Archivos para El Curita

Se dice, en nuestro ordenamiento jurídico, que todos tenemos derecho a nuestro juez natural, excepto los aforados, que en razón del cargo que les otorga el aforamiento, son juzgados por instancias superiores.
En el caso de El Curita Camps, sin embargo, no se ha cumplido lo de que en razón de su aforamiento su caso haya sido visto por instancias superiores, sino que ha sido visto por el juez natural.
Es natural que el caso de los trajes (¿sólo los trajes? ¿y los regalos a su esposa, a su hijo?) lo haya visto el juez natural que corresponde: un amigo tan íntimo, tan amigo, que habría que buscar una nueva palabra para definir su amistad.
Yo quiero, para mí, un juez tan natural y tan amigo como el que ha tenido Camps… pero nunca lo tendré, porque (¡qué desgracia!) no soy ni de derechas ni meapilas ni amigo de Trillo.
Vale.