Váyase al carajo, señor Mariano

cercadelasretamas —  diciembre 26, 2014 — Deja un comentario

Hoy, en vísperas del 28 de diciembre, el Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha hecho su balance del año y sus profecías para el próximo año electoral de 2015. Después, fuese y no hubo nada.

Dice el señor Mariano que el año 2014 ha sido mejor que el 2013 y que hace 80 años no había tantos zapatos, y muchos españoles iban en zapatillas de esparto.

Váyase al carajo, señor Mariano.

Dice que las cifras de empleo han mejorado con respecto a 2013, ¡faltaría más!, pero no ha tenido ningún recuerdo efectivo para los más de 4.500.000 parados que figuran en las listas oficiales y más de 5.500.000 que dice la EPA del nido de rojos llamado INE.

Váyase al carajo, señor Mariano.

Dice que las cifras del paro han mejorado, pero no ha dicho nada de la disminución real y efectiva, en un año, en más de 500.000 habitantes de nuestro país, en su mayoría personas de edad fértil y edad laboral.

Váyase al carajo, señor Mariano.

Dice que estamos tan bien, tan bien, y que en 2015 vamos a estar tan bien tan bien que él, El Magnánimo, sube el salario mínimo interprofesional en 3,30 euros al mes, y que la pensión media subirá en la cuantía, auténticamente espectacular, de 2 euros al mes. Él, El Magnánimo, dice que son subidas modestas, y lo ha dicho sin reírse, pero con las babas escurriéndole por las comisuras de los labios.

Váyase al carajo, señor Mariano.

Dice que la economía va tan bien, tan bien, gracias a él, que la inflación ha caído tanto que eso mejora la capacidad de compra de los españoles, cuando la realidad es que la capacidad de compra de los españoles ha caído tanto que ni la bajada de los precios puede compensar una economía desastrosa… salvo para las empresas del IBEX 35.

Váyase al carajo, señor Mariano.

Dice que la economía crece sin menoscabar el estado del bienestar, eso dice el gallego, sin que su ojo izquierdo detecte la mentira: el tic desaparece cuando desde la primera palabra del discurso hasta la última, todo son mentiras, medias verdades o frases huecas llenas de hipocresía y de cinismo.

Váyase al carajo, señor Mariano.

Cuando El Magnánimo habla del estado del bienestar, no lo hace pensando en los enfermos de Hepatitis C, a los que tiene en el corredor de la muerte, ni lo hace pensando en enfermos de múltiples dolencias para cuya investigación ha cercenado todo tipo de recursos y nuestros investigadores ya no emigran, huyen, se exilian porque el presidente del Gobierno de su país los expulsa.

Váyase al carajo, señor Mariano.

Dice que el año 2015 será el de la consolidación de la recuperación, pero mantiene congelados los sueldos de los empleados públcios y, generoso él, va a pagar 44 días de la extra que le robó en diciembre de 2012, pero no dice que esa devolución está obligada por múltiples sentencias judiciales.

Váyase al carajo, señor Mariano.

Dice que vamos tan bien tan bien que va a mantener medidas de gran importancia social para la igualdad de todos los ciudadanos ante la ley, como la Ley de Tasas Judiciales, que ha terminado con la Justicia gratuita y solamente pueden acudir a los tribunales los que tengan dinero. Es decir, los dueños de las empresas para los que gobierna.

Váyase al carajo, señor Marian.

Dice que 2014 ha sido un buen año y que 2015 será la releche, pero no tiene agallas de decírselo a los jóvenes a los que tiene condenados, a los jóvenes cuya formación ha costado tanto dinero al Estado y ahora no pueden devolverlo produciendo porque no tienen los medios ni la iniciativa de un Gobierno que se comporta como un grupo de sociópatas.

Váyase al carajo, señor Mariano.

Dice que estamos tan bien en el año que termina y que en 2015 vamos a estar mejor, y la realidad es que, vulnerarndo los derechos humanos, priva de libertad a un militar, el Teniente Gonzalo Segura, por denunciar la corrupción en las FAS, o que obliga a una militar, la Comandante Cantera de Castro, a tener que pedir su salida porque la persecución de la que ha sido objeto por denunciar a un superior por acoso.

Váyase al carajo, señor Mariano.

Dice que va a luchar contra la corrupción, él, el presidente de un partido cuya sede se ha construido con dinero negro, un partido que tiene en sede judicial acreditada la existencia de una caja B, un partido con todos sus extesoreros imputados y el que él nombró está en la cárcel, él dice que va a luchar contra la corrupción. No ha dicho que va a luchar contra sí mismo, porque no estuvo el día que el Juez ordenó registrar la sede de su partido, que más que una sede es una fosa séptica colapsada.

Váyase al carajo, señor Mariano.

… Y así, ad infinitum, podría seguir mandando lejos a Mariano Rajoy Brey.

Vale.

cercadelasretamas

entradas

curioso

No hay comentarios

¡Se el primero en comenzar la conversación!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s