De provincias

cercadelasretamas —  mayo 26, 2020 — Deja un comentario

En estos tiempos de fake news y de opiniones encajadas para ser premiado, siquiera (y es mucho) con el inane reconocimiento de otros provincianos, circula algún que otro componedor de frases, a veces con cierto sentido, a veces con el único sentido del odio aprendido de tantos años de ejercicio, que uno echa en falta a aquellos auténticos componedores de sillas de mimbre en las que los convecinos se sentaban al caer la tarde veraniega, después de regar las macetas y dar un poco de frescor y humedad al ambiente.

Esos componedores de frases son una recua de lo que ellos se creen “escritores” por el simple hecho de juntar letras y conocer (y cuando no, pagar) a impresores que las den forma de libros, y tan malos resultan que ni siquiera sirven para calzar el escaño del zaguán de la que fue la casa de los honrados abuelos.

Pero suelen formar parte de una cuadra (cada ganadero tiene la suya), y que se dedican a la alabanza de sus iguales y el denuesto de los rivales. Sirven para rellenar alguna columna, o dos, de los libelos que van quedando en papel. También son banderines de enganche (como aquellos que tenía la Legión) a los que se pega la especie que más consume esa diatribas: los que leen (otra cuestión es la comprensión lectora) esas columnillas tomando un café aguado.

Seguro que los seguidores de esos libelos provincianos conocen a algún sujeto de esta especie de componedores, Incluso, hay periodistas de plantilla que han transformado sus reportajes o artículos en croniquillas en las que, mediante el halago de sus iguales siempre dejan ver el insulto a los que no lo son.

Como soy de provincias, de vez en cuando veo, leo e intento comprender (la capacidad de transmisión de algún componedor es manifiestamente mejorable) de qué van esas letras (las 500 palabras, por ejemplo, que tiene que tener para encajar en el hueco del papel), y en ocasiones tropiezo con alguno cuya intención comunicadora sigue, como en sus muchos años anteriores, presa de los mismos barrotes, de la misma cárcel.

Vale.

cercadelasretamas

entradas

curioso

No hay comentarios

¡Se el primero en comenzar la conversación!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .