al ministro entrante. Le seguían los periodistas. El hall era un paso continuo de gente mientras en un lateral, sentado ante una mesa diminuta, un hombre mayor, con el uniforme de conserje, seguía, imperturbable, leyendo el periódico. El joven periodista se acercó a él y le preguntó.
  • Me parece extraño que pase todo el séquito, que pasen los periodistas y que pase el nuevo ministro y usted siga ahí, sentado, tan tranquilo.
  • ¿Y a mí que más me da? Respondió el conserje. Él es interino, y yo soy fijo.

El pasado viernes, 25 de mayo, es probable que algo muy parecido, quizás con un conserje interino, ocurriera. El pasado viernes, la alcasenadora de Cáceres, Elena Nevado, anunció que “a primera hora de la tarde” Defensa le había confirmado que los CEFOT “permanecerán activos” y recibirán tropa, “en función de la evolución de la oferta de empleo”.
Siendo un asunto tan delicado, y que tanto interesa (al parecer) a los cacereños y que tanto perturba la tranquilidad de la primera edil de la ciudad, hubiera sido mejor que hubiera dicho qué autoridad del Ministerio llamó, si recibió ella personalmente la llamada, si le habían transmitido expresamente que el Cefot de Cáceres continuará… a primera hora de la tarde.

Como siempre, nos superan los hechos y nos hunden las ganas de decir lo que algunos quieren oír y lo que nos interesa en el aparato de prensa y propaganda.

A la petición de la oposición de que se facilitara la comunicación recibida de Defensa “a primera hora de la tarde”, la única respuesta es que no se puede, porque fue telefónica. ¿Quién llamó, Pedro Morenés? ¿Fue la Subsecretaria Irene Alcahud en respuesta a la visita de cortesía de Elena Nevado el 5 de marzo? Eso… nunca lo sabremos.

Para mí que un viernes, a primera hora de la tarde, quien llamó fue el conserje interino encargado de ir cerrando puertas y pasillos cuando todos se han ido. Le dejarían un post it amarillo en la mesa diminuta del hall diciendo: “Busque en la guía de Cáceres el teléfono del Ayuntamiendo, llame y diga que los Cefot seguirán activos y recibirán tropa en función de la evolución de la oferta de empleo público. Alguien cogerá el recado”.

Debió ser así, porque desde por la mañana, el Ministerio de Defensa había colgado una nota de prensa en su página web que decía… exactamente lo que dijo la alcasenadora Nevado.

Aunque nunca sabremos, en realidad, quién llamó, porque con los recortes ya no quedan ni conserjes interinos.

O lo que es lo mismo: Una milonga más.

Vale.

Tras el despacho de Europa Press de ayer confirmando que Defensa ha congelado definitivamente para 2012 la oferta de empleo público para efectivos de tropa y marinería, que pone en riesgo evidente de desaparición el Centro de Formación de Tropa de Cáceres (ahora solamente medio vivo… o medio muerto) conviene volver a revisar las gestiones políticas que hubiera podido realizar la alcasenadora Nevado para evitar un daño irreparable a la economía local, a muchos ciudadanos, y a los militares y sus familias, que se verían forzados (no cabe otra, los militares siempre en primer tiempo de saludo) a dejar la ciudad.
Así, tras haber desterrado el concepto de “visita de cortesía” de la reunión mantenida entre la alcasenadora Nevado y la Subsecretaria de Defensa, Irene Alcahud, en el despacho de esta, conviene analizar cuáles han sido los pasos siguientes que la primera regidora de Cáceres ha ido dando.
Pensábamos que la publicación de determinadas informaciones por www.elperiodicoextremadura.comhabían supuesto el inicio de las gestiones políticas para mantener abierto y plenamente operativo en sus funciones de formación de nuevos soldados. Pero no. La reunión con la Subsecretaria de Defensa habría sido lo suficientemente clarificadora como para que, de modo inmediato, el PP de Cáceres, con Elena Nevado al frente se… se dedicara a montar una gran barricada, con el nombre de Plataforma, con la que salvarse.
Poco a a poco vamos sabiendo más. Por ejemplo, vamos sabiendo que la alcasenadora Nevado imploró la mediación de Mariano Rajoy, del mismisimo Presidente del Gobierno, ante el Ministro (que no ante el Ministerio) de Defensa. Pero esa mediación se solicitó antes, mucho antes de que El Periódico Extremadura desvelara los planes de Defensa.
¿Por qué la alcasenadora Nevado ocultó las informaciones reales que recibió de Defensa? Informaciones muy contundentes, tanto como para implorar la mediación de Rajoy (como si Rajoy fuera capaz de eso o de algo que suponga tomar decisiones). La respuesta, el 19 de abril, firmada por el educaco Jorge Moragas, fue interpretada por el primer teniente de alcalde Valentín Pacheco como un espaldarazo de Rajoy a la continuidad del Cefot, y esa intrepretación fue acogida con una gran ovación por el BOPP.
En realidad, la respuesta del Director del Gabinete a las plegarias desesperadas de la alcasenadora Nevado no es más que la confirmación de la inanidad en la que se mueve el Presidente del Gobierno, y la confirmación que el proceso que llevará, inexorablemente, si no se actúa por la ciudad y la ciudadanía de modo contundente, al cierre del Cefot.
Las plegarias de la alcasenadora Nevado se elevaban por el daño que le causaría la desaparición del Cefot a hosteleros, comerciantes, taxistas y otros gremios (se olvidó la primera edil de los militares y sus familias, que son ciudadanos de uniforme, que también votan y que, casualmente, la mayoría podrían ser votantes suyos).
La confirmación, la víspera del Día de las Fuerzas (http://www.abc.es/20120601/espana/abci-furzas-armadas-suspenden-convocatorias-201206012031.html) de la suspensión de convocatorias para nuevos soldados y marineros, confirma los peores presagios para los afectados por el futuro cierre del Cefot, y también confirma que ni la alcasenadora Nevado ha informado de todo lo que sabe (y lo sabe, precisamente en razón de su cargo) ni el Presidente Rajoy ha mediado, como ella le imploraba, o, si ha mediado, el Ministro de Defensa ha pasado de él como de comer mierda (expresión cuartelera donde las haya).
Pero hay algo que ya sabemos: si tenemos que esperar que el Presidente Rajoy sea el Casco Azul que se interponga entre los recortes que le ordenan de Europa y el ejecutor Morenés, el Cefot puede darse por… ¿cerrado?
Vale.