Archivos para Caja Duero

Hubo un tiempo en el que Cáceres contaba con varios cines, Astoria, Norba, Coliseum, Capitol, Capitol de verano, junto al Astoria. El primero en sucumbir al ladrillo fue el Norba, luego el Capitol de Verano, luego el Astoria. El Coliseum, propiedad del obispado y ubicado en los bajos de un edificio de 10 plantas, adquirido como bien mostrenco por Caja de Extremadura, sigue exisitiendo pero tapiado y bien tapiado y sin salida urbanística viable. El Capitol, adquirido por Caja Duero (antes denominada Caja de Salamanca y Soria, que había aterrizado en la ciudad y que compró la Caja Rural, situada donde ahora está la oficina principal de Caja Duero-Caja España…) se transformó en un Centro Cultural de la Obra Social de la entidad de ahorro castellano leonesa.

Ahora, cuando uno pasa desde las Cuatro Esquinas a la calle de Moros, observa nula actividad en el Centro cultural Capitol. No parece existir nada que permita abrir sus puertas. Una exposición de pinturas, un ciclo de cine… Algún concierto inaudito…

6231903QD2763A0001YQ

Otro edificio más cerrado. Con una superficie de 866 m2 construidos, sobre 641 m2 de suelo, permanece con su hornacina de cartelería vacía.

Ni un recuerdo de los programas dobles que programaba Sergio Bejarano, nada. Ni un recuerdo de aquel cine que, por ejemplo, se atrevió a programar Bartleby (El escribiente) una maravilla sobre un cuento de Herman Melville.

Ahora no hay programación. Un centro cultural en el que la entidad bancaria invirtió una buena suma de dinero para sustituir sus viejas butacas rojas por un moderno graderío, un remozado escenario, sobre el que lo mismo se proyectaba cine o se representaba alguna obra de teatro o servía de presidencia a reuniones de colectivos…

IMG_20160425_183301 IMG_20160425_183324

Una ciudad cuyos mandatarios se empeñan en contar cuentos como el de conseguir la cesión gratuita de un inmueble (la vieja cárcel) para el que no hay ni un euro en la caja, no es capaz de conseguir (¿lo habrá intentado? lo dudo) que un espacio cultural ya hecho, que ha funcionado con modernas tecnologías, pueda estar al servicio de ¿la cultura? O de lo que la alcaldesa de Cáceres entienda por eso, ya que en el pleno de abril puso de ejemplo de su aprecio cultural el haber asistido a un refrito local en honor de Rocío Jurado.

El Capitol es un espacio ya llamado a engrosar esta serie de inmuebles cerrados por falta de uso.

IMG_20160425_183334 IMG_20160425_183407IMG_20160425_183502

Por supuesto, que quien esto escribe pudiera aportar ideas de cómo conseguir, por ejemplo, que el Capitol reabriera, fuera útil al desarrollo cultural de la ciudad, pero la realidad me espanta, porque mientras un escenario tan natural como la Plaza de San Jorge para el teatro, se entrega de hoz y coz a un negocio privado (una fundación dícese que sin ánimo de lucro), sin que nadie lo impida, bien por falta de ganas pero, creo, más que nada por falta de capacidad, cualquier aportación resultará baldía.

Vale.